Paravachasca: una autovía sin licencia social

Paravachasca: una autovía sin licencia social

17Mar22 0 Por Matías Gianfelice

El lunes 14 de marzo el poder judicial cordobés ordenó el desalojo del acampe de la Asamblea de Paravachasca. Están construyendo la autovía de la ruta 5 y hay denuncias de fuertes avances sobre el monte y la biodiversidad de la zona.

Nuevamente el avance de los negociados entre el estado provincial cordobés, los capitales privados y el lobby inmobiliario se va llevando puesto el monte nativo. Luego de varios días de acampe y protesta, la Asamblea de Paravachasca y les vecines que acompañaban, tomaron la decisión de levantar el acampe al costado de la ruta ya que la fiscalía de Alta Gracia había ordenado el desalojo del mismo, sin garantizar la integridad física de las personas que estaban defendiendo el monte. Es importante destacar que las fuerzas represivas del Estado estuvieron rodeando y amedrentando el acampe en todo momento; presencia que parecen no tener cuando clubes privados o grandes propietarios de tierras violan las leyes ambientales de la provincia. Ya sabemos que no hay mayor derecho que el de los billetes.

Fuerte presencia policial rodeando el acampe de Paravachasca (Foto: Asamblea de Paravachasca)

Como bien citan medios comunitarios locales, la lucha social lleva varios meses donde se han presentado documentación que demuestra los efectos altamente negativos del avance con la autovía de la ruta 5 en el Valle de Paravachasca.

El martes 15 les vecines tomaron la decisión de levantar el acampe pacífico para evitar la represión y se dirigieron a la fiscalía de Alta Gracia. Si bien fueron recibidos por el fiscal Diego Fernandez, el funcionario solo tuvo evasivas y pocas definiciones claras a favor del cuidado ambiental. Los poderes estatales funcionan al servicio de los intereses del gran capital privado.

La Asamblea de Paravachasca y les vecines han informado a Tramas y a varios medios que más allá de levantar el acampe continúan en alerta y asamblea, porque la lucha por la defensa del ambiente no se detiene.

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter