Censura en la Escuela

Censura en la Escuela

29Abr22 0 Por Tramas

Concejalas de Juntos y Avanza libertad presentaron en Bahía Blanca un proyecto de resolución que promueve la censura a los docentes. La persecución ideológica a los educadores,tiene en esta ciudad un negro historial.

En la ciudad de Bahía Blanca, en los últimos años del gobierno de Isabel Perón y durante la última dictadura, los claustros educativos en todos sus niveles se tornaron un blanco predilecto de la represión. Se propuso revisar todos los programas educativos y sus bibliografías, se desalojó a los Centros de Estudiantes, se cerró la inscripción en la Universidad en las carreras del Departamento de Ciencias Sociales, se cesanteó a docentes por razones políticas o ideológicas, se desarticularon los gremios de educadores, se desató una feroz represión con cientos de docentes y estudiantes detenidos o desaparecidos.

La infausta memoria de la zaga de delatores y represores que encabezó el rector Remus Tetu y de sus colaboradores que actuaron vinculados a la Marina y con el apoyo mediático del Diario la Nueva Provincia parecen revivir con el proyecto de ley presentado por concejalas de Juntos y Avanza Libertad. La declaración de la Seccional Suteba de Bahía Blanca que publicamos a continuación expone con claridad de qué se trata este proyecto.

Repudio al proyecto de resolución presentado por las concejalas Soledad Martínez (Juntos) y Valeria Rodríguez(Avanza Libertad)

Por la presente manifestamos un enérgico repudio al proyecto de resolución presentado por las concejalas Soledad Martínez (Juntos) y Valeria Rodríguez (Avanza Libertad) quienes reclaman al gobierno provincial “que brinde la posibilidad de efectuar denuncias de actos y/o situaciones de adoctrinamiento en establecimientos educativos del territorio bonaerense, garantizando un marco de legitimidad,confidencialidad y resguardo de los datos personales”.

Muy parecidos los argumentos a los del presidente de Brasil Jair Bolsonaro cuando manifestaba que “es urgente terminar con el fuerte adoctrinamiento de la ideología de Paulo Freire” o a los de la secretaria de Educación de CABA Soledad Acuña quien arremete contra la docencia con argumentos calcados.

Pretender que un gobierno cualquiera sea pueda “limpiar” la educación de ideología es doblemente peligroso porque ignora u oculta su propia naturaleza ideológica presentándola como neutral.

¿Habilitando mecanismos de delación sobre los contenidos de las clases docentes será lo que las concejalas consideran su mejor aporte ante las penurias de la escuela pública?

¿Acaso no es ideológico que nunca las hayamos escuchado manifestarse ante la falta de construcción de edificios escolares y jardines, ante el hacinamiento en las aulas, ante la desigualdad de los estudiantes en la pandemia por falta de dispositivos y conexiones gratuitas,ante la precariedad de la infraestructura escolar?

¿No es ideológico que se cuestionen los contenidos de la Educación Sexual Integral (ESI) enseñada en las escuelas con un enfoque científico largamente debatido por los y las especialistas?

No es ideológico que al tiempo que se rechaza la ESI nada se dice de la vieja ideología del patriarcado (impregnada de machismo) que se ha construido culturalmente durante siglos?

¿Acaso no es ideológico que impulsen mecanismos de persecución de las ideas sobre la docencia y al mismo tiempo propicien alabanzas a la mal llamada “Campaña del Desierto” con tantos niños y niñas descendientes de los pueblos originarios en nuestras escuelas y jardines?

Desde la docencia rechazamos el adoctrinamiento, entendido como imposición de ideas y valores, en todas sus formas.

Defendemos sí la libertad de cátedra, la libre circulación de las ideas,la deconstrucción de los prejuicios, el acceso al conocimiento con pleno respeto por la diversidad en la búsqueda de la elaboración del pensamiento crítico.

Que una clase habilite más y mejores preguntas de los y las estudiantes,que una clase no naturalice las desigualdades sociales e interrogue colectivamente sobre el origen de las mismas y al mismo tiempo enseñe el respeto por la la gran diversidad de formas de ser,de sentir y de pensar, es lo mejor que puede pasar a una educación pública atravesada por la pobreza de miles de estudiantes y también por el hambre verificable en las aulas y comedores escolares.

La ignorancia nunca es buena consejera. Mucho menos cuando se ejercita desde representantes electas por el voto popular tan preocupadas por vestirse de “neutrales” como alejadas de los padeceres de la escuela pública.

CES – SUTEBA Bahía Blanca

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter