La siembra de Vicente Zito Lema

La siembra de Vicente Zito Lema

5Dic22 1 Por Guillermo Cieza

Anoche falleció Vicente Zito Lema, Abogado defensor de presos políticos, poeta, escritor, periodista, maestro, y por encima de todo, militante popular. Cuando alguien fallece y deja un legado importante, los venezolanos utilizan la palabra siembra, porque para los originarios el que vuelve la tierra después de una buena vida, renacerá multiplicado en sus enseñanzas.

.

La trayectoria de Vicente Zito Lema fue parte y acompañante de distintas generaciones de militantes. Muy joven fue defensor de los presos políticos detenidos en Rawson, a principios de los 70 y estuvo vinculado a las publicaciones Liberación colaborando con Julio Cortázar y Rodolfo Walsh, Nuevo Hombre, y Crisis junto con Eduardo Galeano, Haroldo Conti y Federico Vogelius.​
Después del golpe militar del 76 se exilió en Europa y allí fue uno de los fundadores de la Comisión Argentina por los Derechos Humanos (CADHU) junto con otros intelectuales como Julio Cortázar, David Viñas y Eduardo Luis Duhalde
Como psicologo social fue discípulo de Enrique Pichon Riviere, y del poeta Jacobo Fijman. En 1996, fue parte de la Catedra Che Guevara.

En el año 2000 fue uno de los fundadores de la Universidad Popular de las Madres de Plaza de Mayo. Producida la Masacre de Avellaneda, se vinculó con mucha solidaridad con los y las compañeras del MTD Anibal Verón y después con el Frente Popular Darío Santillan. Estuvo presente con su obra de teatro, La Pasión de los piqueteros, en el acampe en Lomas de Zamora frente a los tribunales donde se juzgó a los responsables del asesinato de Maxi Kosteki y Darío Santillan. Estuvo siempre acompañando a los presos politicos y enrolados en todas las causas populares y proyectos culturales a los que valoró como esperanzadores.

Un hombre de su trayectoria, recibió muchas ofertas para ocupar puestos de funcionario o hacerse cargo de proyectos que le lavaban la cara a propuestas políticas de contenido engañoso. Nunca transigió. El único reconocimiento al que aspiró fue al de los que querían seguir cambiando el mundo. Lo encontré por última vez en la estación Dario y Maxi el 25 de junio de este año. Venía caminando con su compañera, muy viejito, pero animado. Invitado a un panel para hablar de Darió y Maxi, nos leyo un poema que había escrito sobre esos compañeros hace muchos años. Así se despidió de muchos de nosotros, que no volvimos a verlo.

Hoy despedimos al compañero de tantos años y al maestro. Su siembra será fructífera y revolucionaria.

Al despedirlo recuerdo que lo escuche muchas veces y siempre me sorprendió que en sus palabras, había algo nuevo, que nos interrogaba, que nos aportaba incorporando un conocimiento o un punto de vista que no habíamos pensado. Hoy despedimos al compañero de tantos años y al maestro. Por eso para hablar de su vida y de su siembra, nada mejor que publicar uno de sus últimos poemas.

Valió la pena

Valió la pena haber nacido

Para seguir naciendo

En el ángel del rocío

Que anuncia la mañana…

Seguir naciendo / sobre la tierra sagrada / en cada

enjambre de lirios al pie del camino…

En la palabra que es alma y fuego

de todo lo vivo

y nos vuelve humanos… soplo de poesía…

Seguir naciendo en la música / la pura luz

que ahuyenta el infierno

aunque ayer mismo fue oscuro

apenas triste silencio / pesadumbre

que amenazó infinito… sin serlo…

Ah música… Que despierta el alba de la noche

Ah palabra… Que interroga la noche de los días…

¿Valió la pena haber nacido

y navegado contra viento y marea

aún sin barco, sin cielo, sin puerto, sin dioses

ni destino… ya escrito en la piedra…?

A la hora de los lobos… / cuando la soledad cruje

la última verdad / el rostro ante el espejo

es saber que el viaje fue dicha / y el instante fugaz

amaneció eterno…

Agosto de 2021

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
Whatsapp