Perú: El pueblo exige no sólo cambiar el gobierno, quiere nuevas reglas de juego

Perú: El pueblo exige no sólo cambiar el gobierno, quiere nuevas reglas de juego

17Ene23 0 Por Tramas

Reportaje a Lucia Alvites, socióloga, militante política y feminista.

Tramas: cuando fue destituido el presidente Pedro Castillo, se originaron algunas protestas en zonas campesinas del Perú, también se produjeron algunos incidentes en Lima. Después de un mes de protestas, estas parecen haber crecido en cantidad de participantes y extensión nacional. ¿Está ocurriendo esto o sólo se trata de una región del país?
Lucia Alvites: como bien dices, las primeras protestas se organizaron en el sur, en la región de Apurimac, pero cuando ha transcurrido más de un mes las protestas se han generalizado. Hoy, 17 de enero, en todo el territorio nacional hay más de cien puntos que están bloquedos. Se han hecho tomas en el sur, el norte y el oriente del país, muy masivas. Para el día jueves está convocado el Paro Nacional que exige la renuncia de la señora Boluarte, que está al frente un gobierno ilegítimo, porque ella provocó, en alianza con sectores de la derecha peruana, un golpe para desconocer la voluntad popular.

Tramas: ¿se incluyen otras demandas?

Lucia A: También se pide el cambio de la Mesa Directiva del Congreso para que pueda asumir otra persona que no sea de los Partidos que estuvieron involucrados en el golpe de Estado. De esa forma se iniciaría un proceso de transición con un adelanto de las elecciones, que incluya la consulta al pueblo si quiere o no una reforma constitucional.
Tramas: ¿Qué puedes comentarnos de la gestión del Presidente depuesto?

Lucía A: Castillo llegó al gobierno con un programa de cambios, con el Plan Bicentenario, que tenía en su plataforma programática cuestiones como la reforma tributaria, una segunda reforma agraria, la reforma de la constitución. Algunas cosas se iniciaron, como la segunda reforma agraria, sin embargo desde el día uno de su mandato hubo un boicot, un hostigamiento a su gestión, por parte de la derecha, para desalojarlo. Antes de que se concretara el golpe parlamentario tuvimos dos intentos de vacancia. En Perú tenemos un sobre-poder del congreso que está copado por mafias políticas que están vinculadas al poder económico. Esta situación hace imposible que un gobierno elegido por el pueblo pueda llevar adelante un programa popular. El Presidente Castillo no logró articular un espacio amplio donde sustentar su programa de reformas. Y en ese tema también tenemos que hacernos la autocrítica los sectores de izquierda por la responsabilidad que nos cabe.
Tramas: continuando con el papel que jugó la izquierda partidaria, en el último proceso pareció bastante sorprendida por la reacción popular, y descolocada ante los acontecimientos.

Lucía A: Hay distintos sectores de la izquierda pero lo más conocido llegó al Congreso acompañando a Perú Libre, el partido que postulaba a Castillo, o siendo parte de Nuevo Perú, el partido liderado por Veronika Mendoza. La situación planteada descolocó a la izquierda, que no previó la rebelión popular. Hubo diputados que votaron a favor de la vacancia de Castillo, otros que no votaron y otros que votaron en contra. Planteadas las protestas populares, la izquierda no dio un voto de confianza al nuevo gabinete de la Presidente Boluarte y en los últimos tiempo ha estado apoyando a las víctimas de las violaciones de derechos humanos, dando asistencia jurídica e institucional.

Tramas: en los primeros días de las protestas y cuando se produjeron las primeras muertes, el gobierno no dudó en descalificar a los manifestantes. En los últimos días, con la generalización de las protestas han aparecido algunos movimientos en el gobierno como la renuncia del Ministro de Trabajo y que la presidente se lamentara por las víctimas que hoy se acercan a 50. ¿Puede haber cambios en los próximos días?

Lucia A: Aquí lo que persiste es una respuesta gubernamental violenta y militar a las manifestaciones populares. Hay diferentes regiones que siguen en estado de emergencia, ayer mismo una caravana que venía del interior fue detenida a la altura de Pisco. La represión militar y policial viene acompañada de una política de terruqueo que es de acusar de terrorista a cualquier opositor político. Esta política nos hace rememorar los tiempos de la Guerra Interna, donde murieron más de 69.000 peruanos. En esos tiempos se asoció al terrorismo a los habitantes de la sierra, a los campesinos y a los estudiantes y docentes de las universidades públicas. En tiempos de la dictadura de Fujimori esa calificación despojaba a los acusados de su identidad como persona. Quien recibía esa acusación no tenía ningún derecho, ni a conservar su vida.

Tramas: ¿Cómo caracterizarías el momento histórico que está viviendo Perú?

Lucia A: Creo que estamos pasando de un momento destituyente que ya lleva cinco años, caracterizado por una sucesión de golpes parlamentarios, a un momento constituyente que se está apoyando en la movilización popular y que plantea cambios en las reglas de juego. no solamente cuestionan a los que están en el poder, para que entren otros, sino que cuestiona cómo se estaba manejando el poder. Queremos otras reglas, otro pacto. Se está constituyendo una nueva fuerza política con nuevas demandas que plantean cambios estructurales.

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
Whatsapp