Detenidos y un muerto en París en los festejos por el pase a la final

Detenidos y un muerto en París en los festejos por el pase a la final

15Dic22 0 Por Tramas

Las tensiones sociales y el conflicto entre franceses e inmigrantes aparecieron en los festejos por el triunfo que aseguró el pase del equipo de Francia a la final del Mundial de Qatar. Como ocurre en estos casos la intervención del gobierno fue represiva y al final todos terminaron peleando contra la Policía.

.

Desde que empezó la guerra de Ucrania, el pueblo francés viene padeciendo las consecuencias del alineamiento de su gobierno con la OTAN. Las sanciones contra Rusia volvieron como un boomerang y las consecuencias las padecen los que menos tienen porque deben pagar más caro por alimentos y combustibles. Encima se está acercando el invierno, los días se han hecho más cortos, las temperaturas más bajas y aumentan las demandas de calefacción. El Gobierno de Francia se comprometió a reducir un 4 % el consumo de combustibles y el presidente Macrón ordenó apagar la luz de los grandes edificios públicos, como señal de austeridad.

Las restricciones que sufre la población se agravan porque después del incendio de la Catedral de Notre Dam, el gobierno parece empeñado en aumentar los gastos en la reparación de edificios y patrimonios históricos que representan el Poder y simbolizan los tiempos de la prosperidad del país como potencia colonial. Como ocurre con las familias de la nobleza arruinadas, se trata de tapar las carencias actuales, con la exaltación de la pertenencia a las élites, y un pasado que no volverá. Más allá de sus propuestas de austeridad, que nos hacen recordar a las recomendaciones de Macri sobre el uso de la calefacción, resulta evidente que el gobierno francés se despreocupa de la situación y los problemas cotidianos de las mayorías, lo que agrava la disconformidad y aumenta las tensiones sociales. Este conflicto se expresa en movilizaciones programadas como las que protagonizaron los chalecos amarillos, pero también en otras manifestaciones donde se reúnen muchas personas como fue el festejo por el pase a la final del Mundial de Qatar.

La cuestión de la discriminación a los inmigrantes también estuvo presente cuando un automovilista que llevaba banderas francesas en su vehículo, atropello y mató a un niño marroquí. El conductor alegó que conducía peligrosamente por temor a ser agredido por un grupo de personas que se habían sumado al festejo celebrando la buena actuación de Marruecos en el mundial.

Como es habitual, la respuesta del gobierno de Macrón a los conflictos planteados fue represiva. Finalmente, sin distinción de colores y nacionalidades, los hinchas terminaron peleando contra la Policía.

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
Whatsapp