Dejaron libre al abuelo que mató a su nieto

Dejaron libre al abuelo que mató a su nieto

8Jul22 0 Por Tramas

Domingo Verna, de 76 años, el militar retirado que hace un mes mató a su nieto en Bahía Blanca con cinco disparos, fue dejado el libertad. Seguirá procesado en un caso que se caratula de “abuso de legítima defensa”.



Bahía Blanca es una ciudad del país donde los viejos fantasmas de la dictadura no se han disipado. Siguen allí la Marina, el grupo multimedios La Nueva Provincia, las mafias del puerto y una poderosa oligarquía agropecuaria que fueron protagonistas de los años más negros de nuestra historia. En esa ciudad se sigue reivindicando al General Roca y a las masacre de los pueblos originarios que denominaron Campaña del Desierto. Los gremios docentes de Bahia Blanca acaban de denunciar que un par de concejales de JUNTOS presentaron un proyecto para promover la delación a los maestros y profesores que supuestamente “adoctrinan” a sus alumnos.
No es extraño entonces que sucedan hechos como el ocurrido hace un mes, donde un conflicto familiar, terminó a los tiros con una víctima mortal, Brian Verna, un jóven de 29 años de edad. Y que el fiscal haya caratulado el caso como exceso en la legítima defensa.
El abogado defensor de la madre de la víctima, Jorge Yazyi, rechaza que el crimen haya sido cometido en “una legítima defensa”. “Este acontecimiento se dio en un contexto en el cual existía violencia entre ambos, y así fue por mucho tiempo. Brian vivió durante años con el abuelo, suplantó el rol de padre. Era un hombre autoritario, hubo extorsión, humillación”. La novia de la víctima declaró que el comentario que hizo el ex suboficial del Ejercito, después de efectuar los disparos, fue: “Maté a la lacra”.
Brian estaba realizando estudios secundarios y trabajaba en una cooperativa local de limpieza de espacios públicos.
Un video que corresponde a la cámara de seguridad de la casa del imputado muestra una primera secuencia en que el joven agrede a su abuelo con un palo de escoba y dándole unos golpes de puño. En un video posterior aparece el joven pateándole la puerta de su casa al abuelo y, cuando esta se abre, Braian,que está desarmado, discute desde el exterior de la vivienda con el anciano que está adentro de su domicilio. En ese momento se escuchan los disparos y el joven cae. Es evidente que Domingo Verna no uso su arma para intimidar, ni efectuó disparos al aire, ni apuntó a partes del cuerpo que no comprometerían la vida de su nieto. Es un hombre que por haber tenido instrucción militar, conoce del manejo de armas de fuego. Y le hizo cinco disparos. La madre de Brian, que es hija del militar, fue testigo del crimen, porque estaba presente en el lugar tratando de contener a su hijo.
Antes de ser detenido, el genocida Alfredo Astiz, se paseaba por las calles de Bahía Blanca, sintiéndose seguro. Quizás esa, sea la mejor explicación de por qué ocurren hechos como estos.

Foto: Perfil