“Al día de hoy no podemos pagar ni la luz, ni ninguna de las obligaciones que tenemos”

“Al día de hoy no podemos pagar ni la luz, ni ninguna de las obligaciones que tenemos”

8Sep22 0 Por Matías Gianfelice

Sabrina Morinelli, es TO (Terapista Ocupacional), lleva 12 años como trabajadora de la salud pública especializada en discapacidad. La entrevistamos para entender, como es ser una profesional de salud en nuestro país y sufrir el ajuste. El reclamo y la lucha de profesionales, personas con discapacidad y familias se extiende en todo el país.

El gobierno sigue el propio programa que acordó con el FMI. Más allá de eufemismos como “redistribución de partidas presupuestarias”; los funcionarios y voceros salen a jugar el deporte preferido del poder en la Argentina: pasarse la pelota y patearla afuera. Cientxs de trabajadorxs de salud especializadxs en discapacidad han salido en todo el país, asociaciones que lxs nuclean, personas con discapacidad que necesitan de sus terapias para mejorar la calidad de vida y las familias que sostienen y acompañan tanto a sus familiares como a lxs trabajadorxs.

Mientras las respuestas del gobierno son nulas, nos metemos en el mundo cotidiano de una trabajadora de la salud pública para que todxs podamos conocer un poco más cuales son las injusticias y desigualdades, los derechos que se vulneran, no solo en estos últimos meses, sino hace demasiado tiempo.

  • Recordando a la docencia en los 90′, lxs trabajadorxs de salud especializados en discapacidad han instalado una carpa blanca en Plaza de Mayo ¿Cuál es el reclamo puntual que los tiene luchando?

El reclamo tiene varios por no decir muchísimos puntos, entre ellos el rechazo al DNU que está circulando. El mismo atenta contra los prestadores independientes habilitando sólo a los centros a brindar la atención, entre otros. Además reclamamos la inmediata restitución de la cadena de pagos . También pedimos un nomenclador regulativo, no orientativo; así como la inclusión al nomenclador de los AT, Cuidadores, Equinoterapia, Hidroterapia y oportunidades laborales para las personas con discapacidad en edad laboral que están completamente excluidas del sistema.

  • El gobierno se ha defendido diciendo que no recortó y que es un problema de las obras sociales ¿Cuál es la metodología de trabajo que tiene ustedes con las obras sociales de sus pacientes?

Si, esa fue la respuesta del Gobierno y las Obras sociales nos responden que el Gobierno no giró el dinero, se tiran la pelota. Lo cierto es que la plata no está, no percibimos ningún pago en agosto. Al día de hoy no podemos pagar ni la luz, ni ninguna de las obligaciones que tenemos. El circuito con las obras sociales empieza con la obtención del Certificado Único de Discapacidad, a partir de ahí el médico solicita los tratamientos y apoyos que requiere la persona. Nosotros como prestadores presentamos un sin fin de papeles a la obra social que tiene que autorizar las prestaciones. Muchas veces las autorizaciones tardan meses, te pierden papeles, las familias reclaman de todas las maneras posibles y aún así, presentando los papeles en noviembre podes recibir la autorización en abril… mientras atendés enero, febrero, marzo y facturas en mayo para recibir los pagos a 60 días, osea en agosto. Una vez que logras la bendita autorización podés empezar a facturar… nuevamente presentas cada mes un sin fin de papeles y ellos realizan los pagos. Pagos que realizan cuando quieren. La norma es que sea a 60 o 90 días, pero muchísimas obras sociales tardan 6, 9 o 12 meses en pagarnos. Mas de una vez tenemos que acercarnos a las obras sociales, los prestadores o las familias para que esos pagos salgan. No te atienden los teléfonos, no te responden los mails.

  • La Argentina se está acercando al 100% de inflación anual, en ese contexto nos decís que ustedes cobran sus prestaciones entre 60 y 120 días (o mucho más) después ¿Qué explicación tiene esa metodología de pago salarial diferido? ¿Son compansadxs de alguna manera por las obras sociales y/o el Estado?

No, jamas hay compensaciones. Los aumentos son bajísimos y siempre están muy por detrás de la inflación anual.

  • Vos trabajás en la salud pública y venimos de una pandemia que ha expuesto a lxs trabajadorxs de salud a condiciones de estrés absoluto ¿Cuál es la situación de la salud pública en CABA desde tu mirada?

La situación es alarmante. Hospitales con cada vez menos personal, las áreas de salud mental especialmente sobre pasadas de demandas, intentos de suicidio que aumentan en las estadísticas y en la práctica diaria, niñes que no han accedido por años a los tratamientos, la violencia en los hogares que aumenta y mayor cantidad de personas que requieren del Hospital Publico por pérdida de su trabajo. A esto le agregamos los sueldos de los profesionales muy por debajo de la inflación, el personal de enfermería agotado y no reconocido… y los malabares para brindar atención de calidad.

  • En las manifestaciones que vienen llevando las diferentes asociaciones o grupos de trabajadorxs de salud especializadxs en discapacidad se ve constantemente el apoyo de las familias de sus pacientes. ¿Sienten ese apoyo? ¿Consideran que sus pacientes y las familias entienden las medidas de lucha que están llevando adelante?

Si, las familias son un gran apoyo. Pero están agotados, luchan desde el primer hasta el último día para acceder a cada prestación, la medicación si lo requieren, etc. El desgaste es enorme e inimaginable.

  • Vivimos en sociedades marcadas por la desigualdad económica, cultural, de oportunidades, etc. Pero también vivimos en sociedades que tienden a invisibilizar a las personas con discapacidad. Según tu experiencia como profesional en dicho campo, ¿Qué significa en este país ser discapacitadx y pobre?

Con dolor mi respuesta es que eso te convierte casi en invisible.

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter