Andalgalá: entre la anarquía y la dictadura minera

Andalgalá: entre la anarquía y la dictadura minera

13Jul22 0 Por Silvina Reguera

El mito de la megaminería como desarrollo para los pueblos se cae por su propio peso y los gobernantes ya no saben cómo doblegar a quienes se oponen, la violencia institucional y la criminalización de la protesta como método para meter miedo, en Andalgalá no funciona. Catamarca, una provincia en llamas, con emergencia hídrica. ¿Por que los andalgalenses hablan de Dictadura Minera?

Escándalo. Según la enciclopedia libre Wikipedia, “Un escándalo es un incidente ampliamente publicitado que incluye acusaciones de proceder incorrecto, degradación o inmoralidad. Un escándalo puede basarse en actos reales, ser producto de acusaciones, o una mezcla de ambas. Las acciones tomadas para encubrir un escándalo e impedir que este se haga público suelen generar un escándalo mayor si el encubrimiento falla y el escándalo logra efectivamente hacerse público.

Desde que subieron ilegalmente las máquinas perforadoras al cerro donde nacen los ríos que le dan vida al pueblo de Andalgalá, toda la provincia de Catamarca se ha vuelto un escándalo de magnitudes incalculables. Ya era un escándalo la explotación de Alumbrera que dejó una provincia en el peor ranking de empobrecimiento y actos de corrupción, a lo que se suma la embestida de violencia estatal para forzar, a como dé lugar, la aceptación del proyecto MARA (Alumbrera-Agua Rica fusionados) en un pueblo que no quiere más megaminería; se llama “licencia social” y es algo que la multinacional-multimillonaria NO tiene.

La lucha sostenida de los andalgalenses por sostener la montaña en pie y ganar “tiempo de vida” se transformó en una cruzada heroica, un proceso de aprendizaje y empoderamiento en defensa propia. Es el ejemplo que muchos otros pueblos han tomado, para aplicarlo también en sus territorios, que a esta altura, ya son demasiados, porque la embestida del extractivismo más criminal que se haya visto en la historia argentina, da cuenta que no hay un solo lugar de este país donde no haya riesgo ambiental, que trae consigo todas las calamidades juntas, por supuesto, solo para la gente, los ciudadanos comunes, los nadies, los que solo quieren vivir en paz.

Dictadura. Según el diccionario de la lengua española,

La dictadura es un sistema de gobierno o régimen gubernamental donde todos los poderes del Estado se concentran en un individuo, un grupo o un partido. El dictador no permite la oposición a sus acciones y a sus ideas, tiene poder y autoridad absolutos. Se trata de un régimen no democrático y  autocrático, donde no existe la participación del pueblo.

Como instalar por la fuerza un proyecto que nadie quiere?

Solo hay una forma, con Dictadura Minera.

En un informe emanado de Yamana Gold-Proyecto Agua Rica en lo que han dado en llamar:” Programa de Perforaciones-Exploración Avanzada”, dice textual:

Esto significa, para entenderlo bien, que para conseguir la licencia social que NO  TIENEN van a violar las leyes, “influir en el marco regulatorio”. A esto nos referimos los andalgalenses cuando hablamos de Dictadura Minera, lo dicen ellos, claramente y lo venimos alertando desde hace muchos años.

Y si esta parte del informe les parece escandaloso, pueden leer el resto, deben leerlo, necesitan saber con qué clase de monstruo estamos lidiando. (Ver documento completo al final de la nota)

Foto Marianela Gamboa

¿Consultaron algo a los pobladores?

La pseudo consulta que realizó el Estado de Catamarca a la Población de Andalgalá consistió en que durante el tiempo de 15 minutos los vecinos y vecinas pudieran leer 2700 páginas de la Evaluación de Impacto Ambiental que el Ministerio de Minería de la Provincia realizó sobre el Informe de Impacto presentado por la Empresa Agua Rica para la etapa de exploración avanzada toda esa documentación contiene lenguaje técnico minero geológico ambiental, complicado de entender para el ciudadano de a pie e imposible humanamente hablando, en ese tiempo.

Foto Marianela Gamboa

El Gobierno de Raúl Jalil quiere imponer con agresión y ensañamiento un proyecto minero tres veces más grande que Alumbrera, a pocos km de donde vive la gente. Y nadie le pone un freno. Y en honor a la verdad, las culpas de este caos que la prensa a toda costa quiere tapar, son compartidas, por acción u omisión. No es solo un gobernador feudal, es también la oposición que no supervisa, no cuestiona, no dice, no nada; así gane quien gane y gobierne quien gobierne, siempre es lo mismo, están atornillados a un puestito de poder en donde cada cual atiende su juego. Y  es también el intendente Eduardo Córdoba y los concejales que no defienden la ordenanza.

029/16 que dice “PROHIBICIÓN DE LA MEGAMINERIA METALÍFERA EXTRACTIVA A CIELO ABIERTO Y DE LAS ACTIVIDADES DE EXPLORACIÓN Y/O EXPLOTACIÓN DE URANIO Y TORIO, EN CUALQUIERA DE SUS FORMAS, EN LA CUENCA ALTA DEL RÍO ANDALGALÁ”.

Señores: esta ordenanza fue votada por unanimidad y ustedes deberían defenderla como el pueblo defiende la montaña. Si no aprendieron en 13 años con todas las lecciones y cátedras que ha dado la población en lo que a lucha se refiere, entonces…bueno, no están a la altura de las circunstancias y deberían dedicarse a otra cosa porque la realidad es que acá se está jugando la vida de un pueblo y lo último que necesitamos son tibios e hipócritas.

Silvina Reguera – Asamblea El Algarrobo – Andalgalá

Imagen destacada: Marianela Gamboa

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
Whatsapp