Boca campeón y un final de campeonato transparente

Boca campeón y un final de campeonato transparente

23Oct22 0 Por Matías Gianfelice

Boca salió campeón en un final infartante después de empatar 2 a 2 contra Independiente en la Bombonera. Al mismo tiempo River le dio vuelta el resultado a Racing y le ganó 2 a 1 sobre el final.

Boca Juniors alacanzó su estrella N°73 al salir campeón del torneo de primera división del fútbol masculino de Argentina. Estrella que corona un raro campeonato, donde Boca tuvo dos técnicos (Battaglia e Ibarra) y muchas lesiones que llevarán a recordar a este equipo como el de “los pibes”.

Destacados como Langoni, Medina, Varela, Zeballos, Morales, Vázquez y Sandez entre otros. Con Rojo como emblema del plantel, con una irregular Benedetto que apareció en un tramo clave del campeonato y al volver al gol contra River fue una figura clave en la remontada que llevó a Boca hasta este campeonato. Mención totalmente especial para el arquero Rossi, quien en este final contra Independiente volvió a demostrar que hoy por hoy es de los mejores arqueros argentinos del mundo. Nivel que lo lleva a Scaloni a pensar en convocarlo al mundial que ya empieza en Qatar.

Este Boca que lejos está de tener un nivel futbolístico que llene los ojos, que de placer sentarse a verlo jugar, pero logró en momentos claves del campeonato mucha seguridad defensiva, mucha presencia en la mitad de la cancha de la mano de un 5 de nivel europeo como es Varela y con los diferentes delanteros claves que supo tener: Villa, Zeballos, Langoni, Benedetto e incluso el pibe Morales.

Del partido contra el Rojo se puede decir, al igual que en el Racing vs River en Avellaneda, lo más destacable es poder decir esta vez que los planteles involucrados en esta definición del fútbol argentino, hubo honestidad, transparencia y juego limpio. River perdía 1 a 0 con Racing, supo empatarlo, casi lo pierde con un penal en contra que Armani atajó y para coronar lo termina ganando en el último minuto con otro gol de Borja. Mientras que Boca empezó perdiendo con un penal en contra, lo empató con Pol Fernández de cabeza, lo salvó Rossi increíblemente al final del primer tiempo; y en el segundo ya con Villa dentro de la cancha, el propio colombiano (NdR: denunciado por abuso y violación quien sigue jugando sin ninguna sanción por ahora) clavó el 2 a 1 de tiro libre. Cuando parecía que se encadenaba para otro triunfo cerrado por la mínima diferencia, los nervios y el pésimo partido de la defensa de Boca ayudó a que el Rojo empate tras un corner y ponga la definición al palo. Sin dudas, en la Bombonera no sobró fútbol en el partido, pero si hubo tensión, empuje de ambos equipos e incluso los deseos de ir al frente de ambos planteles, lo cual aportó su cuota de transparencia tan necesaria en este turbio fútbol argentino.

El equipo de Ibarra, que no se sabe si continuará en el 2023, ganó el campeonato sin lucirse. Es verdad que las lesiones y la falta de presupuesto para lograr buenos refuerzos, dieron lugar a una virtud que vale reconocerle a Riquelme en estos años: darle lugar de verdad a los pibes de las inferiores en la primera de Boca. Este Boca campeón, es el Boca de los pibes, el Boca que deberá festejar Riquelme, pero que también deberá mejorar, ya sea Ibarra u otro cuerpo técnico, que deberá mejorar Riquelme y la dirigencia, si quieren tener un 2023 mucho más glorioso en el plano internacional.

Boca es campeón, el Rojo y River jugaron a lo grande, Racing luchó con su buen juego hasta el final. Por una vez ganó el fútbol argentino en transparencia y eso es para celebrar.

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
Whatsapp