La Hidrovía para los privados y Feletti afuera: Fernández sigue al mando

La Hidrovía para los privados y Feletti afuera: Fernández sigue al mando

25May22 0 Por Guillermo Cieza

En los últimos días se produjeron dos hechos económicos de alto impacto político como fueron los pasos que dio el gobierno con respecto a la gestión de la Hidrovía y la renuncia de Roberto Feletti como Secretario de Comercio. Estos hechos refirman que quienes gobiernan son Alberto Fernández, sus Ministros Guzmán y Domínguez, y que no hay otro plan económico oficial que el que se acordó con el Fondo Monetario Internacional.


Hidrovía: El gobierno “controla”, pero la manejan los privados

En el caso de la Hidrovía la novedad es que inició sus funciones el Ente de Gestión y Control, que es un organismo con participación de todas las provincias ribereñas y que está presidido por Ariel Sujarchuk. Este ente deberá llamar a una licitación para que empresarios privados se hagan cargo de las operaciones de dragado y balizamiento y de la operatividad de la Hidrovía. El paso dado por el gobierno nacional deniega el reclamo hecho por distintos sectores politicos, gremiales y ambientalistas que el manejo de la Hidrovia y de todas las operaciones para garantizar su funcionamiento queden en manos estatales, con mecanismos de vigilancia ejercidos por organizaciones populares y los trabajadores. El tema no es menor porque los Entes de Control ya han demostrado su ineficacia con las telefónicas, empresas de electricidad, gas, etc.
La Hidrovía tiene una importancia estratégica, ya que por ella transitan el 80 por ciento de las exportaciones y el 95 por ciento de las importaciones que hace el país. Muchas de las exportaciones, soja y granos, forman parte de maniobras de sobre o subfacturaciones y triangulaciones, o directamente se contrabandean, para no pagar impuestos. A esto se suma que la Hidrovia es la salida más importante en América del Sur de las exportaciones ilegales de cocaina provenientes de Perú y Bolivia y que tienen como destino la Unión Europea. Las dos operaciones de exportación ilegal aportan a capitales informales, que sólo son visibles en los depósitos en las guaridas fiscales internacionales y en la proliferación de asesinatos y hechos delictivos con el sello del narcotráfico que se hacen cada vez más frecuentes en Rosario. Estos capitales informales además contaminan toda los estamentos del Estado. Sobre ese tema, resulta conveniente mencionar las declaraciones de Marcelo Sain en el marco del juicio contra el empresario Lindor Alvarado. Sain es un especialista en narcotráfico que estuvo durante dos años como Ministro de Seguridad de Santa Fe: “Rosario es un caso único en la Argentina. Las organizaciones controlan sectores de la policía y dan órdenes. Los policías están subordinados a los líderes de las bandas criminales, no establecen las reglas del juego”. El ex-funcionario afirmó además que: “Cuando me metí con las estructuras de protección policial, judicial, política y con el lavado de dinero me echaron”.
La decisión de eludir la estatización de la Hidrovia, es una decisión del gobierno nacional que es coherente con el Acuerdo con el FMI, que se opone a cuaquier cambio que suponga recuperar soberanía nacional en detrimento de la acumulación de capitales formales o informales.


Sin aumentos de retenciones y sin Feletti
La renuncia del Secretario de Comercio Roberto Feletti fue festejada por las cámaras empresariales, con las que había discutido por el control de precios, y por quiénes manejan las cadenas agropecuarias, aliviadas porque se ha desplazado a un funcionario que intentó poner en agenda un nuevo aumento de retenciones. La renuncia se hizo efectiva a partir de a decisión de Alberto Fernández de pasar la Secretaria de Comercio a la órbita del Ministro Guzmán. Feletti tenía problemas de sintonía política con Kulfas, pero mucho más con Guzman, por lo que la renuncia era previsible. Su lugar fue ocupado por Guillermo Hang, un joven economista que responde al Ministro.
El argumento que hizo valer el Presidente Fernández para no avanzar con la suba de retenciones impulsada por Feletti, fue que la resolución no podía ser aprobada por el Congreso por no contar con los votos suficientes. Refutando el argumento del Presidente, Horacio Verbitsky, desde el Cohete a la Luna, aclara que no hay obligación de pasar por el Congreso, porque: “el artículo 755 del Código Aduanero autoriza al Poder Ejecutivo a gravar, desgravar o modificar el derecho de exportación de mercadería para consumo para estabilizar los precios internos a niveles convenientes o mantener un volumen de ofertas adecuado a las necesidades de abastecimiento del mercado interno”. Y agrega “Además, hace apenas un mes, un plenario del Tribunal Fiscal de la Nación dijo que el artículo 755 del Código Aduanero está vigente y es directamente operativo”.


La nueva zanahoria de la energía
Desde hace un tiempo en el gobierno viene imponiéndose un nuevo relato que hace referencia a la revalorización de las exportaciones de energía. Básicamente este diagnóstico propone que la exportación de petróleo y gas de fracking pueden aportar al país divisas por 33.000 millones de dólares, el valor de lo que produce otra pampa húmeda. Se argumenta que: con un petróleo con valores por encima de los 60 dólares el barril el fracking es rentable y la Argentina, con Vaca Muerta, tiene una de las mayores reservas mundiales de petróleo y gas de enquisto. La explotación del gas y su comercialización por un gasoducto que llegue a Brasil o a puertos para ser embarcado a otros destinos como gas licuado, puede generar divisas, empleo, industrias, etc.
La nueva zanahoria tiene en primer lugar un cuestionamiento ambiental. El fracking afecta la provisión de agua potable y contamina las napas, afectando otras actividades económicas como la agricultura , la ganadería y el turismo de la región. Produce efectos nocivos en la salud humana y el medio ambiente, contribuye a la generación de sequías y al calentamiento global. Puede provocar sismos.
El segundo cuestionamiento es que en un país superendeudado, donde lo más saliente es el incremento de la pobreza y la restricción del consumo popular, se propone realizar inversiones cuyos beneficiarios no serán las mayorías sino las grandes empresas. Lo concreto es que el ya inaugurado gasoducto Kirchner sólo existe en los papeles, faltan inversores que lo financien. Y esos inversores son los que ha ido a buscar Alberto Fernández en su gira europea, en particular a Alemania.
El tercer cuestionamiento es que el negocio petrolero es un negocio de multinacionales, y con la excepción de los trabajadores petroleros, no hay ningún sujeto popular con capacidad de ejercer algún tipo de regulación o defensa del interes nacional, preservación del ambiente,etc. En ese sentido, la explotación de hidrocarburos con fracking y con destino de exportación se inscribe dentro de las actividades extractivistas que mas daño dejan en los territorios y donde el dinero fluye entre multinacionales sin los publicitados derrames.


Kirchnerismo: seguir dando la batalla dentro del gobierno o reagrupar fuerzas
Parece evidente que cada posicionamiento del kirchnerismo proponiendo modificar el rumbo del gobierno hacia un modelo más inclusivo, menos sujeto al alineamiento internacional con Estados Unidos y a los compromisos asumidos con el Fondo, es contestado por Alberto Fernández y su círculo de poder con una refirmación del camino elegido y con un mayor acercamiento a los grupos más concentrados de poder. Esta secuencia era visible antes de la derrota en las elecciones de medio término pero se profundizó después de ese episodio. Las cartas de Cristina, sus dichos en conferencias y actos públicos, la negativa de un puñado de diputados y senadores a votar el acuerdo con el FMI, han provocado el efecto contrario al que supuestamente esperaban. Planteada una disputa de poder interno, el Presidente busca alianza en quienes puedan respaldarlo, sean los gobernadores más conservadores o las editoriales de medios alineados con la oposición, como La Nación o Clarin.
El problema mayor del kirchnerismo es que tiene una base social con fuerte presencia de funcionarios o aspirantes a serlo, por lo que le resulta difícil embarcarse en una disputa confrontativa que los deje fuera del Estado. Su mejor carta es propagandizar la idea de que con el rumbo asumido se perderán las elecciones del 2023 y que Kicillof apoyado por Cristina pueden garantizar una continuidad en la Provincia de Buenos Aires. Desde ese relato se proponen reagrupar fuerzas, con la posibilidad de competir en las PASO o revivir la Unidad Ciudadana.


La única verdad
Las decisiones de gobierno, las estrategias políticas para quedar mejor posicionado ante la opinión pública y las luchas de poder, están enmarcadas en la realidad que siempre está presente aunque no sea tenida en cuenta. Y la realidad es que la pobreza sigue aumentando. Una familia tipo con dos hijos necesita 95.000 pesos para no ser pobre y el salario promedio en la Argentina no supera los 55.000 pesos. La realidad es que en la Provincia de Buenos Aires la canasta básica aumentó el 29 % en los cuatro primeros meses del año. Y también la realidad es que, cuando se afirma que los sueldos se acercan en más o en menos a los indices de inflación, ningún economista hace la cuenta de las pérdidas que sufrió una familia en los meses previos a la llegada del aumento. Se puede hacer trampa con los números, pero no se puede trampear la realidad.
La única verdad es que crecen los comedores, las personas que viven en la calle y los que con un empleo siguen siendo pobres. La realidad es que se deterioran las escuelas, la atención en los hospitales, y los medios de transporte público.
El gobierno de Macri consolidó un modelo de país donde no hay lugar, ni oportunidades para millones de argentinas y argentinos y el gobierno de Fernández si bien ha ampliado derechos individuales, en lo colectivo ha refirmado el rumbo de su antecesor. Para ellos, gobernar es llevarse bien con los que más tienen y saber apaciguar a los que más pierden. Después cada cual inventa su zanahoria salvadora, su líder mesiánico, o su estratega infalible.

Guillermo Cieza

Foto- La PRENSA

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter