La represión de cada día

La represión de cada día

2May22 0 Por Melina Sánchez

Barrio 1° de noviembre sufre otro acto de violencia policial.

Con fuerte presencia policial el municipio de La matanza, cuyo intendente es Fernando Espinoza, intenta violar una vez más cautelar sobre el predio del Barrio 1° de noviembre, que tiene vigencia por noventa días desde el 15 de febrero hasta el 15 de mayo, cuando se insistió en el desalojo e incendio de los merenderos de la humilde gente que intenta construir su casa en esos terrenos.  En diciembre sufrieron una escalada de violencia institucional que culminó la mañana de noche buena con la quema de sus merenderos.

El jueves llegaron las máquinas y comenzaron a zanjear, continuaron el viernes. Los vecinos le recordaron la cautelar que impide innovar al funcionario municipal que se acercó al lugar. Si bien el viernes se retiraron momentáneamente, esta mañana volvieron a hacerse presente.

Esta vez con más de una veintena de policías “que venían a golpear”, como indican las vecinas. Golpearon a mujeres con niños. Comentan que cambiaron de formación cuando las vecinas les pusieron de sobreaviso de que habían informado del nuevo atropello a organismos de derechos humanos.

En ese momento, los policías varones dieron paso a las policías mujeres que primero se encontraban detrás y luego pasaron al frente.

En marzo volvieron a quemarles el único merendero que quedaba en pie, indispensable herramienta social para dar de comer a más de trescientos niñxs.

El barrio contiguo inmediato se llama 22 de enero y tiene 36 años de existencia. Los vecinos que reclaman el predio que nombraron 1° de noviembre para construir allí sus casas se criaron a unos pocos metros en el 22 de enero: “Todos los vecinos somos hijos y nietos del Barrio 22 de enero, vivimos en hacinamiento porque ya no tenemos lugar donde estar”, manifestaron los vecinos.

Estos hechos no son extraños en la localidad, en lo que va del año se repitieron en barrios cercanos con parecidas características como lo son los del Kilómetro 34 y La nueva unión. El conflicto por tierras en el municipio más grande del conurbano, es de larga data.

Urge la implementación de las leyes específicas, una de ellas la Ley de acceso a la vivienda digna, N° 14.449.

Melina Sánchez

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter