Colombia: 45 líderes sociales asesinados y una nueva masacre

Colombia: 45 líderes sociales asesinados y una nueva masacre

27Mar22 0 Por Tramas

El viernes 25 de marzo asesinaron en Boyacá a Alcibíades Moreno Moreno, defensor del trabajo de los mineros ancestrales en la región esmeraldífera de Muzo, que elevó la cuenta a 45 líderes sociales asesinados en Colombia, en 2022


El viernes 25 de marzo asesinaron en Boyacá a Alcibíades Moreno Moreno, defensor del trabajo de los mineros ancestrales en la región esmeraldífera de Muzo, que elevó la cuenta a 45 líderes sociales asesinados en Colombia, en 2022. Al día siguiente se produjo una nueva masacre, cuando cuatro hombres y una mujer fueron asesinados en la zona conocida como la María en el municipio de El Águila en el Valle del Cauca.
El Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) realizó las dos denuncias sobre estos hechos que abonan la guerra silenciosa que se esta llevando contra el pueblo de Colombia. Los números son escalofriantes: desde que se inició el 2022 se han asesinado a 45 líderes sociales y 11 excombatientes, y se han perpetrado 26 masacres en el país.
Organizaciones de derechos humanos exigen al Gobierno presidido por Iván Duque una mayor celeridad en la implementación de los Acuerdos de Paz, respeto a la vida de los líderes sociales y garantías para realizar su trabajo.
Las falencias en la implementación del Acuerdo de Paz, y la presencia en muchos territorios de fuerzas paramilitares que responden a las fuerzas armadas o empresarios de la región, constituye una amenaza permanente contra las comunidades.
En el caso de la última masacre desconocidos ingresaron a una vivienda de una reconocida familia de la comunidad. Se escucharon disparos y los gritos de las víctimas. Cuando los pobladores salieron de sus casas encontraron los cadáveres de quienes habían sido asesinados.
El modus operandis de estos asesinatos se repite. Las víctimas son personas identificadas por su actividad social o liderazgo. Los paramilitares ingresan cuando estan manteniendo una reunión, o cualquier otra actividad que asegura encontrarlos juntos. Ingresan por la fuerza y asesinan a todos los que encuentran en ese lugar, para no dejar testigos que puedan reconocerlos.
Las autoridades locales se excusan alegando no tener capacidad suficiente para evitar estos hechos. El gobierno de Duke tampoco da ningún tipo de respuestas y atribuye la responsabilidad de los hechos a disputas entre vecinos o a la guerrilla.

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter