Sanción a la agroecología

Sanción a la agroecología

27Dic22 0 Por Nora Tamagno

Las sanciones por parte del INTA al Ing Agr. Cesar Gramaglia, de amplia trayectoria en el desarrollo de la agroecología, dan cuenta de la fuerte y dominante posición del modelo hegemónico del agronegocio en las instituciones.

Frente a estas sanciones, en los últimos días, se han difundido numerosas declaraciones de rechazo por parte de organizaciones de trabajadores y científicxs, que trabajan por el desarrollo de la agroecología en nuestro país. Ellas dan cuenta de acciones de persecución, acoso y marginación que recaen sobre el Ing. Gramaglia (INTA Villa Dolores, Córdoba), pero también de la desvalorización del trabajo de colegas que se identifican y realizan sus tareas en el campo emergente de la Agroecología en el INTA. Y además, se reconoce desde los propios trabajadores, que el enfoque agroecológico en la institución enfrenta dificultades de financiamiento.

La creación de espacios para el desarrollo de la agroecología en el INTA, así como la nueva Dirección de Agroecología dentro del entonces Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, pareció ser un buen camino para avanzar hacia un modelo de producción sustentable de alimentos. Sin embargo, la realidad indica que los esfuerzos en ese sentido que realizan los equipos de trabajadores y científicxs, se encuentran con numerosas dificultades, especialmente dentro de las propias instituciones. Instituciones que jamás se preocuparon en frenar el avance del agronegocio.

Transcribimos a continuación los comunicados de la Sociedad Argentina de Agroecología y de lxs trabajadores de ATE INTA:

Comunicado de reclamo a la limitación en el desarrollo de la Agroecología en el INTA, configurada en la persona del Ing. Agr. Cesar Gramaglia (INTA, Villa Dolores, Córdoba).

La Sociedad Argentina de Agroecología (SAAE) quiere manifestar su enorme preocupación por la persecución político-ideológica que ha sufrido y sufre el ejercicio de la Agroecología dentro del INTA, en este caso, en la persona del Ing. Agr. Cesar Gramaglia (profesional de la Agencia de Extensión del INTA Villa Dolores, Córdoba).

La Agroecología es una ciencia, un enfoque de las ciencias agropecuarias cuyo objetivo es diseñar y manejar agroecosistemas sustentables que sean productivos, económicamente viables, ambientalmente aceptables y socialmente justos. Esto claramente surge de una demanda de la sociedad que busca sistemas agroalimentarios que produzcan en cantidad suficiente, pero a su vez, inocuos, seguros, de alta calidad y diversidad. Estos objetivos, que busca y promueve la Agroecología, son totalmente compatibles con los del INTA y consideramos que deben ser respetados y valorados dentro de cualquier Institución que tenga como objetivos la investigación agropecuaria y el desarrollo de tecnología.

Solicitamos al INTA que reflexione sobre lo acontecido con el Ing. Agr. Gramaglia y que, a través de los mecanismos institucionales correspondientes, solicite al Director Regional del Centro Regional Córdoba Ing. Agr. Juan Cruz Molina el cese inmediato de las acciones que pueden representar limitantes o restricciones en su libertad para avanzar en los trabajos que haya emprendido y tenga previsto realizar en el campo de la Agroecología.

El Ing. Agr. Gramaglia es un profesional competente, conocedor de los principios y estrategias de la Agroecología, con sólidos conocimientos teóricos y prácticos en materia de técnicas y prácticas agroecológicas, que se ha destacado por haber llevado a cabo ensayos, capacitado en diferentes nodos y proyectos agroecológicos tanto de INTA como independientes en todo el país, siendo valorado por las comunidades con las que trabaja, por su vasta experiencia y su dedicación.

Vemos con preocupación las señales de marginación y desvalorización del trabajo de colegas que se identifican y realizan sus tareas en el campo emergente de la Agroecología en el INTA, el que se materializa en la dificultad para la publicación de sus investigaciones, sus funciones de extensión o limitándoles la posibilidad de formación en esta ciencia. Consideramos, además, que las diferentes miradas o abordajes de los problemas en el territorio, lejos de ser un problema son una oportunidad para enriquecer la búsqueda de soluciones en escenarios complejos donde predomina la incertidumbre.

La Agroecología forma hoy parte de legislaciones y acuerdos nacionales e internacionales que establecen un ambiente sano y el acceso a alimentos de calidad producidos en forma sustentable son derechos humanos indiscutibles. La FAO la ha reconocido como un instrumento importantísimo para el logro de la producción de alimentos en el mundo.

Como Sociedad Argentina de Agroecología, solicitamos el cese de las acciones que obstaculizan el trabajo del Ing. Agr. Gramaglia y de cualquier otro profesional o técnico en el campo de la Agroecología.

Comisión Directiva SAAE (Sociedad Argentina de Agroecología)

Comunicado ATE INTA

BASTA DE PERSECUSIÓN IDEOLÓGICA Y POLÍTICA EN EL INTA CÓRDOBA

Repudiamos la sanción impuesta al compañero Ing. Agr. César Gramaglia, Especialista en Agroecología, del INTA Villa Dolores por injusta, arbitraria, antidemocrática y persecutoria.

En el año 2020, el Director Regional del INTA Córdoba, Ing. Agr. Juan Cruz Molina Hafford, realizó una denuncia a Gramaglia por a) presunta vinculación con la agrupación ambientalista “Traslasierra despierta” por una convocatoria virtual (sic) para promover el uso de controladores biológicos de una plaga de langosta en la localidad de Nono, provincia de Córdoba, y b) por declaraciones en el programa de radio “El grito de Hornillos” de la FM 88,6 de Villa Dolores sobre el control de esta plaga. Fundamenta su denuncia en notas de quejas presentadas por funcionarios del gobierno de la Provincia de Córdoba y del SENASA delegación provincial; quienes manifiestan en las mismas que el trabajador de INTA entorpecía su tarea en el control de la plaga.

Lo cierto, es que las palabras de Gramaglia en ningún momento impidieron o entorpecieron el accionar de los entes responsables del control de la plaga y las personas a cargo de dicho control pudieron desarrollar sus acciones sin ningún tipo de problema. Y como lo aclaró en su descargo, que en la entrevista radial él se limitó a informar a la población sobre otras estrategias.

Con respecto a la primera parte de la denuncia, está fue desestimada. ¡No era para menos!

Ahora bien, el fondo de la cuestión, es que el Ing. Gramaglia promueve la producción AGROECOLOGICA y en la entrevista de radio no se prescribió aplicación alguna, sólo se informó sobre las características, las ventajas y desventajas, y lo que hasta el momento se conoce sobre distintas formas de manejo y productos para el control de la plaga. En definitiva, se expuso sobre el estado de situación de diferentes métodos y productos con el enfoque AGROECOLÓGICO y es por todos conocida la posición que tiene el Director Regional del INTA Córdoba sobre este tema, siendo la difusión y desarrollo del sistema productivo convencional del agronegocio su principal faceta técnica, política e ideológica. Al igual que Molina Hafford, sus colegas de la Provincia y el SENASA tienen afinidad por esta misma perspectiva. El absurdo proceso sumarial en la que devino esta denuncia da muestra clara de esto.

Es decir, se sanciona con una suspensión de 6 días por informar, por opinar, ¿por expresar una idea? La gravedad del hecho, lo explícito de avasallamiento de las libertades constitucionales nos obliga a llamar la atención al INTA. No podemos permitir ni justificar este accionar dentro del organismo, por injusto, censurador y disciplinador.

Anteriormente, Gramaglia también sufrió impedimentos para participar en charlas, brindar cursos, asesorar grupos y municipios, realizar publicaciones, participar de eventos relacionados con la agroecología, tanto dentro como fuera del país, entre otras acciones en su contra. Si bien, con la intervención gremial se fue modificando esta situación (incluso logrando tener excelentes evaluaciones personales de desempeño), la denuncia en su contra profundizó esta persecución.

Este claro accionar retrógrado de persecución ideológica y política, además de atentar contra las libertades individuales, esconde otro problema. De manera soslayada, dan cuenta de la limitada mirada en cuanto a los alcances de las políticas públicas de algunos funcionarios de los estados provincial y nacional hacia el conjunto de la sociedad, actitud que debemos señalar y alertar a la institución y a la opinión pública en su conjunto.

Como trabajadores del Estado, y particularmente como trabajadores del INTA organizados en ATE, advertimos que la sanción al Ing. Agr. César Gramaglia representa de manera fiel el modo en que algunos pretenden censurar, amedrentar, disciplinar a quienes están comprometidos con la agroecología.

Desde ATE convocamos a los compañeros y compañeras a denunciar aquellas situaciones de maltrato, persecución o censura recibidas.

Y a las autoridades, les pedimos 1° reflexionar sobre este posicionamiento limitado hacia la agroecología, posicionamiento que no cumple con el mandato del PEI, ni con la demanda de amplísimos sectores de nuestra sociedad y 2° dejar sin efecto las injustas sanciones disciplinarias aplicadas al Ing. Agr. César Gramaglia, a quien conocemos y valoramos su capacidad, formación y logros realizados en el medio.

POR EL DERECHO A PENSAR Y TRABAJAR EN LIBERTAD EN UNA INSTITUCIÓN DE PRESTIGIO MUNDIAL COMO ES NUESTRO INTA.

imagen: www.abc.es

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
Whatsapp