Massa con viento del norte

Massa con viento del norte

31Jul22 0 Por Tramas

El presidente del BID, Mauricio Claver-Carone celebró la llegada de Sergio Massa al Ministerio de economía. Este funcionario es el mismo que hace una semana trabó un crédito de 500 millones de dólares a la Argentina que fue solicitado por Silvina Batakis. También el mismo funcionario que consiguió que el FMI le aprobara Macri un préstamo en condiciones irregulares para que pudiera tener chance de ganar las elecciones de 2019.



La respuesta de Mauricio Claver-Carone a Infobae, al enterarse de la designación de Massa, fue contundente: “Recibimos gratamente la oportunidad de trabajar con el Ministro de Economía de Argentina, Sergio Massa, y espero colaborar estrechamente con él en su función”. Y agregó: “El BID está comprometido a promover el desarrollo socioeconómico de largo plazo. Nuestra cercana colaboración mejorará las vidas de los argentinos y ayudará a abordar los desafíos macroeconómicos más apremiantes de Argentina”.
Mauricio Claver- Carone es un funcionario de alto nivel, que fue asesor de Donald Trump y su hombre de confianza en el Directorio del FMI. Con la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca, no perdió poder y fue promovido como presidente del BID. Esta permanencia en lugares estratégicos de decisión económica defendiendo los intereses de su país, demuestran que este funcionario está sustentado en el establishment económico estadounidense.
Claver-Carone había trabado una semana atrás el préstamo de 500 millones de dólares del BID que Blatakis había ido a buscar a Estados Unidos. Sus argumentos para impedir que se hiciera efectivo el desembolso de un crédito que ya estaba acordado fueron explícitos: “El éxito de Argentina es el éxito del BID, pero el tumultuoso historial financiero de Argentina afecta singularmente a los costos del banco. El BID debe proteger su capacidad de ayudar de forma fiable a todos sus 26 prestatarios, incluidos los países pequeños con pocos recursos”.
También es el mismo funcionario que presionó a la Directiva del Fondo Monetario Internacional para que se le concediera a Mauricio Macri en 2019 un préstamo en condiciones totalmente irregulares. En ese momento los informe de los técnicos del FMI eran concluyentes, no había posibilidad alguna de que Argentina lo pagara. Los representantes europeos en la Junta Directiva también se oponían. Claver-Carone, reconoció en un Foro diplomático realizado en Chile que el préstamo a Macri fue otorgado por razones geopolíticas y con el objetivo de que Cambiemos ganara las elecciones de 2019. Estados Unidos y su Presidente utilizaron toda su capacidad de presión para conceder un préstamo inusual e irregular, porque afectaba la normativa del fondo, de 55.000 millones a la Argentina.

Tweet de Massa, de enero de 2017 “Invitado a la asunción del Presidente de EEUU, con mi amigo Rudolph Giuliani, ex alcalde de Nueva York.”

Resulta evidente que la entronización del nuevo Superministro fue pactada por el propio Massa, con Cristina Fernández y los gobernadores Justicialistas. La voltereta de Claver-Carone con respecto a las posibilidades futuras de Argentina, plantean el interrogante sobre que papel que jugó o puede jugar la embajada de Estados Unidos hacia adelante.

Considerando la actual configuración del cono sur, la sobrevivencia del gobierno de Venezuela, los resultados electorales en Chile, Perú y Colombia, la casi segura derrota de Bolsonaro en Brasil, la inestabilidad política del gobierno de Ecuador, el crecimiento de las inversiones chinas,, son motivos de alarma para Estados Unidos.

Con el embajador de Estados Unidos, Marc Stanley

Si en 2019, el país del Norte estaba preocupado por el tablero geopolítico, ahora debe estar más preocupado. Quizás por eso la llegada del “amigo Sergio”, como nuevo hombre fuerte del gobierno del Frente de Todos fue tan festejada.

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
Whatsapp