No todo es fiesta en Cosquín

No todo es fiesta en Cosquín

24Ene22 0 Por María Eugenia Marengo

El domingo 23 de enero, en la Plaza San Martín de Cosquín se encontraron artistas, vecinos/as, turistas, militantes y familiares de Cecilia Basaldúa, acompañados por otras familias víctimas de las violencias de Estado,  para visibilizar la impunidad que rodea a la causa de su femicidio.

 “La alegría sería completa si no nos faltara Cecilia, si no nos faltaran nuestras amigas, nuestras madres, nuestras hijas, nuestras hermanas”, expresaron integrantes del Movimiento Plurinacional disidente y feminista de Capilla del Monte.

Desde el espacio de Feministas del Abya Yala surge esta convocatoria ante la necesidad de ponerle nombre a la impunidad y hacerlo público. A lo largo de la jornada tomaron la palabra familiares de Joaquín Paredes, el joven de 15 años asesinado por la policía en Paso Viejo; compañeras de Flavia Saganías, condenada a 23 años por escrachar al abusador de su niña en las redes; Soledad, la hermana de Yamila Cuello, desaparecida hace doce años en la ciudad de Córdoba. También compartió unas palabras, Mariana, abuela de las niñas, Lilian y María del Carmen, asesinadas por las Fuerzas de Tareas Conjuntas del Estado Paraguayo y de Lichita, aún desaparecida.  Mariana es la madre de Laura Villalba, detenida en una cárcel de Paraguay, madre de una de las niñas asesinadas. Con todo el dolor cargado en su cuerpo, no dejó de sostener la importancia de unirse y seguir luchando.

La Fiscalía de Cosquín reúne diversas causas que hace tiempo vienen siendo cuestionadas por las formas de investigar que lleva adelante la Fiscal Paula Kelm. No es la primera vez que esta ciudad es el centro de reclamos y demandas ante las irregularidades que llaman la atención tanto de los familiares de las víctimas como de las y los abogados que conforman las querellas.

Al archivo de la causa de Jorge Reyna, el joven que apareció muerto en la Comisaría de Capilla del Monte en el año 2013, hoy se le suman las imprecisiones que hay en la investigación del femicidio de Cecilia Basaldúa ocurrido en abril de 2020, en la misma localidad. La falta de perspectiva de género, el resultado parcial de pericias, el maltrato a la familia de Cecilia y una fiscal que no conoce el territorio, incrementan la incertidumbre de su familia cuando además, según sus abogadas, las líneas de investigación propuestas por la querella no son tenidas en cuenta.

“Estamos acá porque lo que falta es justicia. Le pedimos a la Fiscal Paula Kelm que se corra, que deje investigar. También le pedí a Diego Concha, ex director de Defensa Civil, la persona a cargo de la búsqueda de Cecilia, que se corra y hoy está detenido por abuso sexual y una joven muerta gracias a ese impresentable, yo lo denuncié desde un principio”, manifestó Daniel Basaldúa.

Luana Ludueña, era una joven bombera de 26 años que denunció a Diego Concha por violación. Las secuelas, junto a las amenazas y el hostigamiento que recibía, la llevaron a quitarse la vida. Distintas organizaciones trajeron su memoria y dieron cuenta de cómo el suicidio de Luana es un crimen patriarcal, una evidencia más del entramado corrupto y el encubrimiento político que gobierna en la provincia de Córdoba. Hoy se está pidiendo que se aplique el antecedente de Sathya Aldana y se cambie la carátula por “homicidio en ocasión de abuso sexual”.

Con el compromiso de distintas artistas, el domingo fue un encuentro por la justicia, un abrazo a las familias desde la poesía, el canto y la palabra colectiva que se hace imprescindible en la lucha por la verdad.

Este año está previsto el inicio del juicio por el femicidio de Cecilia con un único imputado, “esa fiscal que ya quiere cerrar el caso sin la vocación de encontrar a los verdaderos culpables”, expresaron las organizadoras.

Durante toda la tarde se escucharon con fuerza las preguntas que surgen de la causa de Cecilia. “Señora. Fiscal: necesitamos respuestas: ¿Qué le pasó a Cecilia? ¿Por qué no se investiga junto a su familia? ¿Por qué se desechan las pruebas presentadas por la familia?

¿Por qué no se investiga a la policía de Capilla del Monte? ¿Por qué no existe en su fiscalía perspectiva de género?  Cosquín puede estar de fiesta, pero la felicidad es otra cosa. Cecilia Basaldúa Presente!!!”.

Fotos: María Eugenia Marengo y Bernardo Ferraris

María Eugenia Marengo

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter