A 10 años del Golpe de Timón: “Tenemos que injertar la propiedad social, el espíritu socialista”

A 10 años del Golpe de Timón: “Tenemos que injertar la propiedad social, el espíritu socialista”

17Oct22 0 Por Gerardo Rojas

Reportaje a Johan Tovar de la Comuna “Luisa Cáceres de Arismendi” de Anzoátegui.

El sábado 20 de octubre del 2012, pocos días después del triunfo electoral que ratificaba en la presidencia al Comandante Chávez, se realizaba una transmisión en los medios públicos que luego será conocida como Golpe de Timón. Así, el país fue testigo de las reflexiones, instrucciones, críticas y autocriticas, que fueron parte de la reunión del gabinete ministerial que marcaba una nueva etapa de gobierno.

Chávez iniciaba la transmisión con las siguientes palabras:

“Tenemos un rato conversando, sobre todo el tema económico, revisando papeles, documentos, planes, proyectos, el cierre de ciclo, la apertura del nuevo ciclo ante la victoria bolivariana del pasado 7 de octubre que abrió el horizonte político, lo abre y, además, como lo dijimos, deben ustedes recordarlo, el triunfo popular, la victoria popular, la victoria bolivariana, lo dijimos y está demostrándose, garantiza la estabilidad del país”i.

El triunfo generaba un nuevo ciclo, que tenía una urgencia en lo económico, no es casual que sea “el tema”, de mayor peso hasta ese momento en la reunión, por eso la dura crítica, recordatorios y ratificaciones de rumbo estratégico. Lo económico se abordó desde las claves que generaba el socialismo que Chávez planteaba construir, con reflexiones y medidas revolucionarias sobre lo que debería ser la gestión, y la lucha contra el capital.

En esa tarea la comuna tenía mucho que hacer, garantizar los procesos de democracia directa que permitiera generar la construcción de mayorías que se apropiaran del proyecto de cambio, no como agenda partidista, sino como rumbo colectivo del país, y también, impulsar la “propiedad social, el espíritu socialista”ii.

La estabilidad que debía generar el triunfo fue trastocada por lo ya conocido por todxs, abriendo un periodo de resistencia, lucha y crisis que aún estamos transitando, ahora con algo que tiende a la estabilidad, aunque recorriendo otros rumbos, con complejidades que nos interpelan, y donde el Golpe de Timón de aquel 20 de octubre, se convierte en un patrón de medición del tránsito socialista que debe definir a la Revolución Bolivariana, parafraseando a István Mészáros, citado por Chávez ese día.

Nuestro socialismo debe ser distinto

Recordando parte de las líneas propuestas hace 10 años para el tránsito al socialismo bolivariano, conversamos con Johan Tovar de la Comuna “Luisa Cáceres de Arismendi” de Anzoátegui, parte de la Dirección Nacional de la Unión Comunera, quien nos comparte su mirada sobre lo propuesto por Chávez para la comuna, para el pueblo pobre que construye autogobierno popular.

La Comuna “Luisa Cáceres de Arismendi” está conformada por 24 consejos comunales, que entre sus múltiples iniciativas impulsan la Empresa de Propiedad Social Directa Comunal de Recolección de Desechos Sólidosiii, además de la EPSDC y Escuela de Formación de Reciclajeiv.

Johan nos comenta sobre el Comandante:

“Él asumía que este socialismo debía ser distinto, porque era democrático y debía sostenerse sobre la base del convencimiento popular, a través de argumentos reales y sólidos, y esa cantera de la democracia popular auténtica e irreverente para Chávez, sin duda alguna era la comuna, como alma del proyecto revolucionario”.

La democracia es otra idea fuerza central no solo en el Golpe de Timón, sino en el pensamiento y acción de Chávez, expresada desde sus primeros escritos en tiempos de conspiración, o incluso en la misma propuesta de convocatoria de la constituyente que parió la Constitución Bolivariana.

Ese 20 de octubre, profundizando sobre los postulados de la democracia socialista, el Comandante reclamaba que la comuna era el “alma del proyecto” que no tenía el peso correspondiente en la gestión del gobierno, por ello, nos afirma Johan:

“Chávez reclamaba que la creación de la comuna no era un asunto que se estaba asumiendo plenamente como gobierno. Él sentía que le habían dejado ese asunto a él, por eso veía siempre que inauguraban fábricas, urbanismos de la Gran Misión Vivienda Venezuela entre otros proyectos, sin la comuna… Y por ello reclamaba que había que enderezar el rumbo al barco, y ese rumbo es la comuna”.

El que sigue siendo nuestro rumbo.

La Propiedad Social

El comunero de la Luisa Cáceres de Arismendi, nos recuerda: “Chávez inicia el Consejo de Ministros haciendo énfasis en los postulados teóricos que dan forma concreta a la propiedad social”. Lo hacía con varias lecturas y citas, unidas a instrucciones, dicho por Chávez: “lo que estoy dando es una orden con las reflexiones”v.

Y entre las diversas cosas que ordeno sobre la propiedad social fue: “Tenemos que, asociarnos con los pequeños productores, pero tenemos que injertar la propiedad social, el espíritu socialista, a lo largo de toda la cadena, desde el trabajo de la tierra, donde se produce el mango, la guayaba, la fresa, hasta el sistema de distribución y consumo”vi.

Allí un mandato claro que hacía a todo el gabinete, era una de las propuestas para poder vencer a la “gigantesca amiba” que es el capitalismo. Johan plantea al respecto:

“Chávez tenía una visión amplia de la propiedad social, la veía como un motor estructurante de la pequeña y mediana propiedad familiar, para crear ese injerto socialista que debía ampliarse, como estrategia para producir e industrializar, y poder salir adelante con el país, y abandonar de una vez por todas ese modelo rentista petrolero”.

Y para superar el modelo rentista petrolero Chávez nos planteó ese 20 de octubre una ruta:

«Oye el potencial para nosotros salir del modelo rentístico petrolero, producir, producir. Primero, para nuestro propio consumo, bajando los costos, con trabajo liberado y liberador, una nueva cultura del trabajo y, luego, para la exportación de productos… Esto forma parte de lo que hablamos hace un rato, la viabilidad financiera del proyecto bolivariano, cómo salir del rentismo petrolero, de la extrema dependencia del ingreso petrolero»vii.

Allí, según el Comandante, la vía para darle “viabilidad financiera” al proyecto bolivariano: producir, con trabajo liberado y liberador, para nuestro propio consumo y luego la exportación. Para ello se debían generar experiencias basadas en “elementos nuevos”.

El Injerto Socialista

Una de las estrategias planteadas por Chávez es el “injerto socialista”, reconociendo que el capitalismo era el que sostenía las relaciones económicas en el país, tocaba ir robándole espacios, ensayando formas de subvertir su metabolismo. Johan nos plantea:

“Chávez asumía, el injerto socialista como ese germen de la propiedad social, capaz de reconstruir las relaciones de producción existentes en la actual sociedad capitalista, y lo concebía de manera realmente democrática, solidaria, sobre todo bajo un enfoque profundamente autogestionario, del desarrollo endógeno, por allí insistía en unir lo social y lo económico”.

Lo que planteaba la complejidad de una construcción integral, no era solo producir, sino producir desde una lógica de “trabajo liberador”, por ello hace la reflexión de que el capital construye sus tecnologías y formas de relacionamiento, usar sus instrumentos implicaba mantener su “software” y “hardware”, por ello Chávez insistía:

«Todos los factores que están incorporados ahí, e incorporándose, el conocimiento, la capacitación, e insisto en el modelo de relacionamiento, en el trabajo, lo que dice Mészáros, que se acabe la grosera y explotadora división jerárquico social del trabajo; la igualdad, propiedad social y, luego, viene, bueno, el suministro para el consumo de los vecinos, de la comunidad, de la población; alimentos de calidad y al más bajo precio posible»viii.

En varias reflexiones el Comandante caracterizaba las lógicas del capital y su reproducción, y como generalmente la práctica institucional, de manera acrítica, los sostenía en su día a día, por ello hace esta contundente declaración:

“Cuidado, si no nos damos cuenta de esto estamos liquidados y no sólo que estamos liquidados, somos nosotros, seríamos nosotros los liquidadores de este proyecto, nos cabe una gran responsabilidad ante la historia a los que aquí estamos, véanse las caras, véanse los ojos en el espejo cada vez que vayan al baño o a donde haya un espejo”ix.

Asumimos esa gran responsabilidad, por nuestra parte no seremos liquidadores del proyecto, por ello, incluso en estos tiempos de dificultad, el pueblo de Chávez construye espacios para sostener el proyecto, entre ellos se encuentra uno que va juntando esfuerzos comunales, del que es parte Johan Tovar, que afirma: “Y es por eso que nace la Unión Comunera, para poder navegar juntos y juntas sobre este mar capitalista, y poder sobrevivir a ello y lograr llegar a puerto firme y de futuro que es el socialismo bolivariano”.

Vamos navegando, entre un mar de dificultades, pero con un rumbo claro: el timón en ruta al socialismo bolivariano.

i 2012/10/20 – Reunión de gabinete conocido como Golpe de Timón. Ver: https://n9.cl/v7w48

ii Ibid.

iii [ENTRELUCHAS] ¡Ay que basurero!. Tatuy Tv. 21/12/2021. Ver: http://tatuytv.org/entreluchas-ay-que-basurero/

iv [COMUNA] Escuela de Reciclaje inicia proceso de formación para Consejos de Pescadores y Acuicultures. Tatuy Tv. 11/10/2022. Ver: https://youtu.be/VvAW76RxPAw

v 2012/10/20 – Reunión de gabinete conocido como Golpe de Timón. Ver: https://n9.cl/v7w48

vi Ibid.

vii Ibid.

viii Ibid.

ix Ibid.

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
Whatsapp