La rebelión de las acacias negras (Gleditsia triacanthos)

La rebelión de las acacias negras (Gleditsia triacanthos)

6Jun22 0 Por Miguel Ángel Luna

Nadie se hace cargo de haberlas plantado, pero allí están, haciéndose árboles en lugares inesperados.

Sus semillas desparramados por los animales crecen a la vera de los alambrados, a la sombra de otros árboles, en el medio de un potrero pelado. Sus espinas le han dado mala prensa, porque cuando se hace monte y se cierra, resulta difícil transitar sin pincharse. Y fue de allí que le vino la fama de plaga. Pero seguro hay algún animal en el campo que sobrevivió al hambre de la seca alimentándose de sus chauchas, o se refugió bajo su sombra cuando llegó la ola de calor. En las pampas desiertas por el monocultivo de soja o el pastoreo irracional, con las acacias se repobló la vida natural, volvieron los pajaros y los nidos. Las liebres y los cuises encontraron en sus vainas su alimento preferido.
Un veterinario explicó la reducción en la producción de terneros culpando al cambio climático y a los episodios de stress calórico que afecta la preñez de las vacas. Un paisano observador aseguró que por falta de sombra los animales buscan los bajos en verano y se alimentan del duraznillo que produce enteque. Una joven que estudia en la Universidad insistió sobre la conveniencia de plantar más árboles para regular las temperaturas y mejorar los ciclos de precipitaciones. El politiquero del pueblo que se sube al primer tren que lo deje en la municipalidad viene prometiendo desde hace años que, si lo reeligen concejal, promoverá un plan forestal.
Y el otro día, en una mañana fría de este invierno adelantado, mientras nos calentábamos el cuerpo con un fueguito de leñas de acacia, empezamos a sacar la cuenta de cuántos árboles plantaron en los últimos veinte años el veterinario, el paisano, la estudiante y el politiquero. – Les ganó la acacia negra, dijo uno.
Y todos estuvimos de acuerdo.

Miguel Angel Luna

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter