Cambio climático antrópico: no es ignorancia es extractivismo

Cambio climático antrópico: no es ignorancia es extractivismo

21Mar23 0 Por Tramas

En los últimos días se ha generado en el río de la Plata, una proliferación excesiva de cianobacterias, lo que afecta la costa de varias localidades y genera una amenaza sobre la salud humana y ambiental. Publicamos el comunicado de la asamblea Vecinas Autoconvocadas Humedal Urbano Génova, de la localidad de Berisso.

Cambio climático antrópico: INTENSIDAD, EXTREMISMO Y RECURRENCIA.

Estamos atravesando las consecuencias del cambio climático antrópico. No sabemos qué más puede ocurrir, porque van a seguir pasando eventos. El cambio climático antrópico se manifiesta a través de fenómenos climáticos extremos con cada vez mayor frecuencia. INTENSIDAD , EXTREMISMO y RECURRENCIA.

Olas de calor, olas de frío, un día con una temperatura máxima histórica y al día siguiente una temperatura mínima histórica (recordemos febrero de 2023), más de tres años de sequía en el 30% del territorio de Argentina que es húmedo o subhúmedo, precipitaciones históricas (recordemos la gran inundación de la Ciudad de La Plata 2/4/2013), humo por todos lados que se dispersa a más de 400 km de los focos de incendios. Claro, arden los humedales y también los bosques de La Patagonia (no los de Benetton ni los de Lewis, ni de ninguno de los terratenientes sojeros o no sojeros). Los que no fueron prendidos adrede, las tormentas eléctricas nunca vistas fueron las que encendieron la primera llama: en el Bolsón dicen que estas nunca fueron tan agresivas.

Proliferación excesiva de cianobacterias cubriendo todos los cursos de agua que no están secos, con su consecuente olor a podrido y sus toxinas que impiden que tengamos acceso a un derecho básico de la humanidad: el agua potable (recordemos que el Río de La Plata abastece de agua a la empresa ABSA, empresa que luego nos vende agua de dudosa potabilidad a gran parte de La Plata, Berisso y Ensenada. También recordemos que en el día 7/3/23 se llevó adelante una marcha vecinal multitudinaria en La Plata bajo el lema ‘sin agua no hay vida’ por el hartazgo de los cortes, la pésima calidad y las tarifas desmedidas de esta empresa corrupta.

Hoy se debieron suspender las clases en escuelas cercanas a arroyos y canales en la Ciudad de Berisso producto del olor a podrido de las cianobacterias. La proliferación excesiva de las cianobacterias tiene su origen en agentes contaminantes que son vertidos en toda la Cuenca del Plata, del Paraná e incluso más arriba: detergentes, agrotóxicos, desechos cloacales, antibióticos, lixiviados más la sequía y temperaturas EXTREMAS, RECURRENTES y CONTINUADAS.

Las políticas de mitigación al cambio climático antrópico con las que hacen campaña verde los gobiernos de turno corruptos (solo por mencionar algunos que dicen ser de partidos políticos hegemónicos distintos: Larreta en CABA y los Ministerios de Ambiente y Desarrollo Sostenible de La Nación y de la Provincia de ‘Buenos’ Aires- “TODXS JUNTOS”)- no estarían aplicándose. La realidad de los barrios muestran otra cosa: talas y mutilaciones en el arbolado público, violando las leyes y

las medidas cautelares (casos de CABA, BERISSO Y LA PLATA, solo por mencionar algunos), arrasamiento, relleno y entubamiento de canales y humedales, vía libre a empresas e industrias contaminantes, basurales clandestinos y a cielo abierto, desechos cloacales sin tratamiento desembocando en los ríos, conexiones ilegales en los arroyos y canales, privatización y cementación de espacios verdes (que más?).

Vemos INTENSIDAD, EXTREMISMO Y RECURRENCIA no solo en los fenómenos climáticos, sino también en las políticas extractivistas y en los negociados de la casta política y empresarial.

Las personas que realmente estudiamos, vivimos, nos comprometemos, defendemos y actuamos en y por el ambiente y en nuestros barrios debemos ser parte de la toma de decisiones, ejecución y control de políticas de mitigación al cambio climático antrópico.

No es ignorancia, es extractivismo.

VECINAS AUTOCONVOCADAS HUMEDAL URBANO GÉNOVA, 10 de marzo de 2023