Fascismo criollo: atacan a un basquetbolista etíope en Mar del Plata

Fascismo criollo: atacan a un basquetbolista etíope en Mar del Plata

14Ene23 0 Por Tramas

Insultaron y atacaron a Alfieri Fresno, jugador de Racing, a la salida de un boliche. Mientras se desarrolla el juicio por el asesinato de Baez Sosa. Las patotas fascistas vuelven a mostrarse en las noches de la costa atlántica.


Alfieri Fresno, basquetbolísta de orígen etíope y que juega en Racing Club, fue insultado cuando se encontraba con otros jugadores en el interior del boliche Mr. Jones, en la zona de Playa Grande. Molestos por esa situación se retiraron el y otros dos compañeros y, a la salida, fueron abordados por una patota de cinco jóvenes, que provocaron una pelea donde los basquetbolistas estaban en inferioridad numérica. Como resultado de la golpiza, Fresno fue internado inconsciente en el Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA), con lesiones que se están evaluando.

El episodio resulta muy parecido al que concluyó con el asesinato de Fernando Báez Sosa. Un grupo de jóvenes se sintió molesto porque “un negro” disfrutara en un lugar nocturno y resolvieron darle una paliza.

Mar del Plata tiene una larga tradición de bandas fascistas. En los años 70 existió la Concentración Nacional Universitaria (CNU), y en fechas más recientes, actuaron las banda de los Pampillones, o la de “el Rusito” (su lider era ucraniano). Fueron denunciadas por ataques a homosexuales y miembros de la comunidad boliviana en 2016. Sin embargo, que la golpiza haya sido producto de grupos locales es apenas una posibilidad. En los últimos años en distintos lugares del país se han formado grupos con las características de los que asesinaron a Báez Sosa, o atacaron a Alfieri Fresno.

En Resistencia Chaco, un grupo de jóvenes de clase media alta salía por las noches en una 4×4 y pegaban cintazos y manguerazos a indigentes que encontraban en las calles. Las imágenes eran filmadas y subidas a una cuenta de You Tube. En ese caso estuvo involucrado un hijo del ex arbitro y sargento, Daniel Gimenez. En 2019 un grupo de jugadores del club San Isidro, que festejaban la obtención del campeonato, golpearon a un indigente causándole serías lesiones. En CABA se intentó prender fuego a un indigente que dormía en la calle. En distintas provincias se han producido ataques contra miembros de la comunidad bolivianas y travestis.

La zaga del nuevo fascismo criollo protagonizado por jóvenes de clases altas o medias altas, no es un fenómeno exclusivo de la Argentina.

En 2017, en Venezuela, durante las guarimbas, incidentes callejeros provocados por bandas neofascistas, el joven Orlando Figueras, de 21 años, fue quemado vivo, “por ser negro y parecer chavista”. En ocasión del golpe de Estado en Bolivia, en 2019, bandas fascistas atacaron a la originaria Patricia Arce Guzmán, alcalde de la ciudad de Vinto, Cochabamba. La mujer fue arrastrada por la calle, la rociaron con pintura y le cortaron el pelo.

A Fernando Baez Sosa, sus agresores lo calificaron como “un negro de mierda”, a los amigos de Alfieri Fresno les dijeron: “Saquen a este negro de acá y a este otro porque los rompo todo“.

El club Racing ha denunciado el ataque racista contra Alfieri Fresno. Que estos actos delictivos empiecen a ser llamados por su nombre, ya es un paso adelante.

Foto : 0221

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
Whatsapp