“En cinco años hemos dejado de recibir del 48% al 42% de los bienes y servicios que producimos”

“En cinco años hemos dejado de recibir del 48% al 42% de los bienes y servicios que producimos”

1May22 0 Por Tramas

Declaración de la Corriente Politico Sindical Rompiendo Cadenas. Acto por el 1 de mayo, a las 12 horas en Plaza Lorea (1 deMayo y Luís Saenz Peña. CABA)

Cada primero de mayo lxs trabajadorxs hacemos miles de
actos a lo largo del mundo, levantando la lucha de la clase
trabajadora por una sociedad sin explotación y en memoria de
quienes en 1886 marcaron un hito por el derecho a reducir la
jornada laboral y ampliar el tiempo libre. El primero de mayo
de ese año eran colgados seis obreros anarquistas en EEUU
porque ponían en evidencia ante su clase la catástrofe que se
cernía sobre sus condiciones de vida mientras existiera el
capitalismo, pero sobre todo, porque ponían en evidencia que
otra sociedad era necesaria y posible. El 1 de Mayo es
homenaje. Es conmemoración. Pero no se limita al recuerdo,
porque la conciencia de clase rinde homenaje a su miles de
mártires cuando reivindica y continúa su rebeldía.
La expansión del capitalismo por todo el planeta llevó a una
escala cada vez mayor fenómenos que hieren a la humanidad
toda, como guerras cada vez más graves, pandemias,
destrucción de la biodiversidad, aumento de la explotación
laboral, persistencia patriarcal y racista, más precarización y
mercantilización de la vida, movidas por la competencia
empresarial en la búsqueda de incrementar sus ganancias a
cualquier costo.
Ante ello se hace más necesario que nunca levantar la bandera
de la primera internacional de lxs trabajadorxs: “La
emancipación de la clase obrera será obra de lxs trabajadorxs
mismxs”!
En nuestro país
Hoy, tras la pandemia que sembró la muerte de millones en el
planeta vemos reforzarse estos años la dependencia
imperialista vía el FMI, controlado por los EEUU. Por supuesto,
importantes sectores de la burguesía argentina juegan
abiertamente a sostener su histórica asociación con el
imperialismo yanqui, sin por ello dejar de hacer negocios
también con China y otras potencias. Aquí nos encontramos
con un gobierno que fue arrojando por la borda las pocas
promesas que hizo, de enfrentar al neoliberalismo y revisar una
deuda astronómica con el FMI, de la cual nuestro pueblo no vio
ni un centavo. Y firmó un acuerdo con la usura internacional
para que nos hagamos cargo de esa estafa impagable, ¡que no
debemos pagar!
El gobierno del Frente de Todos se mueve en este marco,
continuando el feroz ajuste y el saqueo extractivista. Pero la
caída en las condiciones de vida de nuestra clase trabajadora
se da al mismo tiempo en que se recuperan las ganancias de
buena parte de lxs capitalistas. En cinco años, hemos pasado
de recibir el 48% al 42% de los bienes y servicios que
producimos. En este sistema perverso, cuanta más riqueza se
fabrica, más pobres genera. ¡No todxs perdimos con la crisis
económica y la pandemia!
En medio de esta crisis y de las peleas entre lxs de arriba, se
va conformando un modelo que apunta a entregarle todas las
condiciones al capital exportador para saquear la naturaleza,
con el decreto 949/20, que prorroga la cesión del Paraná
realizada por Menem contar con una gran masa de
trabajadorxs pobres (pobres por nuestros salarios, pobres por
nuestras malas condiciones de trabajo). Un Estado que toma
una parte de esas exportaciones (la parte del león es para esa
burguesía obviamente) y la usa básicamente para pagar la
deuda externa, quedándole muy poco para inversión
productiva generadora de empleo y para cumplir con nuestros
derechos a una digna educación, salud, hábitat, etc.
Las consecuencias y sus derivaciones políticas están a la vista:
Profundización de la dependencia, de la redistribución
regresiva del producto de nuestro trabajo, de la depredación
ambiental, con la expansión del extractivismo y del
agronegocio, de la precarización, crímenes laborales (y
desaparición de pibes trans yendo a buscar laburo), que
impacta en y profundiza la explotación y todas las formas
posibles de opresión: a mujeres y disidencias, a las poblaciones
originarias, a los pueblos campesinos sin tierra, a lxs sin techo;
todo con la complicidad de las burocracias históricas y nuevas
burocracias sindicales y sociales y sus expresiones políticas
que insisten en la conciliación de clases aunque se rasguen las
vestiduras ante las consecuencias más repugnantes de las
políticas que aplauden o toleran Pero no podemos esperar nada de quienes nos explotan. Ni de
las burocracias sindicales que han decidido apoyar a un
gobierno que es activo partícipe necesario de todo esto. Sólo
habrá una salida para resolver las necesidades populares de la
mano de una clase trabajadora que se levante por sí misma,
¡que nos levantemos por nosotrxs mismxs!
La unidad de clase para luchar
Sabemos que estamos muy divididxs y expuestxs además al
discurso de la resignación permanente. Si bien la tasa de
desocupación bajó al 7%, lo que crece son formas de trabajo
precario como el monotributismo, la tercerización y el contrato
a término y las cooperativas precarias, entre otras.
En los barrios populares muchxs tratan de fomentar la división
y el recelo entre quienes trabajamos con un plan social (en
tareas de cuidados, por ejemplo) y quienes van cada día a
trabajar con un patrón. ¡No permitamos que nos dividan!
Entre quienes tenemos trabajo registrado, está el enojo con lo
mal que la venimos pasando, con cómo cae el poder del salario
y cómo empeoran nuestras condiciones laborales. En estos
años vimos cómo muchas conducciones sindicales reformistas
que al menos peleaban por esto, se pasaron a apoyar a un
gobierno que nos ajusta y entrega día a día. El desafío está en
lograr la unidad desde abajo, que nos permita salir a luchar en
la mayor unidad posible, dado el inmenso enemigo que
tenemos delante nuestro.
El ataque a nuestro pueblo y a nuestra clase se opera desde
varios frentes. De ahí la necesidad de construir y fortalecer una
poderosa corriente de trabajadorxs a lo largo y ancho del país
que, desde las bases, con métodos de asambleas en las tomas
de decisiones, ponga freno a todxs lxs gobernantes de la
deuda y empiece a revertir la catástrofe en la que nos
subsumen las clases dominantes, desde la perspectiva de
emancipación política y social. Una unidad de clase que hay
que construir e impulsar día a día. Promoviendo la democracia
de base, apostando a la acción directa, porque todo hay que
conquistarlo con nuestras propias manos y con la solidaridad
entre trabajadorxs.

Por eso decimos: ¡Nuestras vidas valen más que sus ganancias! <<<<<<<
★ ¡Las estafas no se pagan! Investigar la deuda externa y a quienes se la fugaron. ¡La deuda es con el pueblo, no
con el FMI!
★ Impuesto a la riqueza y aumento de las retenciones
★ ¡Por salarios que cubran las necesidades de lxs trabajadores y cláusula gatillo, para que la inflación no liquide
nuestros salarios! ¡Nadie de nuestro pueblo por debajo de la línea de pobreza! Basta de ajuste. Recomposición
salarial ya de lo perdido en estos años. Aumento del Salario Mínimo al valor de la canasta básica (en $89.690
según el INDEC, y en $145.456 según lxs compañerxs de ATE INDEC). Aumento a la par de jubilaciones y
programas sociales
★ ¡Paremos la precarización, la miseria y los asesinatos laborales! Por trabajo genuino y bajo convenio colectivo,
para lxs trabajadores desocupadxs y precarizadxs y, mientras dure la emergencia, planes sociales que cubran la
canasta básica! Reducción de la jornada laboral para lograr el pleno empleo.
★ ¡Implementación efectiva de la ley de cupo laboral travesti-trans! ¡Aparición con Vida de Tehuel!
★ ¡Libertad a los presos del FMI y a todxs lxs presxs políticxs!
¡Viva el 1 de Mayo!
¡Viva la clase trabajadora, unida por sus intereses históricos!
“La emancipación de lxs trabajadores será obra de lxs trabajadorxs mismxs”

Corriente Político Sindical Rompiendo Cadenas

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter