Apareció el nieto 132. La historia de Juan José Morales

Apareció el nieto 132. La historia de Juan José Morales

29Dic22 0 Por Tramas

La historia del nieto recuperado 132 es una muestra de lo que fue la represión en Tucumán bajo las ordenes del represor Antonio Domingo Bussi.


Juan José Morales, siendo un bebé de diez meses fue secuestrado junto a su madre y sus abuelos José Ramón Morales y Toribia Romero de Morales, el 20 de mayo de 1976 por grupos de tareas del ejército. Cuatro días después fueron secuestrados sus tres tíos: José Silvano, Juan Ceferino y Julio César Morales. La madre de Juan José se llamaba Mercedes del Valle Morales, tenía 21 años y militaba en el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT).

Toda su familia fue asesinada. Juán José fue apropiado por los dueños de una finca donde trabajaba su madre y adoptada según la Ley de adopción de una dictadura militar, que permitía hacer este trámite sin consentimiento de los progenitores del niño o niña entregado a una familia. Sus hermanos de crianza le comentaron que había sido adoptado y le entregaron un documento de su mamá.

Esta situación confirmó las dudas que ya tenía y se puso en contacto con Abuelas y la CONADI, que confirmaron que era hijo de Mercedes del Valle. Muestras de su sangre sirvieron para identificar sus restos hallados en una fosa clandestina en el Cementerio del Norte.

Como surgieron dudas acerca de que su padre biológico fuera el adoptante, el 27 de septiembre se exhumaron los restos del apropiador. En estos días confirmó que no tienen parentezco. Le queda a Juan Jose la búsqueda de la identidad de su padre.

La historia del nieto recuperado 132 es una muestra de lo que fue la represión en Tucumán bajo las órdenes del represor Antonio Domingo Bussi. Este militar comenzó su accionar represivo en esa provincia cuando fue nombrado por Estela Martínez de Perón a cargo del Operativo Independencia y lo continuó como Interventor de la Provincia designado por la dictadura de Videla. Para desarrollar su accionar represivo, Bussi recibió la colaboración de grandes empresarios y terratenientes, que denunciaban a los sindicalistas rebeldes y militantes políticos de izquierda. Fue visto en distintos campos de concentración donde participaba personalmente de las torturas y asesinatos.
Después de mucho tiempo sin producirse nuevos encuentros de nietxs desaparecidxs, este mes de diciembre de 2022 ha llegado con dos nuevos casos, que premian el trabajo realizado por Abuelas de Plaza de Mayo y otros organismos de derecho humanos, a lo largo de tantos años.

Foto- Página 12

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
Whatsapp