¿Puede Argentina ganarle a Francia?

¿Puede Argentina ganarle a Francia?

17Dic22 0 Por Tablón Argento

En el fútbol no es conveniente hacer pronósticos, mucho menos cuando se trata de una final del mundial donde se enfrentan dos potencias futbolísticas, y en un deporte donde el azar suele meter la cola. Sin embargo si puede caracterizarse como llega cada equipo a la final.



La selección de Francia se ha destacado en los últimos días por declaraciones de jugadores de que “no le tienen miedo a Messi”, o de que están muy convencidos de que exhibirán en la cancha sus pergaminos de campeones. Tanta alharaca es mas bien una expresión de debilidad, de preocupación.
Francia no llega mejor que el equipo argentino a la final. Sufrió con Inglaterra en cuartos de final en un partido que no mereció ganar. En las semifinales, en el partido con Marruecos, la gran diferencia fue que los rebotes en el área le cayeron al pie de sus jugadores, a diferencia de los marroquíes que no ligaron una. Cuando se da la circunstancia de que en partido un equipo que tuvo tres oportunidades de gol convierte dos y el otro que tuvo cinco o seis no convierte ninguna, se elogia al equipo ganador por su contundencia. Y seguramente Francia tiene delanteros contundentes, como Mpappe y Giroud, pero también es cierto que tiene lagunas defensivas. Y que goleadores más experimentados, o con más suerte que los marroquíes, pueden aprovechar esas limitaciones de la defensa francesa.
La Argentina le ganó por penales a Países Bajos, un equipo al que había superado con claridad en los 90 minutos iniciales y en los 30 minutos del alargue. La definición que no tuvo en el partido la tuvo en los penales. También superó a Croacia y le ganó con comodidad. Croacia, que acaba de conseguir el tercer puesto venciendo a Marruecos, no tiene el mismo nivel futbolístico del subcampeón de 2018, salvo para ex-presidente de Argentina, que siempre nos da una mano elogiando a los rivales.

La selección de Scaloni salió a disputar y mereció ganar todos los partidos que jugó, incluído el de Arabia Saudita. Aunque debe advertirse que por el grupo de la primera fase y por los rivales que le tocó en octavos, cuartos y semifinal, la selección argentina no tuvo que enfrentarse a ningún gran equipo. No se midió con Inglaterra, o Brasil, que no llegaron a las semifinales, pero sin duda serán considerados junto a Argentina y Francia, como los mejores equipos del mundial.
Francia va a ser la gran prueba, pero el equipo de Scaloni tiene la gran ventaja que llega a ese partido borrando fantasmas y muy consolidado como grupo. Sin lesionados, y cuando la preocupación del entrenador es quien dejar afuera en un plantel donde sobran jugadores que han acumulado méritos para ser titulares. En el medio juego, donde juegan habitualmente tres, tiene para elegir con De Paul, Paredes, Enzo Fernández y Mac Allister. En la defensa tiene que optar por Acuña o Tagliafico, y si ingresa Lisandro Martinez tiene que sacar uno de adelante. En la delantera, que arma con dos o tres atacantes netos, tiene que elegir entre Di María, Messi, Julián Alvarez y Lautaro Martinez.
El equipo de Francia llega con algunas bajas a la final, por lesiones, y porque en el plantel hubo contagios de un virus no identificado, que produce estados gripales, que se sospecha puede ser un coronavirus. Pero igual cuenta con grandes jugadores como Aurélien Tchouaméni, Ousmane Dembélé, Antoine Griezmann y  Olivier Giroud. Su figura estelar es Kyian Mbappé, que seguramente será el gran sucesor de Messi, en el reconocimiento como mejor jugador del mundo. De hecho, en el Paris Saint Germain, donde juegan juntos, las actuaciones de Mbappé, son superiores a la de Messi.

Sin embargo en este mundial, Messi aporta madurez y liderazgo a un equipo donde han empezado a explotar futbolistas muy jóvenes talentos como Enzo Fernandez, “Cuti” Romero y Julián Alvarez. Mientras tanto Mbappé, con solo 23 años, sigue siendo un joven en pleno vértigo de crecimiento, que piensa más en superar sus récords, que en el juego colectivo. Por lo hecho hasta ahora, este mundial será recordado como la despedida cumbre de Messi. El partido de la final, definirá si es el mundial de Mbappé.

Con respecto a la localía, lo mas probable es que el estadio apoye mayoritariamente a Argentina. Y esto va a suceder a pesar que en la selección francesa juegan muchos jugadores afrodescendientes. Mbappe, por ejemplo, es hijo de inmigrantes. Su padre es camerunés y su madre argelina. Sin embargo siempre se identificó con su país de nacimiento, se reivindica europeo. Francia es un país que no está visto con buenos ojos por las poblaciones árabes que recuerdan su pasado colonizador y sus mas recientes intervenciones bélicas como miembro de la OTAN. La Argentina, por el contrario, esta identificada con el Tercer Mundo, con los países del Sur, que han sido víctimas del colonialismo. Debe agregarse a las razones de este apoyo el fenómeno Messi, que sin lugar a dudas es el futbolista más popular del mundo. El capitán argentino ha heredado en el imaginario de las hinchadas de los países árabes el lugar de Maradona. Y´gestos como despreciar a un jugador blanco holandés, le suma. Como comentario adicional, el hecho de que la casi totalidad de los jugadores franceses sean afrodescendientes es una victoria contra el racismo. En las selecciones galas de la década del 60, el 90 % eran blancos.
La Argentina llega a la final jugando de local y siendo el mejor equipo del mundial. Eso no significa que la gane. Esto es fútbol.

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
Whatsapp