25 de Mayo, revolución inconclusa

25 de Mayo, revolución inconclusa

24May22 0 Por mesa coordinadora de jubilados y pensionados

En el Rio de la Plata, en 1810, se vivieron acontecimientos que formaron parte de un proceso revolucionario latinoamericano en el marco de un contexto mundial de cambios.

Los revolucionarios de la época frente al nuevo orden mundial capitalista se encontraban interpelados por la necesidad histórica de los pueblos; la  de unir los principios de Libertad e Igualdad en un par dialectico que hiciese  posible concretarlos.

Para los hombres de Mayo había que transitar el camino de la revolución; enfrentar con los ejércitos populares al imperio colonial español. Construir un nuevo orden económico social garante de la libertad de los pueblos.

Una verdadera democracia que terminase con el absolutismo monárquico sería posible al cambiar el orden social de castas que lo sustentaba. De allí el programa que proclamaba tanto la abolición de la esclavitud, como la reforma agraria.

 Se reflexionaba, se buscaba encontrar las mejores formas de organización política que garantizasen el protagonismo popular, los conceptos de republica, federalismo, confederaciones eran puestos en debate en búsqueda de una democracia participativa.

Transcurrido el tiempo, los hechos demuestran que la revolución está inconclusa. Decimos que inconclusa debido a que tenemos que ver y sentir el 25 de Mayo como un proceso revolucionario abierto, donde las demandas de los trabajadores exigen construir una alternativa política.

Las luchas de los pueblos aborígenes, campesinos, de la clase trabajadora feministas y ecologistas han mantenido vivo el legado emancipador de Mayo de 1810.

Por lo tanto solo a partir de dichas luchas será posible construir la fuerza política para la conquista de poder popular,  derrotando a los partidos políticos y organizaciones que defienden los intereses de los grandes grupos económicos dominantes del sistema capitalista,  que  hoy se arrodillan frente al Fondo Monetario Internacional, condenando al pueblo a una situación de mayor miseria.

Por un Poder Popular que no deje en boca del fascismo la palabra libertad, al tiempo que supere al posibilismo paralizante que solo facilita la reacción conservadora.

Desde la Mesa Coordinadora Nacional de Organizaciones de Jubilados y Pensionados nos comprometemos con el conjunto de las luchas populares para transitar el camino que nos lleve a la sociedad de la libertad y la Igualdad

Una libertad real solo puede sustentarse en una igualdad social, sin explotadores ni explotados. Una sociedad de hombres y mujeres verdaderamente libres para una vida digna de ser vivida.

Mesa Coordinadora Nacional de Organizaciones de Jubilados y Pensionados.

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter