Fallo de la FIFA: A vergonha não tem fim

Fallo de la FIFA: A vergonha não tem fim

14Feb22 0 Por Tablón Argento

En un fallo vergonzoso la FIFA, ordenó que vuelva jugarse el partido suspendido entre Brasil y Argentina, sancionó a cuatro jugadores de la selección de Scaloni e impuso multas a las Asociaciones futbolÍsticas de los dos países. La máxima autoridad mundial del fútbol convirtió un hecho que le daba la posibilidad de una decisión ejemplificadora, en una oportunidad recaudatoria.



El 5 de setiembre de 2021 se disputaba la fecha de eliminatorias para el mundial de Qatar en el estadio Neo Química Arena de San Pablo entre Argentina y Brasil. El partido ya había comenzado cuando, a los cinco minutos, autoridades sanitarias locales interrumpieron el encuentro acusando a los jugadores argentinos Buendía, Martínez, Lo Celso y Romero de incumplimiento del protocolo de salud. Estos jugadores pertenecen a la Liga Inglesa de Fútbol y habían sido parte de la delegación argentina que, días antes, había jugado contra Venezuela la fecha de las eliminatorias. La discusión entre si deben prevalecer las normativas sanitarias del país o la de las asociaciones deportivas internacionales, quedó planteada en el caso del tenista Novak Djovic en el abierto de Australia. Y en ese caso hubo una decisión, a mi entender correcta, de privilegiar la normativa del país donde se desarrollará el evento. Pero nada de esto ocurrió en el partido Brasil vs Argentina.
El partido en cuestión se inició normalmente porque tanto la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL), como las autoridades sanitarias nacionales de Brasil, autorizaron que se iniciara. Quien invadió el campo de juego fue una autoridad sanitaria regional. Esto es lo mismo que si Novak Djovic hubiera iniciado el torneo y le hubieran impedido seguir jugando porque intervino la autoridad sanitaria de Melbourne. Peor aún, abre la posibilidad de que, en cualquier momento del partido, una autoridad externa al evento deportivo ingrese y se lleve a un jugador o suspenda un encuentro. Imagínense que en el momento de patearse un penal, ingresen un par de policías locales y se lleven detenido al arquero.
Para completar este fallo vergonzoso de la FIFA, se sanciona al equipo local con 50 mil francos suizos por “abandono de partido”. Esa decisión da la oportunidad a que un equipo al que lo están pasando por arriba, pueda abandonar el juego, pague una platita, y el partido se vuelve a jugar.
Lo de la sanción a los cuatro jugadores argentinos, por dos fechas, también es patético. Por la injusticia, ya que habían sido autorizados por la CONMEBOL y porque va a ser de fácil cumplimiento, ya que a las eliminatorias le faltan dos fechas y el equipo argentino ya está clasificado. Son como las penitencias que le daba el cura de mi pueblo al usurero que se iba a confesar todos los domingos: Un padre nuestro, un Ave María y, lo más importante, que no se olvide de cotizar en la bolsa de las limosnas.
La cotización, en este caso, ya tiene números. La AFA tendrá que pagar por “incumplimiento de sus obligaciones en materia de orden y seguridad, preparación y participación en el partido”, 200 mil francos suizos y la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) por “infracciones relacionadas con el orden y la seguridad” 500 mil francos suizos.
Se ha hablado mucho y mal de la FIFA. Las acusaciones contra los mandamáses del fútbol mundial son diversas y coloridas: coimas, negociados, lavado de dinero, etc. Resolver el bochorno de la suspensión del partido Brasil vs Argentina, con un fallo vergonzoso, le agrega una mancha más al tigre.

:

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter