La causa por espionaje ilegal en el océano profundo de Comodoro Py

La causa por espionaje ilegal en el océano profundo de Comodoro Py

10Feb22 1 Por Darío Balvidares

Las querellas que representan a familiares de los tripulantes fallecidos en el hundimiento del ARA San Juan presentan su apelación al pase de la causa por “espionaje ilegal” del juzgado federal de Dolores a los tribunales porteños.

Como habíamos adelantado en Tramas, el juez de Dolores, Martín Bava, el pasado primero de febrero había resuelto remitir la causa sobre el espionaje ilegal a familiares de los 44 tripulantes fallecidos en el hundimiento del submarino  ARA San Juan, por la que procesó al ex presidente, Mauricio Macri, a los tribunales de Comodoro Py. Ahora los expedientes del espionaje están en el juzgado de Julián Ercolini.

La Dra. Valeria Carreras, que representa la parte mayoritaria de la querella, en su apelación, pide que quede sin efecto la resolución del giro de la causa del juez Martín Bava a Comodoro Py y que se “ordene la remisión por los motivos expuestos, a la justicia federal de Caleta Olivia o al juzgado federal más alejado de los tribunales de la Ciudad de Buenos Aires, con asiento en Comodoro Py 2002”.

La Dra. Carreras manifiesta en su escrito que “para las querellantes caer en las garras de Comodoro Py es saber de antemano que perderán toda chance de verdad“.

En una entrevista que le realizaron a la abogada Carreras en radio Provincia comenta que la estrategia de los tribunales porteños en las causas sobre espionaje que se investigan en el que está fuertemente vinculado el gobierno macrista, fue la figura del cuentapropismo.

Las causas que se investigaban de espionaje ilegal durante el macrismo, no eran de espionaje, sino que eran cuentapropistas que por su propio deseo y por sus propios medios, se les había ocurrido seguir, hacer una ficha, fotografiar, a distintas personas. No olvidemos que eran desde los presos políticos, sus abogados; hasta Horacio Rodríguez Larreta, (María Eugenia) Vidal, (Diego) Santilli, a quienes debe tener de rehenes el ex presidente, porque se muestran paraditos y apoyándolo, sonrientes, al lado de quien habría dado la orden de espiarlos…”, afirma, no sin ironía, la letrada querellante.

Y agrega que, “…como sabíamos que esto iba a ocurrir, ya me había puesto a trabajar en los argumentos  de por qué no debería intervenir Comodoro Py (…) y voy a argumentar con todo lo que fui recabando de Comodoro Py respecto de la competencia. Ellos, (los tribunales de Comodoro Py) dos veces se declararon incompetentes para entender en causas relacionadas con el ARA San Juan y la mandaban a Caleta Olivia, voy a utilizar esos mismos argumentos”.

Cabe destacar que la causa del hundimiento, que sí está en el juzgado de Caleta Olivia y que, por supuesto fue la primera relacionada con la desaparición del submarino, se encuentra bastante demorada en su avance, porque la jueza a cargo del juzgado federal de Caleta Olivia en  provincia de Santa Cruz, Marta Yánez  había decidido cerrar la investigación y enviar la causa a juicio, pero la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia (su instancia superior) estableció que la investigación debe continuar.

A nadie se le puede escapar que el espionaje ilegal fue un dispositivo de Estado, de lo contrario no habría tantas causas abiertas en distintos lugares y con diferentes sesgos.

La causa tiene las suficientes pruebas para demostrar que hablar de “cuentapropismo”, cuanto menos, es un argumento tan pueril como cínico y perverso.

Pero más allá de las opiniones de quien escribe esta nota, también es importante resaltar que en todo este entramado también fue espiada la abogada Carreras, ella misma relata que “nuestra causa,  la causa principal del hundimiento, fue direccionada, fue infiltrada, fue abortada cada una de las pruebas que se pedían por escrito, justamente porque también fuimos escuchadas las abogadas, Lorena Arias y quien te habla…”.

El otro querellante es el Dr. Luis Tagliapietra, padre de uno de los tripulantes, que en declaraciones a radio KLA de Mar del Plata, sostuvo que “la resolución es tendenciosa (…) porque la cámara federal de Comodoro Py está alineada con el ex presidente Macri (…) nosotros queremos llegar a la verdad, pero fundamentalmente a la justicia (…) queremos entender por qué fuimos espiados, por qué fuimos perseguidos, por qué les interesaba tanto qué sabíamos y qué íbamos a hacer. Nos queda una ardua lucha porque lo que resuelva el juez (Julián) Ercolini va a ser revisado por esa cámara y el riesgo de que todo se vaya a la basura es muy grande…”.

Tagliapietra argumenta que es “jurídicamente insólito” que se hayan girado los expedientes de la causa de espionaje a Comodoro Py por lo avanzado de la investigación y justamente por el procesamiento de Mauricio Macri, además de los ex titulares de la AFI, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani.

También recordemos que esta causa se inicia en Mar del Plata con el juez Santiago Inchausti, a quién la propia Cámara federal de Mar del Plata, le indica que la causa debe transitar en el juzgado federal de Dolores en el que ya no estaba el juez Alejo Ramos Padilla que investigaba las actividades de las bases de la AFI en la provincia de Buenos Aires entre 2017 y 2018, y había descubierto cómo se espiaba a dirigentes sociales, políticos, eclesiásticos y sindicales.

La Cámara de Mar del Plata, en un fallo firmado por los jueces Alejandro Taza y Eduardo Jiménez, sostuvo que esos hechos, que ocurrieron en Mar del Plata, son “un desprendimiento sin orden judicial de los sucesos que tramitan en Dolores, en base a las evidencias obtenidas producto de las ordenes de presentación diligenciadas ante la Delegación Provincial de Mar del Plata de la AFI“.
El fallo advierte que la remisión del expediente a Dolores no es apelable, en tanto no constituye una sentencia definitiva ni equiparable a tal, ni pone fin a la investigación.

Así la historia del nacimiento de esta causa en la que tenía competencia la cámara federal de Mar del Plata, que posteriormente y en dos oportunidades confirma la competencia del juez Martín Bava, quien de manera “insólita” gira la causa a los tribunales de Comodoro Py, aunque el propio Tagliapietra, no solo tilda lo “insólito” de la medida, sino que la califica de “absurda” “…porque el argumento para que la causa vaya a Comodoro Py, termina siendo casi una confesión… los camaristas dicen que tiene que estar allí en virtud de que la sede (central) de la AFI está en la Capital Federal. Esto, virtualmente, implica un reconocimiento de que salieron órdenes de la sede de la AFI…”, sentenció.

Si una causa como ésta y las otras abiertas sobre el espionaje ilegal, utilizando el aparato de inteligencia del estado, es hundida en los siniestros mares del aparato judicial, significa o que no entendimos nada como sociedad de lo ocurrido durante la última dictadura genocida, o peor, que hemos dejado reproducir el huevo de la serpiente.

Darío Balvidares

Imagen destacada: Prensa Latina

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter