Femicidio de Cecilia Basaldúa: décimo tercera jornada del juicio

Femicidio de Cecilia Basaldúa: décimo tercera jornada del juicio

11Jul22 0 Por Luís Angio

Integrantes del Tribunal oral

El pasado 1 de julio en Cruz del Eje (Córdoba) se realizó la última audiencia del juicio por el femicidio de Cecilia Basaldúa. Previa análisis de unas pruebas genéticas, se escucharon los alegatos de las partes y el veredicto del jurado popular convocado para este caso.

Previo a los alegatos de las partes, se leyeron las conclusiones de un análisis genético relacionados con pelos encontrados que dieron resultado negativo.

Posteriormente se escuchó el testimonio de la perita de parte, la Licenciada en Química y doctora en ciencias químicas y especializada en criminalística,  Florentyna Bustos Plonka  (quien no declaró bajo juramento) y ante la pregunta de Daniela Pavón, abogada de la familia Basaldúa, respecto si ya estaban agotados todas las muestras de material genético, manifestó que de las 18 pruebas recolectadas   solo pudieron analizarse 3. Y de las muestras pre y post luminol (muestras de manchas de sangre) las últimas no fueron aceptadas para analizarlas. Concluida esta parde de los análisis genéticos se pasó a escuchar los alegatos de las partes.

Sala de prensa y público

Alegatos del fiscal Sergio Cuello.

El fiscal Cuello manifestó que tenía pruebas suficientes para pedir una condena a Lucas Bustos por homicidio doblemente calificado y por abuso sexual. Dijo que “no está comprobado el acceso carnal… y no hay nada que haya podido determinar fehacientemente que hubo un acceso total, pero sí, indudablemente hubo una tentativa”. Siguió su relato diciendo que Cecilia llegó hasta Capilla del Monte para concluir su libro, que estaba escribiendo desde sus viajes por Sudamérica en donde su idea era hablar de esas experiencias.

Hasta ese momento toda su intervención estaba relacionada a indicios o supuestos que habían sido tomados por la fiscal de instrucción Paula Kelm que desde un inicio de la causa fue señalada por la familia de Cecilia y la querella por haber desechado otras líneas de investigación, manteniendo solo los dichos y testimonios de cuatro policías que fueron quienes detuvieron a Lucas, lo interrogaron, y que por lo declarado por el propio acusado, sufrió aprietes y amenazas, que fueron además corroboradas por una testigo que esos momento se encontraba haciendo un trámite en la comisaría. Ante estas manifestaciones Daniel Basaldúa, el padre de Cecilia comenzó con gestos a demostrar su inconformidad por esos dichos lo que originó que el presidente del tribunal lo hiciera retirar de la sala de audiencias. Daniel pudo seguir los alegatos desde una sala aledaña donde estaba el periodismo y el público a través de una pantalla de televisión.

Prosiguió argumentando que Cecilia podría haber tenido un brote psicótico. El mismo argumento que Mario Mainardi, la persona que le dio alojamiento en su casa hasta que Cecilia despareciera. Desarrolló una línea de investigación tomada de testimonios y pruebas que no son concluyentes, y que determinan que ninguna es ni de Cecilia, de Bustos ni de Mainardi.

Al llegar al final de su alegato el fiscal Cuello no pudo demostrar en forma fehaciente prueba alguna que determinara que el asesino haya sido Bustos, quien además por su contextura física no era posible que haya peleado y forcejeado con Cecilia, quien era además cinturón negro de taekwondo. Todo se fundamentó en “indicios “

Dirigiéndose al tribunal popular y a los jueces manifestó:“…señores del jurado no hay otra prueba más que las que yo les he expuesto … me encantaría como fiscal tener otra prueba, pero no le tengo… no hay nada nuevo de prueba de indicios…por lo que solicito que se declare a Lucas Adrián Bustos autor penalmente responsable de los delitos de tentativa de abuso sexual con acceso carnal, a la pena de prisión perpetua”.

Daniel Basaldúa; abogadas querellantes Daniela Pavón, Giselle Videla y abogado Gerardo Battistón

Alegato de la Dra. Daniela Pavón, abogada querellante de la familia Basaldúa

La abogada Pavón comenzó diciendo que que el señor Fiscal rompió el compromiso asumido por la familia sí de llegar a la verdad”. Prosiguió refutando los argumentos del fiscal ya que no pudo aportar ninguna prueba fehaciente respecto a la culpabilidad del imputado. “a nuestro criterio, eso no se pudo determinar y estos indicios deben ser globales, múltiples y certeros y la realidad es que nada de eso pudimos obtener en este proceso”.

Respecto a Mario Minardi, quien fue el último que vio a Cecilia antes de irse de su casa el día 5 de abril, dice que “desde nuestra perspectiva nosotros creemos que no se ha agotado la investigación contra él y no se han tenido en cuenta numerosos indicios y cuestiones que han surgido durante el proceso”. Luego narró como la fiscal Paula Kelm ha rechazado todas las pruebas que la familia le iba aportando. “hemos podido escuchar como acá a los hermanos de Cecilia que decían que la primera comunicación con la fiscal les había sugerido que no hacía falta constituirse como querellante. Eso es un derecho fundamental de la víctima, de ser parte del proceso, de aportar pruebas, de acompañar este proceso y de que sean escuchados…desde el comienzo la familia ha sufrido un maltrato”. Hizo mención a nunca había recibido a la familia, subrayando que “la señora Fiscal mintió en las comunicaciones con la familia, ella hablaba de tener múltiples pruebas. Hablaba de fotos de Cecilia con el caballo de Lucas, hablaba de comunicaciones vía Facebook. Esto no existió. Es por eso que la familia se siente estafada”.

Detalló también el papel que tuvo tanto la policía provincial como la judicial, donde el único testimonio es el del oficial Arrieta, quien manifiesta que Lucas le confesó haber sido quien mató a Cecilia. Otros policías en sus declaraciones testimoniales se contradicen en varios pasajes de los mismos. Asimismo, en un pasaje de su alegato hace mención a que varios de esos policías están detenidos por abuso sexual y violencia de género. (ver audiencias anteriores).”Entendemos que estas personas no pueden llevar a cabo una investigación y teniendo en cuenta las normativas de protección a las mujeres, si lo único que parece que saben hacer es violentarlas. Esta investigación a nuestro entender y para la familia ha sido una vergüenza, un mamarracho, es lamentable el actuar y el procedimiento policial y lo peor de todo es que se ha dado dos años de ventaja a los verdaderos asesinos.”

Para finalizar su alegato Pavón ratifica lo mencionado anteriormente en cuanto a que no hay ninguna prueba concluyente para inculpar a Lucas Bustos por lo que solicita su absolución. También que las actuaciones sean remitidas al Tribunal de Conducta Policial de la Policía de la Provincia de Córdoba y que la investigación se remita a una fiscalía y jurisdicción diferente para continuar de esclarecer el femicidio de Cecilia.

Alegato de la querella por la Secretaría de DDHH de la Nación Dr. Gerardo Battistón

Comenzó su alegato anticipando que la Secretaría de DDHH de la nación, por el representada iba a pedir la absolución de Lucas Bustos. Posteriormente fue refutando cada uno de los argumentos que el fiscal había mencionado para acusar a Bustos, como por ejemplo las declaraciones de dos testigos, quienes habían dicho que una semana antes de encontrarse el cuerpo, el mismo no estaba en ese lugar, ya que ellos habían pasado por allí y no vieron nada.

Reiteró, como la Dra. Daniela Pavón, la mala actuación policial y de la fiscal Kelm, solicitando que “en algún momento pueda investigarse, pero para eso es necesario absolver a Lucas Bustos porque no hay pruebas, no hay evidencias y tampoco se agotaron las vías investigativas”.

Alegato de la defensa de Lucas Bustos.  Dra. María Claudia Brandt

Lucas Bustos en el banquillo de los acusados

Inició su alegato dirigiéndose al tribunal popular diciendo “llegó la oportunidad procesal en que estos miembros del jurado popular que representan la porción de la sociedad para juzgar un caso grave y esta defensa pueden mirarse de frente sin temor a faltar a la ley, nosotros jurados populares y defensa, hemos cumplido acabadamente con el mandato de la ley”.

Haciendo mención al fiscal, quien había pedido prisión perpetua para su defendido dijo “la verdad estoy algo así como desencajada, me dejó atónita, me sorprendió, quede estupefacta luego de escuchar la exposición del Ministerio Público Fiscal”. Como lo hicieron las querellas reiteró su asombro por los dichos en los cuales a este le hubiera gustado tener pruebas ciertas, directas y valederas, como así también cuando se justificó diciendo que “bueno en las investigaciones se trabaja así”.

Como lo hizo el representante de la Secretaría de DDHH de la Nación y la Dra. Pavón, Brandt volvió a insistir en las deficiencias de la instrucción, y de la actuación de la policía de la provincia y la judicial en el interrogatorio-entrevista- cuando supuestamente Bustos se auto incrimina.

Al finalizar ser dirigió a los miembros del tribunal popular que usen el sentido común “y que de verdad la ley debe ser aplicada como corresponde y si no los imputados deben ser absueltos. En este caso de la única forma que esta noche nos vamos a dormir tranquilos es si Lucas es absuelto”.

Luego de los alegatos en presidente del tribunal Carlos Escudero le dio la posibilidad de dirigirse al jurado popular a Susana Reyes, y Daniel Basaldúa, madre y padre de Cecilia.

Palabras de Susana Reyes

Susana Reyes

La mamá de Cecilia comenzó diciendo que estaba muy desilusionada de todo el mamarracho que fue el juicio. “Me ha desilusionado este señor fiscal porque todas las palabras que escuché era como escuchar a la fiscal Paula Kelm que fue un desastre todo lo que hizo”. Como lo dijo luego Daniel, pidió que se le haga un juicio político. Denunció que la policía de la provincia es un desastre y que luego del femicidio de Cecilia siguieron   matando y secuestrando gente. “atrás de todo esto hay algo grande, hay trata, hay droga”. Si este chico lo meten preso todos los asesinos siguen caminando por las calles… a mí ya me sacaron una hija, no quiero que maten más a nadie.

Palabras de Daniel Basaldúa

Comenzó dirigiéndose al jurado popular diciendo: “Como habrán visto durante el juicio, no pude mirar a ninguno de ustedes porque es lo que correspondía. Yo sé lo que es cumplir las leyes. Ahora sí los puedo mirar y solo les pido que le den una oportunidad más a mi hija y que tenga justicia. Cecilia lo único que quería era conocer el mundo, viajar y que otras personas hagan lo mismo y que no tengan miedo. Yo le pedí muchas veces `venite para acá`, un poco de egoísmo para tenerla cerca y hacer lo mismo que estaba haciendo en Latinoamérica lo hiciera en este país. Ella me hizo caso, eso lo voy a   lamentar de por vida, porque yo la traje así a la muerte. Y  cae acá en malas manos y sigue cayendo en malas manos. El señor fiscal nos prometió justicia y se lo digo en la cara, usted no cumplió, está haciendo lo que le dijo (la fiscal) Paula Kelm. Usted es un hombre joven y así queda   pegado a esa mujer que es un desastre”

Continuó dirigiéndose al jurado, “por eso les pido a todos ustedes, que se pongan en el lugar de nuestra familia. Creo que en este momento estamos luchando más para que no le pase lo mismo a otra gente… este crimen no puede quedar impune, los asesinos siguen andando sueltos. Les pido que absuelvan a Lucas y se pueda ir a su casa. Yo voy a tratar que Paula Kelm tenga un juicio político porque no es la primera vez que mete preso a un inocente”.

Antes de pasar a escuchar el veredicto, Lucas Bustos es consultado por el presidente del tribunal si quiere decir sus últimas palabras y manifiesta que “por ahora no”.

El veredicto

Lucas Bustos, ya en libertad con su mamá Susana y su hermana.

Luego de un cuarto intermedio de más de dos horas donde el jurado popular y dos jueces técnicos se retiraron a deliberar, la secretaria del tribunal leyó el veredicto: “el tribunal integrado por jueces populares y jueces técnicos por unanimidad resuelve: primero: absolver a Lucas Bustos de los hechos atribuidos por el señor fiscal de cámara”.

Por último, el tribunal resolvió recomendar al fiscal general de la provincia la designación de una nueva fiscalía de instrucción a los fines de la prosecución de la investigación de los hechos que motivaron este juicio.

En muy pocas oportunidades un imputado y su familia se abrazan con la familia de la víctima. Este fue una de esas pocas veces. Lucas Bustos salió por las puertas del edificio del tribunal abrazado con su mamá y su hermana. Susana y Daniel con parte de su familia satisfechos por este fallo y que no fuera condenado un inocente. Les queda ahora con más fuerza la pelea por encontrar al/los asesina/os de Cecilia. Saben que la justicia y todo el proceso de instrucción le han dado dos años de ventaja.

También saben que hay cientos de mujeres y organizaciones feministas nucleadas en la Mesa de organizaciones feministas, sociales y de derechos humanos que acompañaron a la familia Basaldúa durante todo este tiempo y que nunca han bajado los brazos para poder llegar a la verdad, seguirán acompañándolos hasta que se haga JUSTICIA.

Fotos: Luis Angió

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
Whatsapp