No puedo dejar  de preguntarme.

No puedo dejar de preguntarme.

5Sep22 0 Por Roberto "Tato" Iglesias

Hoy no puedo dejar de preguntarme:

¿Se puede ser crítico en Argentina y no estar de acuerdo con todo lo que es de público conocimiento? ¿Seré un profeta del odio?  ¿Seré un fascista por que no estoy de acuerdo?

A punto de cumplir 80 años, toda la gente que me conoce no puede negar que he dedicado mi vida a mis hijos e hijas y a la Educación Popular. Nadie puede negar, porque me han visto andar por casi todos los pueblos del país, trashumando, preguntando, escuchando, aprendiendo y enseñando. Soy consciente de que me puede llover una catarata de críticas despiadadas. No me importa. Allí se verá quién ama y quién odia, quién dialoga y quéen impone, quién trabaja horizontalmente y quién es autoritario. Me cuesta mucho comprender que uno o una dirigente a nivel nacional baje tres conceptos y toooodos abajo recitan lo mismo. Unos aman, otros odian, unos son democráticos y otros no democrático, e inclusive hablan del NUNCA MAS, lo que francamente me parece un despropósito.

Pregunto desde una postura crítica:

¿Hay miseria o no hay miseria en Argentina?

¿Hay trabajo o no hay trabajo?

¿Hay inflación o no hay inflación?

Nuestra gente ¿vive bien, vive mal, sobrevive?

¿Hay corrupción en Argentina o no hay corrupción?

No puedo dejar de recorrer uno por uno los gobernadores de todas las provincias vilmente enriquecidos (y esto está a la vista) y nadie que los juzgue. ¿Sirve la justicia o no sirve?

¿hay ajuste en la Argentina o no hay ajuste? En todo caso ¿Quién lo está implementando?

 No podemos engañarnos tanto. No puedo entender y dejar de preguntar ¿Quién gobernó en argentina en los últimos 40 años y, más específicamente, desde el 2000 a la fecha? ¿puede una vicepresidenta decir que no es parte de este gobierno, cuando ella eligió al presidente, al actual Ministro de Economía y a muchísimos funcionarios más? ¿Cuántos Ministros de los 19 que hay en el gabinete funcionan?

 Este gobierno, ¿Ha reprimido o no a los y las patriotas que defienden lo más importante de nuestro territorio: la vida, la tierra, nuestro petróleo, nuestra riqueza minera, el agua? ¿Han reprimido o no a quienes se oponen a las rutas interoceánicas construidas por IRSA (plan internacional que destruye los mejores recursos naturales de la provincia de córdoba)? ¿Han prohibido a Monsanto y el glifosato? ¿hay seguridad o inseguridad en Argentina?

Para ser más claros, a esta altura de la vida, creemos profundamente en la democracia, pero no creemos en casi ninguna de las instituciones que nos representan. No creemos en ningún partido político, no queremos cargos, no queremos plata del estado que corresponde a los más pobres, ni nada. Somos simplemente idealistas. Creemos todavía en que se puede cambiar el mundo. Repudiamos todo acto de violencia. Pero no podemos dejar de recordar también a todos los compañeros y compañeras asesinados en los últimos años por luchar a favor de la paz, del amor y la justicia. El caso más testigo, quizás sea el asesinato de Kosteky y Santillán, uno de cuyos autores intelectuales es el actual ministro de seguridad de la nación. El zorro cuidando las gallinas. Seguiremos luchando, yendo al encuentro de la gente, al abrazo compañero que nos une más allá de cualquier circunstancia. No comprendo a los militantes de papel, que desde sus cómodas casas de clases media piensan que están haciendo una revolución y quieren revivir el pasado de una manera absolutamente absurda.

Disculpen si alguien se siente agredido o agredida. No es mi intención. Viva la vida, viva el abajo, viva el amor, seguimos trashumando.

Roberto “Tato” Iglesias

educador popular

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter