No a la expropiación de la Escuela Ayrolo

No a la expropiación de la Escuela Ayrolo

3Mar22 0 Por Darío Balvidares

No a la expropiación de la Escuela Ayrolo

Una intensa convocatoria que reunió a la comunidad educativa de la Escuela Bartolomé Ayrolo, vecinos del barrio, integrantes de la Junta de Estudios Históricos de Villa Devoto, la comunidad de sordos e hipoacúsicos, referentes políticos y sindicales, exalumnos y transeúntes que pasaban y se quedaban a dar su apoyo a la movida contra la expropiación del Palacio Ceci.

La cita fue a las 11.30 de ayer,  para expresar el repudio a las intenciones del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires de expropiar ( ¿rematar?) el Palacio Ceci, donde funciona la Escuela Especial  N° 28, Bartolomé Ayrolo desde hace más de 100 años, como adelantáramos en tramas, para que el edificio forme parte del embriagante Distrito del Vino.

De acuerdo con el ejecutivo porteño, la idea surge para posicionar la industria vitivinícola a nivel nacional e internacional, para que Buenos Aires (Ciudad), funcione como una especie de vidriera del país productor. Y como no podía ser de otra manera, ofrece el gobierno beneficios económicos a las empresas que formen parte del delirante enológico futuro distrito.

Nadie duda de la construcción simbólica que expresa el vino a nivel cultural, pero pensar en expropiar un edificio donde funciona una escuela, que es especial,  es de una ebriedad política supina.

Pero además, como escuela, forma parte del patrimonio histórico de la educación y sobre todo pedagógico, por lo que significa y significó para la formación de personas sordas e hipoacúsicas,

Tramas en la Escuela de sordos e hipoacúsicos

El abrazo a la escuela puso el sentimiento a flor de piel de quienes hablaron de manera parlante o por lenguaje de señas. Esto generó una atmósfera que potenciaba la apuesta de por qué estábamos ahí.

La fortaleza contagiosa del espíritu de lucha contra la necedad del delirio inmobiliario y de negocio del gobierno porteño, junto al oprobio que eso representa para quienes sufren esa discapacidad, accionó un protocolo invisible de solidaridad.

créditos tramas.ar

En un barrio como Villa Devoto, de los de alto nivel adquisitivo y donde el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta tiene un caudal de votos importante, se carnavalizó y todes en las calles lindantes a la escuela dijeron: “no a la entrega de las llaves

La convocatoria cortó la embriaguez de los anónimos cuasi funcionarios gubernamentales, que de acuerdo con lo “conversado” en la reunión, dejan establecido en acta que: “…las partes acuerdan conformar una mesa de trabajo para dialogar sobre los proyectos educativos en el marco del edificio Palacio Ceci…

La vaguedad argumental de los  que venían a pedir la llave de la escuela, dejó más dudas que certezas. Pero hay que decir que lo que querían en lo inmediato era salir de la escuela lo más rápido posible.

Foto tramas.

Se retiraron escoltados por uno o dos policías luego de haber firmado el acta  poco clara en la que no se menciona dipsómana idea de la expropiación. Pero en el mientras tanto, comenzarían trabajos de restauración del edificio y es por eso que desde hacía un tiempo, el gobierno había dispuesto “resguardar” (y llevar) las obras de arte y objetos de valor que estaban en el Palacio Ceci.

Todo hace suponer que los intereses de la dipsomanía gubernamental entrarán en conflicto con la cultura e historia escolar, aunque nos hablen de educación, mienten. Solo hablan desde la concepción instrumental de la educación.

Hay que dar la lucha, aunque se pierda, por los condicionamientos sobre los enfoques y el curricum de nuestras agencias y el alineamiento ideológico gubernamental.

Darío Balvidares

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter