De eso no se habla. La masacre de Melilla

De eso no se habla. La masacre de Melilla

28Jun22 0 Por Tramas

El viernes 24 de junio, mas de 2000 refugiados subsharianos intentaron cruzar la valla de Melilla que divide Marruecos del Estado Español. El saldo fueron 37 muertos y cientos de heridos. La noticia fue lo suficientemente fuerte para que hubiera tenido impacto internacional. Pero, como ocurrió en el pasado, los crímenes de Europa contra los pueblos africanos se esconden bajo la alfombra.



La masacre de Melilla es una comprobación del fracaso de la política de migraciones acordadas por España y Marruecos y constituye una clara violación a los derechos humanos . El tumulto que se generó frente a la valla fue promovido por el maltrato a que son sometidos los emigrantes africanos. Un comunicado de organizaciones marroquies denuncia que “el drama de este triste día es la consecuencia de una presión planificada contra los exiliados”: “Desde hace más de un año y medio, a las personas que emigran a Nador se les niega el acceso a los medicamentos, a los cuidados médicos, se les queman los campamentos y se les roban sus bienes, sus magros alimentos destruidos e incluso la poca agua potable de que disponen en los campamentos, se confisca”. “Estas expediciones punitivas dieron lugar a una espiral de violencia en ambos lados. Una violencia condenable cualquiera que sea su origen, pero recordando la violencia sistémica que sufren los migrantes en Nador desde hace años por parte de las fuerzas del orden españolas y marroquíes. Prácticas que han sido reiteradamente condenadas por instancias nacionales, regionales y de las Naciones Unidas”.
La frontera de Marruecos y España, en Melilla, ha sido un punto neurálgico para el ejercicio del contrabando, que en 2017 se estimó en un valor de mil millones de euros. Los mismos gendarmes corruptos involucrados en ese lucrativo negocio, deberían estar imputados por el hostigamiento que derivó en una avalancha humana, que terminó en masacre.
En declaraciones realizadas a “Público”, el migrante, activista y actor, Thimbo Samb, acusó a la política migratoria de la Unión Europea (UE) de “hipócrita, sucia y sinvergüenza” porque, en su opinión, los gobiernos occidentales intentan dar “lecciones” de respeto a los derechos humanos mientras hacen “lo peor”, y sugiere que, si la UE quiere frenar la inmigración, lo que debe hacer es “dejar de saquear los recursos” de África.

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
Whatsapp