La guerra provoca suba de precios agrícolas y combustibles con ganadores y perdedores

La guerra provoca suba de precios agrícolas y combustibles con ganadores y perdedores

6Mar22 0 Por Tramas

El conflicto de Ucrania ha generado una importante suba de precios de granos  y oleaginosas. Estas novedades encuentran a productores y acopiadores con la cosecha sin vender. Quienes sembraron con otros valores obtendrán superganancias. ¿Habra aumento de retenciones?


Es frecuente asociar a Rusia con los girasoles. Seguramente ha aportado a esa asociación una película italiana, filmada en 1970  dirigida por Victorio de Sica y protagonizada por Sofía Loren y Marcello Mastroiani, que se llama precisamente “Los girasoles de Rusia”. La película se filmó en la Unión Soviética e Italia, y sus mejores escenas rurales en campos de Ucrania. .  Esto ocurrió  así porque Ucrania posee las mejores tierras agrícolas de la región. Durante muchos años fue el granero de la Unión Soviética y hoy lo es de Europa. Ucrania es el segundo país del mundo por tierra agrícola productiva y es el quinto exportador de grano del mundo.
La guerra de Ucrania que ha significado la interrupción del transporte marítimo por el Mar Negro, afectó los precios  agrícolas en Europa.
La tonelada de cebada que hace un año estaba en 145 euros la tonelada a día de hoy cuesta 261; el trigo que en 2021  estaba 170 euros la tonelada, hoy cuesta 304; el trigo duro para alimentación humana costaba 350 euros la tonelada y ahora están 520; el girasol que estaba en 300 euros la tonelada ahora está 597, y el maíz, que se estaba vendiendo a 140 euros, ahora está en 280.
La guerra  también tiene un impacto global en la suba de los precios agrícolas porque Rusia y Ucrania suman el 28% del comercio mundial de trigo, el 19% del de maíz y el 78% del aceite de girasol. La desaparición en el mercado del girasol impacta directamente sobre los precios de la soja, que lo reemplaza en la producción de aceites.
En la Argentina, si hacemos una comparación entre los precios que proyectaba la  Bolsa de Cereales de Rosario  para 2022  y los valores que se pagan actualmente se advierte que las subas son de alrededor del 40 %.
Para el trigo se proyectaba 223 dolares la tonelada y se pagan 325, el maíz se estimaba  con un precio de 208 la tonelada y hoy se paga 290, para la soja se calculaban 321 dólares la tonelada y se pagan 448, para el girasol los 446 dólares la tonelada  estimados , se elevaron a 600 dólares.
Esta alza de precios no parece detenerse, al contrario.  En Europa se ha alertado que se estan agotando los  stock acumulados de trigo, maíz y aceite de girasol. Si no se habilitan rutas alternativas para la llegada de cereales y oleaginosas, las reservas en puerto solo aguantarán hasta abril. Estos aumentos de precios han encontrado a la casi totalidad de las cosechas en manos de productores y acopiadores. A fines de diciembre se cosechó el trigo, en febrero y marzo se cosecha el girasol, y el próximo mes empieza lo grueso de la cosecha de soja. Con las primeras heladas del invierno empezará a cosecharse el maíz.
La contracara de estas superganancias que ingresaran en toda la cadena agrícola, donde la parte del león se la llevan las exportadoras y las multinacionales proveedoras de insumos,  son las  familias populares de la Argentina que presupuestaron gastos en alimentos que ahora van a subir acompañando las subas de granos y oleaginosas. También las familias populares tendrán que afrontar la suba de las tarifas de servicios. La guerra ha traído además, como coletazo económico, el aumento del gas y del precio de la energía. Primero se habló de aumentos del servicio domiciliario de electricidad y gas, del 10% , ahora del 40%.
Una solución elemental a este problema sería transferir los ingresos por superganancias de la cadena agrícola a quienes tendrán que pagar alimentos más caros y verán descompensadas sus economías familiares por los tarifazos. Por ahora, lo único que ha propuesto el gobierno es crear un fideicomiso para trigo, para abaratar la producción de pan y harinas. El ministro Domínguez, ha asegurado que el gobierno no está pensando en elevar retenciones para los granos, oleaginosas, harinas y  aceites  que cosecharán precios mejorados  gracias a la guerra. 

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
Whatsapp