¿De qué se ríe gobernador Morales?

¿De qué se ríe gobernador Morales?

11Oct22 0 Por Guillermo Cieza

El gobernador de Jujuy festejó las grandes ingresos que provienen de la explotación del litio en el país que menos recibe por sus exportaciones y donde el 95% se vende como mineral bruto.



En el marco de la apertura de la ExpoJuy, el gobernador Gerardo Morales valoró la importancia de la explotación de litio en su provincia y anunció que para fin de año se estarán produciendo 80.000 toneladas.
El litio es un mineral estratégico para la generación de energías alternativas, por lo que se ha valorizado mucho en los últimos años. La Argentina junto a Chile y Bolivia son los países con mayores reservas comprobadas del mundo.
La explotación del litio es polémica, en particular en aquellas zonas donde extraerlo puede generar daños ambientales muy graves, como el daño de humedales y fuentes de aguas. En La Rioja las comunidades están resistiendo la explotación en la Laguna La Brava, porque afectaría recursos hídricos que son escasos en la región.
Más allá de este debate, la Argentina, tiene el dudoso privilegio de ser el país que menos recibe por sus exportaciones de litio. En nuestro país lo único que pagan las empresas es un 3% a las provincias donde están ubicados los yacimiento. Esa cifra suele ser menor porque se realizan maniobras de subfacturación que suelen ser superiores al 100 %. En Chile las empresas privadas entregan regalías por un 40% al Estado y de un 3% a las comunidades. En Bolivia el recurso y todo el proceso de producción y explotación es de propiedad estatal, y sólo se da entrada a privados a partir de aportes tecnológicos que están fuera del alcance del Estado Boliviano.
En la Argentina, la reforma de la Constitución de 1994, determinó que la gestión de los recursos naturales son responsabilidad exclusiva de las provincias. La descentralización de la administración estatal que impulsó el neoliberalismo en tiempos de Menem, y que siguen impulsando muchas ONG, para quienes el peor enemigo es el Estado Nacional, determinó que administraciones provinciales de provincias pobres terminaran negociando con multinacionales, con los resultados conocidos. El actual gobierno nacional, y los anteriores podrían haber revertido en parte esta situación, declarando al litio mineral estratégico, pero no lo hacen apelando a un federalismo de cartón que es funcional a la entrega del país.
La particular forma en que se produce el saqueo en Argentina se traduce además en que nuestro país es el que menos control y regulación tiene sobre el recurso. En Chile existe una Comisión Nacional del Litio, donde participan el Estado Nacional, las comunidades y las empresas privadas. En Bolivia, todas las decisiones están en la órbita estatal y de las comunidades. En la Argentina las empresas multinacionales que consiguen las concesiones de explotación, se amparan en el Código Minero sancionado en 1995 y pueden hacer lo que se les antoja. Gobernadores de las provincias argentinas que tienen yacimientos de ese mineral han conformado una Mesa de Litio, pero esta herramienta por ahora no ha sido utilizada para mejorar ingresos, sino para operar contra el patrimonio y los bienes comunes de los habitantes de nuestro país. Estos gobernadores, junto a sus pares de otras provincias del Norte, estando de visita en Washington, sabotearon el tratamiento de la Ley de Humedales.
Además, en nuestro territorio nacional sólo se hace un agregado de valor al 5% de lo que se produce. El resto se exporta como mineral bruto. Esta situación contrasta con la de Bolivia, que promueve como lineamiento político la industrialización del litio por parte del Estado. Este emprendimiento es administrado, operado y financiado 100% por el Estado, y sólo acepta socios para la provisión de tecnología de punta que necesita para la fabricación de baterías de ión-litio.
Finalmente, si en Bolivia el litio es explotado exclusivamente por el Estado nacional y en Chile la empresa estatal tiene una participación del 25%, en la Argentina la explotación está en manos de 17 empresas extranjeras. Hoy en nuestro país ya hay 2 proyectos activos en el Salar Olaroz de Jujuy y en el Salar del Hombre Muerto en Catamarca. Pero hay más de 50 proyectos en etapas de exploración y prospección.
En la Argentina, en la actualidad, el litio es el mineral más exportado, después del oro. Y las divisas que ingresan, fruto de este descarado saqueo, son festejadas tanto por el gobernador Morales, radical de Juntos por el Cambio, como por el gobierno nacional.

Foto. Minuto Uno

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
Whatsapp