Despejando la paja del trigo. 2023: 40 años de  democracia, 43% de pobreza

Despejando la paja del trigo. 2023: 40 años de democracia, 43% de pobreza

11Dic22 0 Por Jorge Falcone

A punto de cumplirse cuatro décadas de vigencia del orden constitucional, la
mesa está servida para celebrar que, aunque el hambre y la pobreza aumenten
exponencialmente… al menos a lxs disidentes ya no nos operan sin anestesia
en las mazmorras de la Escuela Mecánica de la Armada.


“Ante este mundo de ganadores vulgares y deshonestos, de prevaricadores falsos y
oportunistas, de gente importante que ocupa el poder, de todos los neuróticos del éxito, del
figurar, del llegar a ser. Ante esta antropología del ganador de lejos prefiero al que pierde”.
Pier Paolo Pasolini


En efecto, tanto el comentado estreno del film “Argentina 1985” como la tapa
del diario que ante el intento fallido de magnicidio de Cristina Fernández de
Kirchner – hecho de insoslayable gravedad – tituló “un arma en la cabeza de la
democracia”, ese viene siendo el espíritu con que gran parte de la sociedad
arribará a la conmemoración de marras, pese a que “el mejor de los sistemas
posibles” ha dejado de alimentarnos, de educarnos y de curarnos hace ya
bastante tiempo, y el abstencionismo electoral no está demasiado lejos de
imponerse en las urnas.
En las últimas horas, a semejante simulacro se le acaba de sumar una
sentencia, amañada por donde se la mire, contra la Vicepresidenta de la
Nación – verdadera “Crónica de una muerte anunciada”, inédita en Nuestra
América contemporánea por producirse durante el mandato de un gobierno del
mismo signo que el de la acusada – y un obsceno lobby detectado por los
servicios hackeando la aplicación Telegram mediante la que venían
confabulándose buena parte de los verdaderos dueños de nuestro destino, en
una locación que dice mucho sobre el poder detrás del trono: Lago Escondido, paraje donde tiene su finca justamente un magnate británico custodiado por
guardias blancas que protegen su total impunidad en territorio nacional.
Si bien se trata de una disputa superestructural y en gran medida divorciada de
la lucha cotidiana que protagonizan las mayorías empobrecidas para
asegurarse el plato de comida – su urgencia primordial -, no sería justo obviar
que de un lado están los dueños de la Argentina y del otro la dirigente política
mejor posicionada para sostener la institucionalidad de un sistema que se
desentiende de lxs excluidxs sociales. Por cuanto no es un dato menor que
esta última concentre entre 28 y 30% de intención de voto mayormente de
origen popular.
De modo tal que el poder real impugna y victimiza a la referente que goza del
favor de una importante franja del peronismo, quien a su vez replica dicha
jugada librando a su suerte a un movimiento fragmentado y desmovilizado,
pero que necesita de ella – aunque más no sea como Gran Electora – para
garantizar esa gobernabilidad que asegure la continuidad de sus enjuagues.
Yendo por partes, recordemos que en su libro “La Marroquinería Política” (en
alusión al valijero venezolano Antonini Wilson, amigo del kirchnerismo), el
escriba menemista Jorge Asís – generalmente MUY bien informado – describe
a Néstor Kirchner como un fenómeno político y recaudatorio. Muchxs
conocidxs del extinto mandatario confirman su convicción acerca de que “sin
dinero es imposible hacer política”. Pues bien, el “turco” Asís insiste en que
Néstor fue el mentor del armado K, y Julio De Vido – curiosamente absuelto,
acaso con la intención de hacerle cargar a Cristina con el muerto que dejó su
difunto esposo – el administrador de máxima confianza.
Concediendo cierta verosimilitud a dicha descripción, no sería descabellado
sospechar que la bolsa de dinero con que fue sorprendida la ex ministra de
Economía Felisa Miceli se haya tratado de un mero “adorno” usual y
consentido por el entonces presidente entre lxs más leales miembrxs de su
gabinete, en el caso de esta dama, luego sacada del medio con malas artes.
Tampoco sería demasiado traído de los pelos otorgarle algún crédito a la frase
pronunciada por el ex funcionario José López durante la noche de su
desgracia, cuando – desesperado y con alguna substancia encima para
animarse a cometer el despropósito de revolear millonarios bolsos en un
convento – declaró “no es dinero mío: es de la política”.
Y si tan razonable resultara, no sería por otro motivo que el de admitir, con
sobrados ejemplos, que en el marco de la democracia liberal hasta quienes
pretendan ampliar derechos sin alterar una matriz productiva a todas luces
injusta, se verán compelidxs a malversar fondos para hacerlo, señalamiento
absolutamente ajeno a la justificación de dicho proceder.
Qué agregar pues sobre la contraparte de la escena que venimos analizando…
Por ejemplo, que no puede pasar por alto, en un análisis riguroso, que los
protagonistas de tan descarada conspiración – jueces, empresarios, y
personajes ligados al “Gran Diario Argentino” – comulgan con el ideario

fundante de la Argentina republicana, aquel según el cual sobra la mitad de sus
habitantes, para los que reservan un genocidio sordo y a cuentagotas, ahora
cimentado en el gatillo fácil, el femicidio, el terricidio y las enfermedades
curables. En conclusión, por este lado, nada nuevo bajo el sol. Salvo el descaro
y el desapego absoluto incluso a normas prescriptas en una Carta Magna
elaborada por sus patricios mayores.
Así, salvo que el hartazgo de lxs condenadxs de la tierra ponga coto a
semejante descomposición, de prorrogarse la crisis en estos términos, bien
puede ocurrir que en las próximas elecciones se imponga Massa con el
beneplácito de buena parte de Juntxs por el Cambio, o Larreta con numerosos
votos peronistas. 
En cualquier caso, el factor insoslayable de la hora es el inocultable colapso de
esa democracia burguesa que muy pronto festejarán incautos y canallas. –

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
Whatsapp