Bolsonaro: “Siempre respeté la Constitución”

Bolsonaro: “Siempre respeté la Constitución”

1Nov22 0 Por Tramas

En un breve comunicado donde agradeció el apoyo de sus votantes el Presidente de Brasil no reconoció expresamente su derrota electoral, ni felicitó a Lula Da Silva. Justificó las manifestaciones callejeras de sus partidarios, mientras sean pacíficas. ¿Se trata de su aceptación a regañadientes de los resultados electorales? ¿O está ganado tiempo, mientras consigue apoyos para dar un golpe de Estado?

Después de cuarenta horas de haberse conocido los resultados electorales que dieron el triunfo a Lula Da Silva, y mientras en todo el territorio nacional se desarrollaban cortes de ruta por parte de sus partidarios, el presidente Bolsonaro leyó un comunicado sumamente ambiguo, en donde por un lado reconoció el derecho de los manifestantes a expresar su indignación, pero por otro puntualizó que las acciones deben ser pacíficas, y no imitando los métodos de la izquierda. Su afirmación acerca de que va a respetar la Constitución tiene muchas interpretaciones y puede significar decisiones opuestas. Tanto reconocer el resultado, como alegar que como la Constitución ha sido vulnerada las Fuerzas Armadas deben intervenir.

La correlación de fuerzas no parece favorable a Bolsonaro para que intente un golpe. La elección ha sido reconocida como legítima por Estados Unidos, otras potencias occidentales como Francia y Alemania, la OEA, y los gobiernos latinoamericanos. En su país, no cuenta con el apoyo de los grandes medios de prensa como la Red O Globo, ni de actores poderosos económicos como la burguesía industrial de San Pablo ni de sectores de las finanzas. Las dudas sobre su aceptación de la derrota, provocaron una baja de la Bolsa brasileña. Bolsonaro cuenta con el apoyo del ejército y las fuerzas policiales, el complejo agroexportador y los capitales subterráneos vinculados a la extracción ilegal del oro, la apropiación de tierras y la tala ilegal en la Amazonía.

Es muy probable que la demora en expedirse sobre los resultados electorales se debió a que se tomó un compás de espera para evaluar sobre sus reales posibilidades de embarcarse en una aventura golpista. La ambigüedad del comunicado de hoy, puede significar que en los próximos días seguirá evaluando con qué aliados cuenta. El tiempo le juega en contra. Las potencias con quien comparte el BRICS, también han felicitado a Lula, y en interior de Brasil, el mito de que su liderazgo es invulnerable va quedando reducido a sus fanáticos. Y, además, en la política brasileña, hay poco lugar para el fanatismo. Desde hace siglos los intereses económicos y la búsqueda de acuerdos de gobernabilidad se han impuesto, incluso, sobre las convicciones políticas.

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
Whatsapp