Lucas Peralta Luna: Primera jornada del juicio

Lucas Peralta Luna: Primera jornada del juicio

21Mar23 0 Por Luís Angio

Lucas Peralta Luna murió arrollado por una camioneta en 10 de Julio de 2020  las 23.15 por Sebastián Di Pietro quien viajaba a más de 100 km/h por la Avenida Corrientes, en el barrio de Villa Crespo.

Lucas Peralta Luna. Foto: Luis Angió

El pasado jueves 16 de marzo comenzó en el Tribunal Oral en lo Criminal  N° 19, a cargo de la jueza Gabriela Mallo, secundada por Liliana Barrionuevo y Pablo Daniel Vega, jueces de este tribunal, el juicio a Sebastián Di Pietro quien el 10 del  julio de 2020 atropelló y dio muerte a Lucas Peralta Luna, en la Avenida Corrientes entre Thames y Serrano, dejándolo tendido en el pavimento sin prestarle asistencia alguna. Di Pietro viajaba a más de 100 km/h, alcoholizado y con cocaína y cannabis en sangre, según los análisis que se le hicieron en esas primeras horas del siniestro. Como el hecho fue caratulado como homicidio culposo, Di Petro estuvo unas pocas horas detenido, estando en libertad hasta la finalización del juicio. Puede tener una pena más alta dado que viajaba violando el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) que se había impuesto hacía pocos meses a causa del COVID.

Natalio Nicodemo, abogado de Sabrina Mascarello, mamá de Lucas había pedido el cambio de carátula en el proceso de instrucción, pero si bien la fiscal había determinado que era “homicidio simple” y así elevar la pena, nunca se cambió la carátula. El primer día del juicio Nicodemo solicitó sea juzgado por “dolo eventual homicidio homicidio agravado”. El fiscal Eduardo Marino pidió la calificación de “culposa agravada”.

Estrella identificando lugar del hecho. Foto: Luis Angió

LA AUDIENCIA

Las audiencias se desarrollan por zoom, ya que el tribunal en una medida absurda no permitió que fueran presenciales aduciendo justamente el aislamiento en los juicios por el COVID, algo que ya casi ningún juzgado lo aplica. Al inicio de la audiencia la Presidenta del Tribunal lo justificó por el hecho que la Sala donde se tendría que haber realizado el juicio tiene capacidad solamente para veinte personas. Lo concreto es que Sabrina no lo podrá tener frente a ella a quien mató a su hijo. Tampoco se permitió transmitir la audiencia como se hace en otros juicios por el canal del centro de Información Judicial (CIJ). Queda saber si para los alegatos y la sentencia se permitirá tomar la transmisión.

Al inicio de la audiencia tuvo la posibilidad de declarar Sebastián Di Pietro, quien hizo uso de la opción de no hacerlo, remitiéndose a lo ya declarado en la instrucción, aunque el Secretario del Juzgado leyó una carta enviada por el imputado. En la misma contó que luego del hecho estuvo tres veces internado, dos por voluntad propia y otra por indicación médica, por pancreatitis aguda por alcoholismo. Asimismo argumentó que esa noche estaba cenando con sus hijos menores cuando recibió el llamado de su hermano que se encontraba internado en el Hospital Fernández. Eso lo hizo salir apresurado, “obnubilado por la situación salí sin tomar precaución” para ir al auxilio de su hermano. Había bebido vino sin poder saber que minutos después tenía que salir con su camioneta. Que en ese trayecto se cruzó con una moto sin poder verlo en ese momento. Lo que no explicó Di Pietro es como tenía restos de cocaína y cannabis en la sangre si estaba cenando con sus hijos.

Concluyó diciendo en su carta que “pido disculpas a la familia de Lucas por lo que ocasioné, nunca fue mi intención de matar a Lucas” y que “está sufriendo desde 2020 por la depresión”. esa disculpa la hizo casi tres años después del hecho, y no cuando la familia y amigos y amigas de Lucas se encontraban todos los meses en la esquina de Av. Corrientes y Serrano para pedir justicia. Nunca la llamó a Sabrina para pedir perdón. Sus pedidos de perdón llegan muy tarde, como lo comentó al final de la audiencia la mamá de Lucas.

TESTIGOS

El primer testigo en declarar fue Reni Prado Mujica, taxista, que el día del hecho circulaba con su auto por la derecha de la Av. Corrientes entre Thames y Serrano, a la búsqueda de pasajeros, aproximadamente a las 22 hs. Casi nadie circulaba por la avenida cuando vió a una camioneta pasó a su lado a más de 100 km/h y atrás “una moto y un cuerpo deslizándose por el pavimento”. En la esquina de Serrano la camioneta impacta contra un semáforo y se detiene. “Me bajo y veo que la persona que está en el suelo no se mueve. En ningún momento escuché una frenada antes de impactar “. Detalla que Di Pietro se baja de la camioneta y estaba desorientado.

Agrega que la colisión fue por el segundo carril desde la izquierda y ya venía muy rápido desde que había cruzado Juan B. Justo. En el medio entre los carriles quedaba uno libre. Dice también que que el carril de la colisión fue el segundo porque en el primero había autos estacionados y que había iluminación normal y no había llovido.

Por último manifiesta que el nunca se acercó a ver el cuerpo de Lucas y que algunas personas rodearon a Di Pietro interrogándolo y el se sentó en la vereda.

MARY GONZALEZ

La segunda testigo fue Mary González. Comenzó diciendo que esa noche estaba trabajando en el pelotero de la pizzería de la esquina de Corrientes y Serrano. Cuando salía por la puerta de Serrano escuchó un fuerte impacto y recibió un golpe en la pierna y el pié izquierdo vió que una camioneta se había “llevado puesto el contenedor que estaba ubicado en la esquina. El impacto fue tan grande que el contenedor fue a para en la puerta de la otra pizzería que está a treinta metros”. Después contó que “vi salir al conductor de la camioneta lo más normal y al chico lo ví tirado en la calle. Por eso se encuentra hasta ahora traumada y sigue con atención psicológica. Si no hubiera impactado en el semáforo me hubiera atropellado a mi”.

Por último indicó que vio salir al conductor de la camioneta y a otra persona y que luego esta volvió a entrar y salir sacando algo pero sin precisar que. Tampoco pudo precisar que objeto la golpeó en la pierna.

CRISTIAN BENITEZ

El último testigo en declarar en esta primer jornada fue Cristian Benítez, también taxista quien se trasladaba con su vehículo por la avenida Corrientes por el lado derecho para tratar de levantar pasajeros. En esas circunstancias un  auto lo pasa a una velocidad inusual, y acota que pensó que “este chabón va a matar a alguien y ahí nomás “se lleva puesta a la moto y al chico”. Después del choque para y se baja del auto y le dice a otro motociclista que también había parado; “agárrenlo que no se escape este hijo de puta”. Cuenta que vio a Di Pietro bajarse de la camioneta como si nada hubiera pasado y tampoco lo vio preocupado. Dijo también que el no se animó a acercarse al cuerpo de Lucas. A la pregunta de la querella si había escuchado una frenada brusca dijo que no y que en ningún momento se acercó a auxiliar a Lucas.

La próxima audiencia será el jueves 23, estimando dos o tres audiencias más por la cantidad de testigo que deben declarar antes de los alegatos y la sentencia.

Sabrina, Mamá de Lucas reclamando justicia. Foto: Luis Angió

Imagen destacada: Familia y amiga/os reclamando justicia en Av. Corrientes y Serrano. Foto: Luis Angió