Nuevos hostigamientos de la bonaerense a la familia de Ezequiel Bazán

Nuevos hostigamientos de la bonaerense a la familia de Ezequiel Bazán

10May22 0 Por Matías Gianfelice

A menos de un mes del comienzo del juicio contra el joven de Merlo, la policía siguen hostigando a la familia de Bazán. Desde su entorno jamás cesaron en denunciar que se trata de una causa armada.

Joel y Cristian Quintero son hermanos de Laura Ríos, la mamá de Ezequiel Bazán, el joven detenido y procesado por una causa armada por la policía de Merlo en el 2020. Desde Tramas-Periodismo en Movimiento hemos contado sobre esta causa y el devenir judicial y de salud de Ezequiel. Sin embargo, estas últimas semanas las novedades alrededor del caso de Bazán, van tomando tintes cada vez más mafiosos y violentos.

A las llamadas telefónicas amenazantes que recibió Laura, se suman dos hechos policiales de claro hostigamiento sobre los tíos de Ezequiel. Por un lado a Joel Quintero, el pasado viernes, le tiraron un patrullero encima cuando volvía de jugar al fútbol. Dicho atropello terminó con Joel en el piso, quien fue esposado y golpeado por la policía.

Al día siguiente, otro tío de Ezequiel Bazán, el joven Cristian Quintero fue detenido por la policía mientras circulaba con su moto. Con la excusa de pedirle los papeles, comprobaron su apellido y comenzó el violento hostigamiento. En palabras de Laura

“Al mi hermano darle el apellido, que es Quintero, los policías le dijeron ‘A ustedes son los que no quieren a la policía’. Mi hermano obviamente no se calló, ya que se lo querían llevar, porque según la policía se parecía a uno hombre que había cometido un delito. Discutieron y lo golpearon un poco, uno de los policías le pegó una piña en el pecho diciéndole: ‘Te voy a meter un tiro en el pecho’. A todo esto mi hermano estaba esposado. Tras un llamado de módulo a módulo, otro oficial le refirió ‘ya tenemos al delincuente‘. Y por eso tuvieron que liberar a mi hermano, pero antes de irse le dijeron ‘no le tenemos miedo a tu hermana y no nos importa quien es, nosotros somos policías’

Ambos sucesos dejan clara evidencia que las prácticas mafiosas, violentas, patoteras e impunes de las fuerzas represivas, siguen tan vigente como siempre. Claramente descargan esa violencia sobre los sectores populares, siendo parte del disciplinamiento social que este sistema necesita para que tanta miseria e injusticia planificada siga su rumbo.

Con el perverso antecedente de que el 27 de noviembre del 2018, el policía de Moreno Luciano Mas, asesinó a Franco Quintero, hermano de Laura y tío de Ezequiel Bazán. Quizás una explicación del nerviosismo de la casta policial, sea que la causa por el asesinato de Franco, que había sido cerrada en 2021 por la fiscal Karina Saucedo, quien consideró que Mas actuó en legítima defensa. Pero la lucha de Laura logró que la justicia reabra el caso hace justo dos semanas.

Franco Quintero, tío de Ezequiel, asesinado por la policía en 2018 (Foto: Laura Ríos)

Pero existen familias como las de Ezequiel, mujeres de una dignidad innegociable como Laura que no dejan caer la lucha. También es bueno recordar, que estos sucesos pocas veces salen a la luz, ya que los grandes medios compran siempre a paquete cerrado, las versiones oficiales que dicta la propia policía. Por ahora, es bueno recordar, que todavía existimos medios alternativos y autogestivos que intentamos dar lugar a las voces de abajo, que cuentan otras (verdaderas) partes de la historia.

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter