En Santa Fe la docencia va al paro

En Santa Fe la docencia va al paro

2Mar22 0 Por Juan Pablo Casiello

Una vez más en la provincia de Santa Fe el comienzo del ciclo lectivo será con conflicto.



Así lo definió la asamblea de Amsafe luego de una votación en las escuelas donde se expresaron casi 33 mil docentes rechazando la propuesta del gobierno de Perotti y acordando un plan de lucha con dos semanas de 48 horas de paro. Para el arranque del 2 y 3 de marzo se sumaron también los docentes privados del Sadop.
Es que en las escuelas hay mucho malestar: con el gobierno de Perotti en general y con la gestión de su Ministra Adriana Cantero, histórico cuadro político de la educación religiosa, en particular. Al achicamiento del presupuesto educativo que se expresa en medidas de ajuste, se suma un Ministerio de Educación con rasgos autoritarios que en cada orden y contraorden demuestra su incapacidad de gestión.
La propuesta salarial rechazada fue de 41% en cuatro tramos; similar en los porcentajes a la de la paritaria nacional docente, pero 4% por debajo. El gobierno se justificó diciendo que de esa manera se compensaba los 4 puntos más dados en Santa Fe el año pasado.
Justo es reconocer que, como en varias provincias, los salarios en Santa Fe están bastante por encima del piso nacional. No le resulta fácil a Sonia Alesso -Secretaria General de la Ctera y simultáneamente de la Amsafe- aplaudir un piso de $50 mil a nivel nacional y rechazar con paros un piso de $75 mil en su provincia.
En cualquier caso, la convicción de la docencia santafesina es que venimos con un salario deteriorado y se impone una necesaria recomposición. Mucho más cuando tenemos un gobernador que repite que Santa Fe lidera la recuperación económica a nivel nacional y que las cuentas fiscales muestran superávit.
Además, aumenta el rechazo la continuidad de cifras no remunerativas o “en negro”; mecanismo que desfinancia a la Caja de Jubilaciones de la provincia y también a nuestra obra social que viene sufriendo un franco proceso de deterioro.
Otro fuerte reclamo tiene que ver con la necesidad de multiplicar las asignaciones familiares que tienen valores irrisorios: hoy para lxs trabajadorxs provinciales el adicional salarial por hijo es de apenas $ 780.
El gobierno ya empieza a jugar la carta de la amenaza de los descuentos. La conducción de Sonia Alesso navega entre sus compromisos con el Frente de Todos y la presión de la base. El accionar de fuertes delegaciones opositoras como Rosario o General López y una buena base de democracia sindical obligan en muchas ocasiones a la dirección Celeste a asumir posiciones combativas; más aún si tenemos en cuenta que estamos a las puertas de un proceso electoral para renovar las conducciones del sindicato.
Este miércoles 2 empieza formalmente la pulseada. Sin dudas el paro va a ser masivo. Pero quizás más en la contundencia de las marchas convocadas en Rosario y otras ciudades se puede ir tomando el pulso de la situación.
El gobierno está golpeado, pero parece dispuesto a jugar a fondo la carta de los descuentos con el objetivo de disciplinar a la base docente. La conducción del gremio a nivel provincial va a buscar todos los caminos para cerrar rápidamente el conflicto. Las conducciones de los departamentos “opositores” del sur provincial tienen el desafío de desarrollar una perspectiva alternativa que permita cerrar el conflicto con un buen saldo para toda la docencia.

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter