Grupos bolsonaristas invaden edificios de poderes del Estado y Lula decreta intervención federal en Brasilia

Grupos bolsonaristas invaden edificios de poderes del Estado y Lula decreta intervención federal en Brasilia

8Ene23 0 Por Tramas

El intento golpista se produjo ante la pasividad de la Policía Militar de Brasilia, encargada de la seguridad de los edificios de gobierno. Los manifestantes pidieron la intervención militar, que no consiguieron. La intentona golpista parece aislada, y el Presidente Lula que se encontraba en San Pablo ha decretado la intervención del Estado de Brasilia.

El gobierno estaba advertido de una fuerte movilización de bolsonaristas, que desde ayer se habían trasladado a Brasilia en 100 omnibus, por lo que no fue sorprendido, a pesar de que las autoridades de seguridad de esa ciudad, habían garantizado que controlarían la situación.

El Presidente Lula y buena parte de su gabinete se habían desplazado a la ciudad de Araraquara en el Estado de San Pablo, donde se habían producido inundaciones.

Los manifestantes ingresaron al Palacio de Justicia, la Casa de Gobierno y el Congreso, donde provocaron hechos de vandalismo pero no consiguieron plegar a los militares. La casi totalidad de la prensa brasileña cerró filas contra el asalto en Brasilia y acusó a sus participantes de terroristas. Los gobiernos de los países vecinos se expidieron rápidamente contra la aventura bolsonarista y hasta el gobierno de Estados Unidos tomó partido manifestando su preocupación por los intentos de alteración del orden democrático en Brasil. La invasión a los edificios de la institucionalidad brasileña, fue muy parecida a la toma del Capitolio, que organizaron los partidarios de Donald Trump, en Estados Unidos.

Quienes participaron de esta asonada esperaban que se produjera una intervención militar legal que en Brasil se llama GLO (Garantía de la Ley y el Orden), pero no consiguieron sus objetivos. Quedaron expuestos realizando actos vandálicos y se han producido numerosas detenciones. Desde la Justicia Nacional se ordenó detener al Secretario de Seguridad de Brasilia, Anderson Torres, que fue ministro de seguridad de Bolsonaro y actualmente estaba acompañando al ex presidente en su viaje a Florida.

La intervención de Brasilia decretada por Lula, no es total, sino que afecta exclusivamente al Ministerio de Justicia. lo que le permite controlar la Seguridad Pública. El presidente Lula calificó a los bolsonaristas de “vandalos fascistas” y aseguró que serán encontrados y castigados.

Bolsonaro, que esta de viaje en Estados Unidos, donde se reuniría con Donald Trump, aparece como el gran organizador de esta intentona golpista. Las fuerzas bolsonaristas que han venido participando en distintas actividades confrontativas después de la asunción de Lula , reúnen alrededor de 10.000 militantes que constituyen lo más agresivo de su músculo político. Entre ellos, se destacan 8.000 militares y policías que durante su mandato ocuparon cargos en diferentes áreas del Gobierno Federal. Esa fuerza de choque ha quedado expuesta en una jugada política que parece haber salido mal, y que le puede costar a Bolsonaro que se aceleren las causas judiciales que tiene en su contra.

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
Whatsapp