Maniobras británicas en Malvinas, viaje a Israel, visita Jefa Comando Sur. Todo tiene que ver con todo

Maniobras británicas en Malvinas, viaje a Israel, visita Jefa Comando Sur. Todo tiene que ver con todo

3May22 0 Por Elsa Bruzzone

En una semana hemos asistido a tres eventos. Sus protagonistas son quienes han negado y continúan
negando nuestra soberanía sobre Malvinas y las Islas del Atlántico Sur . No hemos denunciado los tratados de Madrid y sus anexos. Tampoco hemos renunciado a la OEA, al SIAD (Sistema Interamericano de Defensa y al status de “Gran aliado extra-OTAN”.

Ejercicios militares británicos en nuestras Islas Malvinas del 18 al 29 de abril

Nuestra Constitución establece : “La Nación Argentina ratifica su legítima e imprescriptible
soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios
marítimos e insulares correspondientes, por ser parte integrante del territorio nacional. La
recuperación de dichos territorios y el ejercicio pleno de la soberanía, respetando el modo
de vida de sus habitantes, y conforme a los principios del derecho internacional,
constituyen un objetivo permanente e irrenunciable del pueblo argentino.” Y aunque
nuestras islas continúan siendo usurpadas por el Reino Unido desde el año 1833 ellas fueron,
son y serán argentinas. Todos los años los británicos realizan ejercicios militares en las Islas. Ni
siquiera la pandemia del Covid-19 los detuvo. Ya en el año 2020 el Gobierno Argentino había
expresado su repudio y condena ante los ejercicios llevados a cabo entonces. En 2021 a través de
twitter el residente en Mavinas Stephen Luxton informó que las fuerzas militares británicas
apostadas en Malvinas realizaron ejercicios con lanzamiento de misiles Rapier desde Puerto Harriet, en la costa oeste de Isla Soledad a unos 20 kilómetros al suroeste de Puerto Argentino y que la Real Fuerza Aérea realizó maniobras en las proximidades del Monte Tumbledown a menos de 10 km al oeste de Puerto Argentino con aviones Airbus AM400-Atlas, diseñados para el transporte de tropas y como aviones cisterna. Participó además personal de los Guardias Galeses y del Ejercito Real Irlandés desarrollando tareas diurnas y nocturnas. Y este año 2022 no ha sido la excepción. En enero, la British Forces South Atlantic Islands o BFSAI, el contingente militar británico desplegado en las Islas Malvinas,
llevó a cabo otra fase del Cape Bayonet involucrando no solamente tropas navales, sino
también aéreas para apoyo de los Typhoon FGR4 del Escuadron . Entre el 18 y el 29 de
abril se llevaron a cabo nuevos ejercicios “con el fin de demostrar la habilidad del personal del
contingente militar británico (BFSAI) para coordinar y realizar recursos para un ejercicio a gran
escala”. Participaron además fuerzas pertenecientes al Regimiento del Duque de Lancaster,
la Royal Navy y la Royal Air Force. La reacción del Gobierno Argentino fue inmediata. La
Cancillería rechazó los ejercicios ratificando que las Islas se encuentran ilegítimamente
ocupadas y que los mismos “constituyen una injustificada demostración de fuerza y ponen de
relieve el deliberado apartamiento de los llamamientos de las numerosas Resoluciones de las
Naciones Unidas y de otros organismos internacionales, que instan tanto a la Argentina como
al Reino Unido a reanudar las negociaciones, a fin de encontrar una solución pacífica y
definitiva a la disputa de soberanía que involucra a ambos países en la Cuestión de las Islas Malvinas”. Reafirmó además la soberanía argentina sobre las Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los Espacios Marítimos circundantes. y recalcó que “que la presencia militar
contradice también la Resolución 41/11 de la Asamblea General (Zona de Paz y Cooperación en
el Atlántico Sur) que, entre otras disposiciones, exhorta a los estados de todas las demás
regiones, en especial a los estados militarmente importantes, a que respeten escrupulosamente
la Región del Atlántico Sur como zona de paz y cooperación, en particular mediante la reducción
y eventual eliminación de su presencia militar en dicha Región.” En palabras del Canciller
Santiago Cafiero mientras no haya un regreso por parte de Gran Bretaña a la mesa de
negociaciones “cualquier tipo de actividad que se esté desarrollando y estas maniobras militares
son actividades ilegales para la Argentina y el Derecho Internacional. Por eso la
Argentina va a seguir reclamando y repudiando ese tipo de acciones”.
Por esos días el diario británico Financial Times publicó un artículo en el que sugirió que el
Reino Unido podría “levantar el embargo militar” sobre Argentina, reducir la militarización
sobre las Islas Malvina y reanudar los vuelos entre el Archipiélago y el Continente. “Gran
Bretaña podría levantar el embargo militar sobre la Argentina, una economía que forma parte
del G-20 y una democracia que tiene casi 40 años, y reducir la militarización en la zona. Esto
enviaría una señal poderosa a Buenos Aires y a las Islas de que Londres desea ver más relaciones
normales y amistosas en la zona sur del Océano Atlántico”, aseguró el texto publicado en un
editorial. Por su parte, voceros del Foreign Office declararon al diario La Nación que “el
Reino Unido no está militarizando las Islas Falkland. Nuestras fuerzas en el Atlántico Sur son
totalmente defensivas y están al nivel adecuado para garantizar la defensa de las Islas contra
cualquier amenaza potencial. De hecho, la presencia militar del Reino Unido se ha reducido
significativamente desde 1982″. Y a comienzos de abril el Comandante de la Fuerza Británica en las Islas del Atlántico Sur, Jonathan Lett, reveló a un enviado especial de
La Nación que la dotación militar en las Islas está “en su nivel operativo mínimo” y negó las
acusaciones sobre una militarización de la Región. Explicó que “el propósito de la base es
enteramente defensivo, para defender las Islas de cualquier amenaza potencial”.

Hablemos claro al respecto
La base militar británica en las Malvinas sirve a varios propósitos no siempre confesados. El
más “inocente” es proveer apoyo a la población exógena y endógena de las Islas y
complementariamente a los intereses económicos de la antigua compañía monopólica de ellas, la
Falkland Island Company, cuyos dueños viven en Europa. Esta compañía se diversificó en
varias empresas de servicios para proveer transporte, turismo, vivienda y alquiler de vehículos en
las Islas, explorar y explotar hidrocarburos, continuar el antiguo negocio lanar del lugar e
implementar el nuevo de la pesca depredadora. El verdadero y oculto objetivo es operar como
base de apoyo y de proyección geoestratégica de la OTAN con la triple misión de controlar el
transporte de materiales estratégicos (por ejemplo hidrocarburos), favorecer a las compañías
europeas en la exploración y la explotación de recursos no renovables y renovables en la
Plataforma Continental Sudamericana y condicionar el acceso hacia y desde el
Atlántico al Pacífico y desde el Atlántico hacia la Antartida de acuerdo con el nuevo
concepto estratégico expresado por la OTAN en el año 2010 y que sigue vigente.
Por todo lo expresado podemos inferir que la negativa británica para solucionar pacíficamente
la disputa por la soberanía en la Cuestión Malvinas está solamente justificada en la
imperiosa necesidad de mantener militarizado el Atlántico Sur para asegurar sus fines y los
de sus socios de la OTAN. Sin olvidar por supuesto a EE UU, creador y patrocinador de la misma.
No quedan dudas del ADN del gran organizador del descalabro y su principal beneficiario. Pero
aún hay más. Ese mismo año la OTAN amplió el que llamó campo de amenazas a la paz y a
la seguridad de sus estados miembros al incorporar a ellas al clima, la energía y los
alimentos. A partir de entonces se establecieron cuatro prioridades: la ciberdefensa, la
defensa energética, la seguridad climática y la cooperación, especialmente geoestratégica
para hacer frente a esas presuntas “amenazas”. Esta nueva reformulación de la OTAN incluye
fundamentalmente, cuando se observa y analiza detenidamente, la competencia por los
recursos naturales necesarios para sostener la energía, la alimentación y la economía de
Europa. En un mundo donde los recursos naturales son cada vez más escasos y están
cada vez más codiciados, la búsqueda de respuestas militares a amenazas no militares a la
seguridad de los pueblos no es para nada inocente. La mayor parte de esos recursos naturales, a
mí me gusta llamarlos bienes comunes, los poseen los pueblos africanos, algunos asiáticos y
Nuestra América – Patria Grande. Por todo ello la existencia de las bases militares
británicas en las Islas Malvinas y Georgias del Sur a menos de 400 kilómetros de las costas
continentales de Argentina y por ende de América del Sur representa una amenaza a la
libertad y a la sustentabilidad económica de toda la Región y no sólo de nuestra Patria.
Entre el 12 y 13 de septiembre de 2016 el entonces Ministro de Estado para Europa y las Américas
de la Secretaría de Relaciones Exteriores y Commonwealth Británica, Alan Duncan realizó una
visita a ARGENTINA para mantener reuniones con autoridades nacionales y participar en el Foro
de Inversiones y Negocios, organizado por el gobierno argentino. Se reunió con el Vicecanciller
argentino Carlos Foradori y acordaron una serie de temas de los cuales tres fueron
fundamentales:
1) Seguridad Internacional y Defensa: “Ambas partes acordaron que para enfrentar las
amenazas a la paz y seguridad internacionales se requiere una cooperación y coordinación
internacional más estrecha. Ambos países están explorando oportunidades de ampliar sus
campos de cooperación; la visita al Reino Unido del buque escuela ARA Libertad ha sido
bienvenida. Ambas partes acordaron fortalecer la relación entre las dos Fuerzas Armadas. El
Reino Unido acoge con beneplácito el compromiso de la República Argentina con el
mantenimiento de la paz y seguridad internacionales a través del apoyo a las Operaciones para
el Mantenimiento de La Paz de las Naciones Unidas. Al respecto, se hizo mención a la
significativa cooperación que llevan a cabo los contingentes argentino y británico que participan
en la Fuerza de las Naciones Unidas para el Mantenimiento de la Paz en Chipre (UNFICYP) y se
ponderaron los resultados de la reunión ministerial de Defensa sobre Operaciones de
Mantenimiento de la Paz de las Naciones Unidas celebrada en Londres los días 7 y 8 de
setiembre pasados.”
2) Atlántico Sur: “En un espíritu positivo, ambas Partes acordaron establecer un diálogo para
mejorar la cooperación en todos los asuntos del Atlántico Sur de interés recíproco. Ambos
Gobiernos acordaron que la fórmula de soberanía del párrafo 2 de la Declaración Conjunta del
19 de octubre de 1989, se aplica a este Comunicado Conjunto y a todas sus consecuencias. En
este contexto se acordó adoptar las medidas apropiadas para remover todos los obstáculos que
limitan el crecimiento económico y el desarrollo sustentable de las Islas Malvinas, incluyendo
comercio, pesca, navegación e hidrocarburos. Ambas partes enfatizaron los beneficios de la
cooperación y de un compromiso positivo de todos los involucrados.
De conformidad con los principios establecidos en la Declaración Conjunta del 14 de julio de 1999
y el Acuerdo por Canje de Notas, ambas partes acordaron que serían establecidas conexiones
aéreas adicionales entre las Islas Malvinas y terceros países. En este contexto acordaron el
establecimiento de dos escalas adicionales mensuales en territorio continental argentino, una en
cada dirección. Los detalles específicos serán definidos.
Ambas Partes expresaron su pleno apoyo al proceso de identificación de ADN con relación a los
soldados argentinos no identificados sepultados en el cementerio de Darwin. Las conversaciones
sobre esta delicada cuestión humanitaria serán llevadas adelante en Ginebra sobre la base de
una evaluación del Comité Internacional de la Cruz Roja, complementada por las conversaciones
bilaterales que sean necesarias. Ambas Partes acordaron que los deseos de las familias
involucradas son de la mayor importancia.” Cabe aclarar que el proceso se identificación se inició
bajo el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.
3) Antártida Argentina: “….. Asimismo, se evaluaron las áreas de posible cooperación en
materia antártica, incluyendo intercambios, actividades conjuntas y acuerdos entre los
programas científicos del Instituto Antártico Argentino (IAA) y el British Antarctic Survey (BAS),
así como también el desarrollo de actividades científicas conjuntas en el área de la Convención
sobre Conservación de Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCRVMA).”
Estos Acuerdos, que no pasaron por el Congreso de la Nación, lesivos para nuestra Patria,
recibieron el nombre de Acuerdos Foradori – Duncan. Ahora bien mientras se llevaban a cabo
las maniobras militares británicas en nuestras Islas en estos días, Duncan, en un rapto de
sinceridad, nos informaba que los mismos habían sido firmados por Foradori en estado de
embriaguez ya que habían estado degustando vinos en el sótano-bodega de la Embajada Británica y que Foradori, no recordaba nada de lo sucedido a la mañana siguiente. En ese momento no pasó nada ya que el entonces Presidente Mauricio Macri, en palabras del mismo Duncan los dio por válidos así como la Canciller Susana Malcorra. Cabe aclarar que las concesiones otorgadas sobre las Islas y el Atlántico Sur fueron anuladas por el gobierno del Presidente Alberto Fernández. El mismo camino parece que seguirá en lo atinente a la Cooperación Antática. Y con respecto a las denuncias efectuadas en su momento en los tribunales judiciales, las mismas duermen en los cajones de los escritorios de la Suprema Corte de “Justicia”.

Delegación gubernamental Argentina en el Estado de Israel

Mientras se desarrollaban las maniobras militares británicas en nuestras Islas, una delegación
gubernamental argentina se encontraba en Israel para hacer negocios con Mekorot, la empresa
estatal de agua israelí que se ha apropiado del agua de Palestina y le niega el derecho a ese bien
al pueblo ocupado. Llegó en un momento en que la represión israelí sobre el pueblo palestino se
ha incrementado debido a que la Resistencia no ceja en su propósito de expulsar al ocupante de
su Patria. Mientras el Ministro Wado de Pedro y sus acompañantes hablaban de negocios y
realizaban visitas, miles de palestinos/as, hombres y mujeres de todas las edades y niños/as eran
salvajemente reprimidos, asesinados/as, heridos/as y detenidos/as las 24 horas del día. Y como si
con esto no alcanzara, la Mezquita de Al- AqsaA, corazón del Islam y la Iglesia del Santo Sepulcro, corazón al igual que Belén de Nazareth y del Cristianismo, eran asaltadas por colonos y
contingentes militares israelíes y ocupadas al igual que los barrios árabes y cristianos de Al Quds
(Jerusalen). No necesitamos ir a Israel a recibir lecciones de cómo gestionar el agua. En nuestra
Patria tenemos técnicos/as, científicos/as, instituciones con alta capacidad para realizar la
gestión integrada de nuestras aguas superficiales y subterráneas. Sugiero la lectura de la
Constitución de la Provincia de Mendoza, pionera al respecto, es del año 1916, su Ley General de Aguas, sancionada en 1884, y el Acuerdo General del Agua, suscripto el 17 de
septiembre de 2003. Y como todo tiene que ver con todo les recuerdo que Israel es uno de los
países que no reconocen nuestra soberanía sobre las Islas. Entendemos sus razones: si la
reconociera tendría que desocupar Palestina, devolver las granjas de sheeba y sus alrededores a el Libano y las alturas del Golan a Siria.

Visita de la Jefa del Comando Sur a Nuestra Patria


Cuando terminé de escribir el 07 de abril de 2022 mi documento “En la mira: EL Comando Sur ataca de nuevo” me pregunté cuanto tiempo pasaría hasta que recibiéramos la visita de la nueva Jefa del Comando Sur. No tardó mucho. El 25 de abril, mientras se desarrollaban las maniobras militares británicas en nuestras Islas y una delegación gubernamental visitaba Israel, la Embajada de EE UU nos anunciaba que la Jefa del Comando Sur nos visitaría para cimentar “Acuerdos Humanitarios y de Seguridad”. Y así fue. El 26 de abril se reunió en el Ministerio de Defensa con el Ministro Jorge Taiana. En la gacetilla de prensa el Ministerio informó que ambos habían analizado la relación bilateral en materia militar entre los gobiernos argentino y estadounidense. Se evaluaron, entre otros temas (no aclaró cuáles), estrategias
comunes en la formación de oficiales y equipamiento militar además de la cooperación frente a
eventuales desastres naturales y en las áreas de ciberseguridad y cambio climático. “Fue una
productiva reunión bilateral con la comandante del Comando Sur, [Laura] Richardson, para
abordar temas de interés común en relación a la cooperación en materia de defensa”, declaró
Taiana al terminar la reunión, que se prolongó durante casi una hora y media. Cabe aclarar que
Richardson fue recibida en las escalinatas del Edificio Libertador por una guardia de honor
encabezada por el Jefe del Estado Mayor Conjunto de las FFAA, Tte General Juan Martin Paleo..

Durante la reunión, las autoridades también analizaron distintos temas de interés mutuo
como la visita de la fragata Ara Libertad del 8 al 12 de julio al Puerto estadounidense de
Baltimore durante el tradicional viaje de instrucción que realiza el Buque Escuela de la Armada Argentina.. Taiana expuso los fundamentos de la Directiva de Política de Defensa Nacional (DPDN) aprobada por el Presidente Fernández Alberto Fernández y los alcances del Fondo Nacional de Defensa (FONDEF) que permite el reequipamiento y la modernización de las FFAA.
También reafirmó la soberanía sobre las Islas y planteó la necesidad de que el Reino Unido
cese con las restricciones que impone en relación a los embargos y vetos de equipamiento militar
impuestos desde 1982. También participaron de la reunión el Secretario de Asuntos Internacionales para la defesa Francisco Cafiero, la subsecretaria de Planeamiento estratégico y política militar Fernanda LLobet ; el Subsecretario de Asuntos Internacionales Roberto De Luise y el inefable Embajador de EEUU, Marc Stanley, entre otras autoridades. Conviene aclarar que Argentina y EE UU mantienen una
importante cooperación en el área castrense que se enmarca en 22 Vinculaciones Bilaterales, 15
Acuerdos, 5 Mecanismos, 1 Convenio de Organismos Científicos Tecnológicos de la Defensa y un
Convenio de la Universidad de la defensa . Richardson se reunió además con la
Vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner quien, según trascendidos, ratificó nuestra
soberanía sobre las Islas: visitó al Senado de la Nación, se reunió con los CASCOS BLANCOS
argentinos (aquí vale una aclaración: estos CASCOS no tienen nada que ver con los CASCOS
Blancos presentes en Siria y no tengo dudas en Ucrania, que están formados por terroristas
del antes llamado Frente Al Nusra y otros, y que son financiados por los Servicios de Inteligencia de EE UU Y LA OTAN, aunque tampoco se quedaron afuera del financiamiento y
apoyo, Turquía, Israel, y las Monarquías del Golfo Pérsico ) y con mujeres integrantes de
nuestras FFAA y esposas de militares. . Por su parte la Embajada Estadounidense informó que
Richardson y Taiana habían hablado sobre “estrategias de cooperación en áreas de interés,
común como respuesta a desastres naturales, cambio climático y ciberseguridad”. No hubo más
detalles.
Sin embargo, antes de marcharse hacia Chile, Richardson nos dejó algunas perlas en la
entrevista que concedió a Infobae. No dijo nada que no hubiera manifestado en su
presentación ante el Congreso de EEUU el 08 Y 24 de marzo de 2022 y que no estuviera
contenido en el Documento elaborado por el Comando Sur con respecto China y a Rusia. A
la pregunta sobre su reunión con Taiana contestó que tenían mucho de qué hablar ya que
ambos países estaban tratando de modernizar sus FFAA. Y que en cuanto a la provisión de
equipamiento militar había un plan concreto. En sus palabras “Como todavía estamos tratando de
entender los deseos y necesidades de los militares argentinos, dialogamos sobre esto y les
ofrecimos si querían ir a los EE UU para visitar las fábricas donde hacemos helicópteros o
vehículos de ataque, por ejemplo, para que vean los productos y podamos hacer
demostraciones. También me reuní con el Tte Gral Martín Paleo, con quien hablamos sobre
la Estrategia de Defensa Nacional que tiene el país, publicada el verano pasado.
Justamente, nosotros también estamos trabajando en una nueva Estrategia de Defensa en los EE. UU. Felicité al Gral Paleo y al Ministro Taiana, porque es muy importante tener una hoja de ruta con los objetivos que uno quiere para sus FFAA. Como se puede ver con lo que está pasando con la invasión de Rusia a Ucrania, el presidente Biden cree firmemente en el trabajo con aliados y socios, y ARGENTINA es un socio muy importante para los EE UU, por eso estoy aquí.”
Con respecto a China no agregó nada nuevo. Ratificó una vez más que el Atlántico Sur es un
área que está bajo la órbita del Comando Sur, es decir les pertenece, y está siendo depredado
por los barcos pesqueros de la malvada China. Acto seguido remarcó una vez más su preocupación por la Estación chino.-argentina en Neuquén En sus palabras “son instalaciones de un gobierno autoritario, que no deja que los argentinos accedan a ellas, excepto si van de visita. ¿En qué andan? Ellos no tienen las mismas preocupaciones que nosotros en términos de libertad y de un Hemisferio Occidental libre, seguro y próspero. Me preocupa. Y está manejado por una empresa del Estado y del Ejército Popular de China. ¿Para qué están usando eso?”

Quizás Richardson no sepa que compartimos los conocimientos ya que nuestra
Comisión Aerea Espacial trabaja conjuntamente con los científicos y técnicos chinos; y que un
Acuerdo similar tenemos con la Agencia Espacial Europea, cuya antena está en Mendoza.
Claro me olvidaba: Europa es la OTAN y por ende EE UU. Ya estamos explorando nuestro
Sistema Solar y el Espacio Profundo . Cuando se concrete el Acuerdo espacial con Rusia
iremos aún más allá. Al referirse a Rusia manifestó su preocupación por la actividad de los medios
rusos, especialmente Rusia Today y Ria NovostiI (SPUTNIK) en Nuestra América- Patria Grande , ya que desinforman sobre Ucrania, especialmente a través de las redes sociales. Y
agregó que el Gobierno ruso “socava la democracia y tiene el propósito específico de vulnerar
el clima de libertad, seguridad y prosperidad del Hemisferio Occidental.” Le respondo a
Richardson que son los medios occidentales los que mienten y desinforman. Especialmente los
europeos, estadounidenses, canadienses, sus aliados y los grupos mediáticos concentrados de
Nuestra América- Patria Grande. Afortunadamente en mi caso, no compro los espejitos de
colores y mis fuentes caminan por otros lados. Por último, Richardson no me representa. Lo afirmo en mi condición de mujer, esposa de un militar y militante por Otro mundo es posible.


Reflexión final
Comencé este artículo con el título “Todo tiene que ver con todo”. Creo que es así. En una
semana hemos asistido a tres eventos. Sus protagonistas son quienes han negado y continúan
negando nuestra soberanía sobre Malvinas y las Islas del Atlántico Sur . No hemos denunciado los tratados de Madrid y sus anexos. Tampoco hemos renunciado a la OEA. Tampoco hemos renunciado a la OEA, al SIAD (Sistema Interamericano de Defensa) y al status de “Gran aliado extra-OTAN”.
Además, seguimos renunciando a una producción autónoma para la defensa. Y aunque de
esto no se hable, como dice la antigua Oda China “Bajo el cielo todo es de dominio
público” o como dice el refrán popular “No se puede tapar el sol con la mano”. Ya es hora
de dar el debate. Vamos con el enemigo del brazo y por la calle. Es más, dormimos con
él. Estamos infestados de colonialismo e imperialismo. ¿Hasta cuándo? Termino este trabajo
con estas palabras que no me pertenecen; pero que escuché estos días de labios de un
combatiente palestino: “Los pueblos libres no venden su Patria y no renuncian a sus
derechos.” Abu Ahmed Fouad, Secretario General Adjunto del Frente para la Liberación de Palestina.


Profesora Elsa M. Bruzzone
CEMIDA (CENTRO DE MILITARES PARA LA DEMOCRACIA ARGENTINA)

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter