Sigue la desnacionalización de la Patagonia: Australianos compran 140.000 Ha en Chubut

Sigue la desnacionalización de la Patagonia: Australianos compran 140.000 Ha en Chubut

9Feb22 0 Por Tramas

Los compradores son de la empresa Fortescue Future Industries (FFI), que está involucrada en el proyecto de producción de hidrógeno verde para exportación.



La noticia sobre la compra de campos por parte de capitales extranjeros salió a la luz por una queja de la Sociedad Rural del Valle de Chubut, que expresó su preocupación por el vaciamiento de la producción ovina en la región debido a que “se han vendido 10 o 12 campos que podrían llegar a ser 140.000 hectáreas” a empresas australianas. Según el ingeniero Ricardo Iriani, Presidente de la SRA, estos campos son productivos y “los dueños se han endeudado invirtiendo en alambre, molinos, en instalaciones, en ovejas y estaban produciendo. Ahí viene la preocupación en cuanto a que se queda gente sin trabajo y es menos riqueza que se genera para la provincia de Chubut”.

Intentan hacernos creer que este traspaso a manos extranjeras es indispensable porque la empresa ubicará sus molinos de viento para producir energía eólica. Esto es tan disparatado como afirmar que las empresas que montaron las torres que traen energía eléctrica de El Chocón, necesitaban comprar los campos por donde pasaba la red. Para situaciones como esta se inventaron las “servidumbre de paso”. En algún momento el gobierno de Cristina Kirchner mostró su preocupación por la tenencia de tierras en manos de extranjeros y aprobó una ley que ponía un tope de 1000 hectáreas a cada propietario extranjero, o su equivalente en la zona núcleo, que es la más productiva, y está delimitada en el norte bonaerense, el sudeste de Córdoba y el sur de Santa Fe. Macri, modificó por decreto esa ley. Sería bueno preguntar qué ley se aplica para que una empresa extranjera, amparada por el gobierno nacional adquiera 140.000 Ha.
En el mismo momento que medios de comunicación afines al gobierno ensalzan la excursión de un grupo de militantes al Lago Escondido, como refirmación de la soberanía, se produce este nuevo episodio de desnacionalización de tierras en la Patagonia.
La cuestión de la desnacionalización de la tierra en la Argentina, es un tema que sorprende a observadores de otros países, porque es una rémora colonial. Lo habitual en los estados modernos es que la legislación prohíba que los extranjeros sean dueños de grandes extensiones de tierra.
En la Argentina los datos son escalofriantes: El grupo Benetton es dueño de 884.200 hectáreas, la mayoría en la Patagonia. También en esa región tienen grandes propiedades los multimillonarios estadounidenses Douglas Tompkins, Ted Turner –fundador de la cadena de noticias CNN-, y Ward Lay –dueño de las papas fritas Lay’s y director de Pepsi-Cola. También se han conocido recientemente inversiones de capitales de Qatar. En Mendoza, el grupo malayo Wallbrook es dueño de 480.000 hectáreas. Las empresas italianas Radici y Todini, también son grandes terratenientes. Joe Lewis, propietario de 12.000 Ha, en la zona de Lago Escondido, y de otra gran propiedad en la zona occidental de la Provincia de Chubut, es otro más de esa lista.
Todos los extranjeros que han comprado tierras en la Argentina se han presentado como grandes inversores y benefactores. Hace unos meses el Presidente Fernández presentó a Fortescue Future Industries (FFI), elogiando el aporte de su proyecto al cambio climático y remató diciendo: “Argentina tiene una gran oportunidad por delante y necesita empresas así, que inviertan y generen trabajo”.
Joe Lewis, que llegó en tiempos de Menem, dice que también vino por razones filantrópicas. Asi se presenta en la página web de su estancia: “Preservando las montañas y planicies de la Patagonia. A través de la administración de 78.000 m2, Lago Escondido es una estancia argentina en desarrollo, dedicada a mejorar y proteger el extraordinario paisaje de la región oeste de la Patagonia. Lago Escondido sostiene programas que favorecen el medioambiente en relación a la tierra, la agricultura, los bosques y la fauna”.

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter