Actividad de la autoconvocatoria en zona sur

Actividad de la autoconvocatoria en zona sur

22Oct22 0 Por Damián Fau

Con el título “Consecuencias del acuerdo con el FMI”, se realizó una charla en Lomas de Zamora que tuvo como contenido la vinculación entre la situación económica y social, con la firma del acuerdo con el Fondo. De la misma participaron como expositores Eduardo Lucita, Beverly Keene y Nora Cortiñas. Organizaciones locales que promovieron el encuentro, lograron una buena convocatoria para seguir profundizando el debate sobre la grave situación de nuestro país.

La autoconvocatoria por la suspensión del pago e investigación de la deuda sigue promoviendo espacios y acciones contra el acuerdo con el FMI y por la investigación y auditoria de la deuda. En esta oportunidad, un conjunto de organizaciones de la zona sur, entre las que se encuentran el MULCS, PRML, Partido Socialismo y Libertad, Emancipación Sur, Marabunta, Hilo Rojo – Colectivo Militante y a la que se sumó ATE Sur, impulsaron la conformación de la regionalización de la autoconvocatoria para seguir impulsando las actividades que se desarrollan principalmente en CABA.

Previamente, se realizó el lunes 17 una volanteada en el centro de Lomas de Zamora, en el marco de la Semana de Acción Global por la Justicia y la Anulación de la Deuda. Esta fue la primera acción que dio cuenta de la conformación del espacio de la autoconvocatoria en el sur del conurbano. En la misma semana, el viernes 21, en el local de la calle Cerrito, a unas cuadras de la estación, se realizó la convocatoria a esta charla que tenía como ejes los siguientes interrogantes ¿De qué sirvió el acuerdo con el FMI? ¿Qué podemos hacer frente al mismo? ¿Por qué nos debería importar? Quienes buscaron dar algunas respuestas y orientaciones frente a estas preguntas fueron los panelistas Eduardo Lucita, miembro del EDI (Economistas de Izquierda), Beverly Keene, integrante de la organización Diálogo 2000 y Jubileo Sur, y Nora Cortiñas, integrante de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora.

Lucita, desarrolló una intervención centrada en los diferentes componentes de la deuda en donde además de las deudas con el FMI y otros organismos, además están las deudas con los acreedores privados, y dentro del propio Estado y con los gobiernos provinciales. Sumó a la vez, elementos económicos que demostraban la inviabilidad del acuerdo firmado con el FMI, de la insensatez de la aceptación de los condicionamientos del organismo, y la inutilidad del pedido de esa masa de dinero ya que no contribuyó a superar las dificultades económicas de nuestro país. Señaló las varias oportunidades perdidas por el gobierno nacional del Frente de Todos para suspender los pagos, ganar tiempo, y generar mejores condiciones de negociación aprovechando contextos favorables. También planteó de la situación de crisis que se avecina dado que en dos años los vencimientos serán de un volumen impagable.

Por su parte, Beverly Keene se centró en destacar las consecuencias del acuerdo con el fondo a través de la inflación y del aumento en bienes esenciales para la vida. Las implicancias que estas consecuencias tienen en la vulneración de los derechos humanos. Como complemento, mencionó experiencias donde diferentes gobiernos llevaron adelante auditorias, como en Ecuador, que permitieron estudiar los orígenes de las deudas y demostrar gran parte de su ilegitimidad e ilegalidad. También recuperó el Juicio Popular contra la Deuda que llevó adelante la autoconvocatoria a lo largo del año 2020, del cual participaron como querellantes más de 100 organizaciones y numerosas figuras públicas como jurados, que señalaron los problemas que tiene la deuda y condenando la misma (el registro del juicio está disponible en un material de carácter público). Por último, destacó que en vez de deudores, somos acreedores, y que la verdadera deuda es con los pueblos y la naturaleza.

La última intervención estuvo a cargo de Nora Cortiñas, quién subrayó los vínculos entre la dictadura militar genocida del 76 y la deuda que seguimos pagando. Las razones del terrorismo de Estado y el endeudamiento que tuvo varios objetivos entre estos sostener el plan sistemático de desaparición de personas. Señaló centralmente que tenemos una tarea importante de concientización cotidiana, hablando con nuestros vecinos y vecinas, y en los lugares donde transitamos. Que la tarea principal es multiplicar y sumar voluntades en esta lucha que está vinculada con la búsqueda por la memoria, la verdad y la justicia por les 30.000 detenidxs desaparecidxs.

Por último, luego de una ronda de preguntas hacia les panelistas por parte de les asistentes, que profundizaron en algunos de los aspectos planteados, se realizó una foto colectiva con la bandera de Haití. A través de este gesto, se propuso enviar la solidaridad al pueblo haitiano que hace semanas se encuentra en las calles oponiéndose al aumento del precio del combustible, que tiene como motivo un ajuste del gobierno que responde directamente a las directrices de los organismos internacionales.

Les organizadores señalaron la satisfacción en relación a la charla y plantearon la continuidad del espacio de la autoconvocatoria zona sur, para seguir promoviendo la lucha contra el ajuste del gobierno nacional que tiene principalmente su fundamento en el acuerdo firmado por el gobierno de Macri, y asumido por el gobierno del Frente de Todos sin críticas y votado por el Congreso en marzo de este año. La respuesta desde abajo, y la organización popular, la coordinación y la unidad parece ser el único camino para construir la esperanza de un país que merezca ser vivido.

Damián Fau

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
Whatsapp