Un 17 de octubre, con actos para todos los gustos

Un 17 de octubre, con actos para todos los gustos

17Oct22 0 Por Guillermo Cieza

Las distintas convocatorias en este 17 de octubre marcan diferencias políticas, pero sobre todo una percepción diferente frente a las elecciones presidenciales del próximo año . Quienes creen que hay 2023 a disputar, concurrirán a Plaza de mayo exigiendo cambios en la politica del gobierno acorde con algunos postulados históricos del peronismo.



La convocatoria a Plaza de Mayo que reunirá a mas de cien organizaciones, siendo las mas conocida la Corriente Sindical que encabeza Pablo Moyano, la Campora, los intendentes del conurbano y algunos movimientos sociales se moviliza bajo el lema Unidad Nacional para la Soberanía con Justicia Social . La sola mención de palabras como soberanía y justicia social, pone en cuestión la orientación del actual gobierno. Quienes se hacen parte de esta convocatoria están convencidos que un gobierno con posturas mas firmes contra los que saquean los recursos naturales, evaden impuesto y fogonean la inflación vaciando los bolsillos populares, tiene posibilidades de competir electoralmente e incluso ganarle a la derecha. Toda su audacia programática, no va más allá de exigir mayores regulaciones estatales, defender el salario y los ingresos populares, pero en el actual contexto, ya es suficiente para diferenciarse de la orientación económica del actual gobierno.


La postura de “los gordos” de la CGT y “los gordos” del movimiento social, más conocidos como “los cayetanos” , es parecida. Asumen que han conseguido una representación social suficiente como para ser factor de poder con cualquier gobierno. . En relación a las elecciones de 2023, a lo sumo trataran de colar algún diputado o intendente, para reforzar su poder corporativo, pero creen que el kirchnerismo es una causa perdida y no están dispuesto a quemarse en ese incendio.

Releyendo su accionar en clave histórica sindical los dos sectores están en tránsito del “vandorismo” que a mediados de la década del 60 encabezaron Vandor, Lorenzo Miguel y Rucci, al “participacionismo” liderado por juan José Taccone y Rogelio Coria. En particular a “los cayetanos”, le fue muy bien con Carolina Stanley en Desarrollo Social durante el gobierno de Macri.


El acto de Manzur, en Tucuman, es representativo de lo que harán la mayoría de los gobernadores a excepción de Kicillof. Su máxima prioridad para 2023 es conservar sus feudos. Después y de acuerdo a lo que se vaya armando y midan las encuestas se irán posicionando.


El presidente Fernández ha pretendido posicionarse por encima de todas las divisiones del peronismo concurriendo a Cañuela a una inauguración de una obra vial. Pese a sus intenciones queda expuesto en lo que es hoy su rol y su máxima ambición. Es una figura decorativa, cuya máxima ambición es que no se hagan olas y pueda terminar su mandato.
Este 17 de octubre brindará una buena foto de cómo están las distintas tendencias dentro del peronismo. Puede influir, pero no determinará necesariamente la futura orientación del gobierno.

Las condiciones son muy diferentes a las de 1945 cuando la lucha de clases, encarnada en una gigantesca movilización obrera hizo retroceder a la oligarquia y torció todos los proyectos, incluso el de Perón.
Hoy, buena parte de ese pueblo está desesperanzado y la casa Rosada esta bajo la presión de los acuerdos con el FMI, y saturada de lobbistas de intereses de los grandes empresarios locales y las multinacionales saqueadoras.

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
Whatsapp