Promiscuidad Judicial

Promiscuidad Judicial

9Ago22 0 Por Guillermo Cieza

La disputa entre el Frente de Todos y la oposición de Juntos por el Cambio, con denuncias cruzadas sobre hechos donde están involucrados jueces, fiscales y peritos judiciales, ha permitido conocer nuevos aspectos de una de las instituciones más desprestigiadas del país: el Poder Judicial.


Nos enteramos, por ejemplo, que entre los funcionarios judiciales que iban a jugar al padle en la quinta de Olivos en tiempos de Macri y los que jugaban al fútbol en la quinta Los Abrojos, se puede armar un buen equipo de Futsal, con suplentes incluídos. También que se constituyeron redes mafiosas, con abogados, periodistas y agentes de inteligencia, que llegaban a realizar prácticas extorsivas en sede judicial. Y que lo de excusarse para juzgar en litigios donde intervienen amigos o viejos clientes, es una práctica que evaden hasta los integrantes de la Suprema Corte. El bochorno ya trasciende las fronteras. Gracias a la acción de una Fiscal y un Juez, el gobierno argentino acaba de ser acusado de robarse un avión venezolano. Es de esperar que en los próximos meses no se le ocurra hacer lo mismo con alguna potencia mundial con otra capacidad militar de respuesta.

El fiscal y el Juez del caso contra Cristina Fernández jugando al fútbol en Los Abrojos. Pagina 12


Gracias al Poder Judicial la Argentina va a convertirse en la nueva capital de lawfare con una condena contra Cristina Kirchner, con pruebas escasas, por cobrar comisiones en obras de Vialidad en la Provincia de Santa Cruz. Cobrar comisiones por la Obra Pública es un hecho tan viejo como la política burguesa y a la que han apelado todos los gobiernos desde que tenemos memoria.

También gracias al Poder Judicial en los Foros latinoamericanos se empezará a conocer a nuestro Presidente como el “Ladrón de aviones Fernández”.
La cuestión es que, lo que ahora se sabe, apenas completa lo que ya sabía nuestro pueblo sobre el Poder Judicial. En cada comunidad, en cada barrio se recuerda un hecho de causas armadas, prácticas de gatillo fácil, o desapariciones de jóvenes seguidas de muerte, que han sido encubiertas por el Poder Judicial. Algunas tuvieron mucha resonancia en el país, como fue el caso de Santiago Maldonado, Rafael Nahuel o el de Facundo Astudillo Castro, pero otras tuvieron fuerte impacto en su comunidad. En disputas territoriales el Poder Judicial, falla casi siempre a favor de los terratenientes, las mineras o los saqueadores y en contra de las comunidades.

Nuestro pueblo sabe que, como dijera monseñor Oscar Romero “La Justicia es como la serpiente, sólo muerde a los que andan descalzos”. Por eso nuestras cárceles están llenas de hombres y mujeres, jóvenes y pobres.

presos. foto RT


La actuación del Poder Judicial para castigar al pueblo no es novedosa, ni empezaron ahora las prácticas amiguistas de jueces y fiscales con empresarios, politicos y funcionarios de gobiernos. El actual gobierno fue testigo de la forma en que el Poder Judicial se cargó la Ley de Medios en plena gestión kirchnerista. También de la actuación, durante el gobierno de Macri, de la Mesa Judicial operada por, el hoy prófugo, Pepín Rodríguez Simón.
Con dos profesionales de derecho como Presidente y Vice, el Frente de Todos hizo muy poco, en dos años, para depurar el Poder Judicial. Y fueron jueces nombrados a dedo, con antecedentes de practicar deportes con Macri, los que lo sobreseyeron por espiar a los familiares de las víctimas del Ara San Juán.
Hoy ese Poder Judicial le llegó a golpear la puerta a Cristina Fernández. El lawfare eleva las pretensiones de la serpiente. También puede morder a las que usan zapatos de marca.

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter