Abusos y violaciones en Mocoretá y Monte Caseros

Abusos y violaciones en Mocoretá y Monte Caseros

21Dic22 0 Por Codeju

Sus comisarías (incluida la sección de la Mujer y el Menor) niegan denuncias. El Ministerio Público no es ajena a la escandalosa vulneración.

.

En Mocoretá, integrantes de una familia numerosa de trabajadores del citrus y aserraderos, compuesta por mujeres mayores y menores en la actualidad, intentaron realizar una denuncia por abusos y violaciones reiteradas por parte de un miembro paterno de la familia desde un periodo superior a diez años.

La delictual conducta, ejercida con maniobras y manipulaciones contra las niñas, llegó a rebalsar el vaso cuando, en esta semana pasada, una de las niñas menores dió cuenta de los hechos a sus hermanas mayores que, en su momento, también fueron abusadas y violadas por la misma persona.

Nucleadas en la CO.DE.JU; el grupo familiar se acerca el sábado 17 de noviembre a la departamental de Mocoretá y el comisario Ayala les dijo que esa denuncia debiera hacerse en Monte Caseros. Pues allí se dirigieron y, en la sección de la Mujer y el Menor de la Comisaria 1era de esta ciudad, volvieron el domingo a recibir la misma negativa, incluso la funcionaria que las recibió puso en conocimiento del hecho (previo relato desgarrador y revictimizante de las mujeres) al fiscal Ricardo López Ruiz pero así mismo no realizó ningún registro del testimonio de las víctimas.

Estas mujeres pasaron años de extorsiones, amenazas, manipulaciones, abusos y violaciones, pero, al decidir denunciar, chocan contra las instituciones de un régimen que, en Corrientes tiene consolidado un circuito institucional secreto y mafioso donde, la propia oficina de atención para mujeres y menores de la policía y el representante del Ministerio Público las descartaron, a pesar del ultraje recibido por años, y les propusieron que “vayan el lunes a la fiscalía para radicar la denuncia”.

Claramente, ¡querían mirar la final del mundial sin contratiempos!, y dejaban expuestos y expuestas a una numerosa familia de menores y mujeres a merced del aprovechamiento que, para esas horas, ya se tornaba en amenazas contra las víctimas y los objetos de sus viviendas en Mocoretá. Un escándalo que, solo se puede entender, por la negativa provincial en aplicar la perspectiva de género en las instituciones policiales y judiciales como también, por la ineptitud del Fiscal de la ciudad.
El dial lunes 19 de diciembre a primera hora de la mañana, los familiares agrupados en la CO.DE.JU estuvieron presentando ante la Fiscalía la denuncia (Legajo Judicial 4216/22 – LIF N° 30314/22 UFIC).
La manipulación y el recorrido tortuoso que tuvieron que hacer denunciantes y víctimas mayores y menores para recibir algún tipo de respuesta por parte del Ministerio público fué desgarrador. Las autoridades (sin incluso conocer los detalles de los hechos en profundidad, expresando claras confusiones en sus relatos) decidieron finalmente después de más de seis horas que la única medida sería una “perimetral” para el abusador.

Sin dudas que trabajan para un sistema que no aplica un protocolo de género ante casos de gravedad como los denunciados, siendo protectores de los abusadores dándoles impunidad sin medir el riesgo que implica para las víctimas que el sospechado se encuentre aún en libertad. No se trata sólo de respetar el derecho a la inocencia, realizan éstas acciones porque las instituciones que deberían priorizar a las víctimas también son parte de todo lo que denunciamos, ellas mismas están chorreadas de funcionarios abusadores y violadores.

Con estas medidas se auto protegen y sostienen sus privilegios, iniciativas predefinidas como estas no son más que un marco regulador para sostener e hilvanar raíces con el patriarcado, primo hermano del capitalismo fuente de todos los males y flagelos que sufren lxs trabajadores.
Desde la CO.DE.JU. denunciamos:
1.- El trato despectivo, socarrón y “enchamigado” del Fiscal Ricardo López Ruiz con las denunciantes y víctimas, pretendiendo causar con ello una empatía cuando solo demuestra falencias profesionales, falta de sentido jurídico y desconocimiento de la legislación en perspectivas de género.
2.- Una situación similar pretendió ejercer “en la vereda” la asesora de Menores Valeria Fornaroli (Familiar del Intendente de Mocoretá, llegando así con claros privilegios a tal puesto como funcionaria). En esas condiciones, además de mostrar carencia e ineficiencia en el dominio de las leyes y medidas jurídicas, pretendió “alivianar” las críticas que, a viva voz estábamos haciendo al tratamiento que venían produciendo desde hace más de 3 hs al tema en cuestión. Queremos denunciar también que, en esa ocasión la psicóloga Marisa Romero pretendió acallar las voces saliendo sin ánimo de dialogar sino con ímpetu de autoridad a que no “gritemos tanto”, ¡Claro si total las víctimas no eran de su grupo familiar!. A estas funcionarias les decimos que se dediquen a trabajar, a exigir mejores condiciones laborales para sus requerimientos jurídicos, que estudien y se formen en leyes de perspectivas de género y que no intenten disciplinar a quienes vamos a protestar para que el Estado no abandone a las víctimas y cumpla el rol fundamental para la defensa de sus derechos.
3.- Al fiscal López Ruiz, le reiteramos nuestras críticas y exigimos no solo celeridad en las medidas sino también la inmediata detención del sospechado; le decimos que su medida de restricción es insuficiente frente a la gravedad de las denuncias y no garantiza ni el mínimo resguardo de las víctimas ya que la policía no hace nada para que se cumpla efectivamente.
Nuestras actividades solidarias, de acompañamiento y denuncia continuarán hasta que logremos lo que queremos: ¡JUSTICIA!
▪ABAJO LOS PRIVILEGIOS JURÍDICOS QUE ENCUBREN A VIOLADORES
▪*PERSPECTIVA Y APLICACIÓN DE LA LEGISLACIÓN DE GÉNERO EN TODOS LOS CASOS DE VIOLENCIAS EXTREMAS CONTRA LAS MUJERES.
▪ELECCIÓN POR VOTO DIRECTO DE JUECES Y FISCALES.

CO.DE.JU
20/12/22

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
Whatsapp