El que se vacuna se convierte en yacaré

El que se vacuna se convierte en yacaré

7Feb22 0 Por Tramas

Las poblaciones originarias de Brasil suman a las múltiples agresiones que sufren para ser despojados de sus territorios, la difusión de noticias falsas que afectan sus posibilidades para enfrentar a la pandemia.

El 3 de febrero de 2022, la Articulación de Pueblos Indigenas de Brasil (Apib), contabilizó un total de 1263 indígenas muertos de covid-19 y 65.104 casos de contagio, desde que se inició la pandemia. Los indígenas tienen un indice de 141 fallecidos cada 100.000 habitantes, menor que el promedio nacional. Sin embargo se considera alto debido a que la mayoría vive en aldeas rurales, lugares aislados y con menos posibilidades de contagios.
Las poblaciones originarias de Brasil viven acosadas por los latifundistas, empresas multinacionales y el gobierno que desconocen sus derechos constitucionales, criminalizan a sus líderes, avanzan sobre sus territorios y destruyen los bosques y contaminan los ríos.
A estas agresiones, en tiempos de pandemia se han sumado la difusión de noticias falsas que han promovido la resistencia a las vacunas contra el Covid en algunos grupos indígenas, con las consecuencias conocidas de alta mortalidad.
Un avanzado en ese campaña de desinformación fue el presidente Jair Bolsonaro que, en diciembre de 2020, advirtió que la vacuna puede convertir una persona en yacaré. El comentario puede parecer gracioso, salvo para los originarios que creen en la transformación de humanos en animales y no valoran al yacaré como un personaje muy agradable.
Otras mentiras difundidas fueron que las vacunas contiene un chip que, introducido en la persona, provoca su muerte más tarde o la somete al control de los comunistas, o que las mascarillas venían de China ya contaminadas para enfermar sus usuarios. En la difusión de estas mentiras y la prédica antivacunas se involucraron iglesias evangélicas que tienen mucha influencia en algunas comunidades originarias.
Para intentar contrarrestar esta campaña, comunicadores originarios empezaron a hacer cartillas y podcast en lenguas indígenas y portugués. En el Alto Río Negro, una zona que limita con Venezuela y Colombia, viven 23 pueblos originarios que se organizaron en la Federación de las Organizaciones Indígenas del Rio Negro (FOIRN). Una de las iniciativas de esta organización es la Red Wayuri de comunicadores indígenas, que se ocupa de denunciar los atropellos que sufren sus comunidades. Wayuri quiere decir trabajo colectivo en nheengatu, una de las tres lenguas indígenas oficiales en São Gabriel da Cachoeira. La red, creada en 2017, cuenta con 20 comunicadores de 10 etnias de la cuenca del río Negro, llamado así por el color de sus aguas. Esta red también se involucró en esta batalla contra la desinformación que ha provocado retrasos en la vacunación.

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter