Prohíben el trigo transgénico

Prohíben el trigo transgénico

2Jul22 0 Por Nora Tamagno

Un Juzgado de Mar del Plata ordenó la prohibición temporal en la Provincia de Buenos Aires del Trigo genéticamente modificado. Sólo un día antes del fallo el Presidente Fernández lo promocionó en La Rioja.

El Juzgado de Responsabilidad Penal Juvenil 2 de Mar del Plata, hizo lugar a una medida cautelar presentada por numerosas personas, pertenecientes a diferentes organizaciones, en representación de sus hijos menores de edad y las generaciones futuras.

La Resolución firmada en el día de ayer 1° de julio de 2022, por el Juez Néstor Adrián Salas, “hace lugar a la medida cautelar, ordenando la prohibición temporal en todo el territorio de la Provincia de Buenos Aires del uso y liberación a cielo abierto de la variedad exótica de Trigo Modificado Genéticamente IND-00412-7, autorizada su comercialización en todo el país por el Estado Nacional a través de las Resoluciones Nº41/20 y 27/22 de la Secretaría de Alimentos y Bio-economía del Ministerio de Agricultura de la Nación, respecto de la empresa INDEAR S. A., hasta tanto se implemente la Comisión de Biotecnología y Bioseguridad Agropecuaria en el ámbito provincial, coordinada por el Ministerio de Gobierno, con el objeto de elaborar un informe con sus recomendaciones, respecto de la introducción y liberación de material transgénico y anabólicos, sus efectos en los recursos naturales, la salud, la producción y la comercialización conforme a la ley 12.822” .

Tal como lo decíamos en notas anteriores de tramas.ar (ver notas aquí y aquí), cuando se aprobó el trigo transgénico o genéticamente modificado (OGM) en Argentina, numerosas voces y de muchos sectores se alzaron en desacuerdo. Los argumentos fueron múltiples: se profundizará el modelo del agronegocio, aumentará el uso del herbicida glufosinato de amonio (de mayor toxicidad que el glifosato), podría contaminarse de manera directa del pan, podría cultivarse en zonas marginales agravando la agriculturización y profundizando el deterioro y la desertificación de los suelos y se podría contaminar (por polinización en el cultivo o por mezcla en los procesos de comercialización) el resto de la producción de trigo no transgénico.

Desde las ciencias, el colectivo Trigo Limpio también manifestó su desacuerdo (ver nota aquí).

Por su parte, las entidades del campo también se pronunciaron en contra de que nuestro país siembre trigo genéticamente modificado. En este caso el argumento es el riesgo (muy probable) que todo el trigo se contamine y ello signifique la pérdida de importantes mercados, ya que la mayoría de los países de mundo se niegan a comprar trigo transgénico.

Desoyendo todas estas voces, exactamente de espaldas a la sociedad, el gobierno nacional avanzó, en alianza con los sectores más concentrados del agro, para que el trigo transgénico se apruebe. Es conocida la gestión de Daniel Scioli en Brasil y de Julián Domínguez defendiéndolo a capa y espada. El propio Presidente Alberto Fernández, el 30 de junio pasado, en su discurso en la inauguración de una planta textil en La Rioja (ver aquí) lo promocionaba diciendo: “le decía recién a Ricardo (Ricardo Quintela, el Gobernador de La Rioja), mirá, acá en La Rioja debés tener lugares donde podés sembrar trigo”.

Promover la producción de trigo en La Rioja, es un verdadero disparate. Porque es un territorio que tiene como bandera la lucha por el agua, especialmente contra la megaminería, y sería aumentar la disputa por ese bien escaso y tan necesario para la vida. Pero además, porque sería profundizar la agriculturización y el deterioro de los suelos y el ambiente.

El daño ambiental, económico y social que ha hecho el avance de la frontera agrícola en Argentina en las últimas décadas es enorme e innegable. Que el Presidente desconozca esto es inaceptable. Sus palabras no hacen más que confirmar que la prioridad de su gobierno es la alianza con las grandes corporaciones del agro, y que seguirá desoyendo las voces que reclaman otro modelo de producción.

Foto: https://actualidad.rt.com/

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter