(No) estamos ganando (la guerra contra la inflación)

(No) estamos ganando (la guerra contra la inflación)

14Abr22 0 Por Mariano Féliz

Llegó el dato esperado. La aceleración inflacionaria continúa sin pausa. La disputa entre el Ministerio de Economía y el resto del gobierno se acentúa. El tiempo corre, los sueldos siempre por detrás de los precios.

No por esperado menos preocupante: la inflación del mes de marzo de 2022 alcanzó el 6,7%, cerrando el primer trimestre con más inflación en décadas. La inflación en el rubro alimentos y bebidas no alcohólicas marcó 7,2%, algo menor que en febrero, pero indicando un 59,7% en los últimos doce meses.

La guerra contra la inflación llegó tarde para enfrentar un fenómeno que combina elementos internos y externos en perversa conjunción. La Secretaría de Comercio Interior, comandada por Roberto Feletti, se despega del problema aclarando que “milagros no hacen”.

El Ministro de Economía, Martín Guzmán marca la cancha, señalando que el programa económico acordado con el Fondo comenzará a dar resultados en breve. Aclara que para que ello ocurra todxs en el gobierno deben alinearse detrás de este programa y no cascotearlo desde dentro, pues la incertidumbre conspira contra el éxito. El Ministro sigue confiando en que el ajuste fiscal será la base de la caída en la inflación.

La recientemente constituida comisión integrada por el gobierno, la UIA y la CGT para enfrentar la escalada inflacionaria parece no sólo una acción tardía, sino sobre todo, incapaz de atacar un problema del orden de la estructura económica y social del país.

El renovado programa de Precios Cuidados, y precios en comercios de cercanía, junto a los mercados, que el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires acaba de anunciar para “acompañar” al gobierno nacional, no atacan el fondo de la dinámica inflacionaria.

La decisión del gobierno de no aumentar las retenciones a las exportaciones primarias, su voluntad de acelerar la devaluación del dólar oficial (y por lo tanto, acelerar el aumento de precios de importaciones y exportaciones) y su incapacidad de enfrentar el accionar “especulativo” de los principales jugadores en los grandes mercados, garantizan que la inflación continuará ganando la batalla contra los salarios e ingresos populares.

Mariano Féliz

Imagen destacada: CELAG

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter