La Argentina, un indiscutible campeón que no mereció sufrir tanto

La Argentina, un indiscutible campeón que no mereció sufrir tanto

18Dic22 0 Por Tablón Argento

La selección argentina ganó por penales lo que había merecido largamente en el juego. Un final exitoso que premia el gran trabajo del técnico Scaloni, y de un grupo de jugadores que se comprometieron con conseguir el objetivo de ser campeones y cumplieron. Hermosa despedida en los mundiales para Lionel Messi, que fue consagrado como el mejor jugador del certamen.

Desde el arranque del partido apareció una clara superioridad del equipo argentino, que no sólo controlaba a los atacantes galos, sino que dominaba el medio juego y generaba situaciones de peligro por el lado izquierdo del ataque. En ese sector, Di María se había convertido en un problema insoluble para los defensores.

A los 23 minutos Angelito entró dribbleando en el área y le hicieron penal, que convirtió Messi. A los 36 minutos una jugada de contragolpe que pasó por Messi y Julián Alvarez, terminó en los pies de Mac Allister que habilitó en forma precisa a Di Maria que definió con mucha clase. Durante todo el primer tiempo Francia estuvo para el cachetazo y las diferencias en el tanteador no se estiraron porque le taparon un tiro a Messi que estaba en posición de gol y hubo otras oportunidades que Julián Alvarez, Di María y Mac Allister no pudieron concretar. La paliza futbolística era tal que, antes de terminar el primer tiempo, el técnico francés hizo dos cambios, haciendo ingresar a Randal Kolo Muani y Marcus Thuram, para tratar de equilibrar el juego.

El segundo tiempo se desarrolló muy parecido al primero con claro dominio argentino que parecía estar cerca de un tercer gol que terminaría por cerrar el partido. Pero cuando faltaban 10 minutos para concluir el encuentro una corrida de un delantero francés fue neutralizada de la peor manera por NIcolás Otamendi y Francia se encontró con un penal y un descuento inesperado. Un minuto después Messi perdió una pelota en la salida y Francia empató el partido con un muy buen gol de Mbappé.

La historia del partido contra Paises Bajos parecía volver a repetirse. Y asi fue con el detalle adiccional que Messi volvió a estirar la diferencia a los 6 minutos del segundo período de alargue, y que Francia se encontró con otro penal que le cobraron a Gonzalo Montiel que recibió de espaldas un pelotazo que le dio en el codo. Mbappé volvió a hacerse cargo del penal y consiguió un empate a todas luces injusto.

La buena fortuna del equipo galo se acabó en la serie de penales. Dibu Martínez le atajó uno a Coman y Aurelien Tchouameni desvió su remate. Por la Argentina convirtieron Messi, Dybala, Paredes y Montiel. Como fui comentando en distintas crónicas, la selección de Scaloni, que fue de menor a mayor, llegó a las instancias finales convertida en la mejor selección del mundial. Disputó y superó a sus rivales en todos los partidos que jugó y en las instancias finales pudo haber goleado a Paises Bajos, le hizo tres a Croacia y le dio una lección de fútbol a Francia. Por cuestiones azarosas que tiene este deporte, sufrió más de la cuenta con Países Bajos y Francia, pero en esos dos encuentros, las injusticias por los resultados fueron corregidos en la serie de penales.

La despedida de Messi, Di María, Otamendi, Acuña y Papu Gomez que por su edad no podrán estar en los próximos mundiales, no pudo ser mejor. El resto, al igual que el equipo técnico, dan una base muy sólida para el futuro. La Argentina se lleva de Qatar, la copa del Mundo, el trofeo al mejor jugador, al mejor arquero y al jugador revelación.

Messi cierra un ciclo consiguiendo lo que persiguió durante cincos mundiales y que no consiguieron otras camadas de grandes futbolistas. Su triunfo es también de todos aquellos que no llegaron a conseguirlo.

foto: www.rosario3.com

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
Whatsapp