Colombia: Todos contra Petro

Colombia: Todos contra Petro

10Mar22 0 Por Carlos Munevar

Este 13 de marzo son las elecciones legislativas y las consultas interpartidistas para que las coaliciones que se han conformado con miras a las presidenciales puedan escoger su candidato único, pero paralelamente al circo electoral lo que se vive en la cotidianidad del colombiano es sobrecogedor.

Una inflación con récords históricos, violencia incontenible en los campos en donde los aún existentes grupos guerrilleros, las mafias y bandas criminales herederas del paramilitarismo y el ejército se encuentran disputándose el territorio en una lucha sin cuartel que sigue dejando esa estela indeleble de muerte y sufrimiento.

Simultáneamente la corrupción, la impunidad y el infinito descaro de sectores gobiernistas que, con la complicidad de amplios sectores de los medios de comunicación, han creado un clima del “todo vale” rumbo a las elecciones, han degenerado en un proceso de descomposición de la campaña electoral y de infantilización del electorado nunca antes visto.

Al ser ya poco creíble y quedarse sin sustento el cuento del castrochavismo y la transformación del país en otra “Venezuela”, se ha acudido a profundizar el ataque casi como a manera de pandilla contra Gustavo Petro. Ahora el discurso llega a niveles de irracionalidad aberrantes. Se le acusa de ser el candidato de los grupos guerrilleros, incluso pasando por alto que las diferentes guerrillas colombianas que han existido tienen perspectivas y diferencias muy profundas que incluso las han llevado a combatir entre ellas, otra línea discursiva apela a acusarlo de la crisis económica colombiana y en ese mismo orden de ideas de patrocinar a los grupos supuestamente terroristas “como la primera línea”, lo que representa una infamia total.

Por un lado Petro y el pacto histórico no han gobernado al país en los últimos 20 años, y en segundo lugar las primeras líneas son organizaciones espontáneas de cientos de jóvenes de las clases más vulnerables que aparecieron durante el levantamiento popular del 2021, se dieron su organización interna y defendieron su independencia de cualquier movimiento político o partido, incluso el epíteto de “terroristas” con la que han sido etiquetados fue impulsado por el periodismo oficialista y los sectores mas recalcitrantes de la extrema derecha cuando en un primer momento se les calificó de vándalos y extremistas, pasando por alto que precisamente durante el paro nacional estos jóvenes se vieron obligados a defenderse del bárbaro y violento ataque del que fueron víctimas por parte de grupos de paramilitares urbanos y de la misma fuerza pública, situaciones ampliamente documentadas por la misma ONU.

También se le acusa, al candidato que hoy lidera las encuestas, de haber apoyado a Rusia en la invasión de Ucrania y de estar aliado con el régimen de Maduro, lo han repetido incesantemente desde la campaña de Oscar Ivan Zuluaga, candidato del Centro democrático, acudiendo de esta manera a los instintos mas primitivos del ser humano y aprovechando el desconocimiento político de un gran sector del pueblo colombiano.

Petro ha sido muy cauteloso con el tema y en su defensa argumentó que Latinoamérica en su conjunto, no puede dejarse llevar por una guerra que solo incumbe a las potencias imperialistas y que si algo hay que aprovechar de esta situación es precisamente la oportunidad de poder recortar la ventaja en materia de desarrollo que tiene la región frente a Europa, construyendo una agenda propia que beneficie los intereses de nuestros países hermanos.

Pero lo mas lamentable es que la campaña de esa gran mayoría de sectores socialdemócratas y de derecha carece de propuestas claras para el país y si las tienen han sido opacadas por un discurso de odio, estigmatización, promoción del miedo y alineación, sino de manera directa si de manera práctica, con el uribismo y es allí donde al parecer han errado con los cálculos.  Pues el candidato del Pacto histórico no tiene contrincante en las encuestas, incluso algunas lo dan como ganador en primera vuelta. De todas formas, habrá que esperar los resultados de las legislativas en donde los gamonalismos y clientelismos de las regiones definirán el mapa político que seguramente tendrá incidencia en las elecciones presidenciales.

Por el momento, el Pacto Histórico se ve fortalecido e incluso impulsado con candidaturas como la de Francia Márquez, Ganadora del The Goldman Environmental Prize en el 2018, conocido como el Nobel ambiental, cuyo discurso de base, sincero y potente, unido a su credibilidad como mujer negra, lideresa y testimonio de vida, representante de los excluidos y excluidas potencian aún mas una propuesta diferente de país de cara al futuro y las necesidades del pueblo colombiano.

Carlos Munevar desde Colombia   

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter