La orientación mental del pedófilo

La orientación mental del pedófilo

27Mar23 5 Por Alfredo Grande

Todo se dio en medio de Intrusos, cuando Celia Antonini dijo que la pedofilia es “una orientación sexual. Entonces pueden relacionarse normalmente, como cualquiera de los otros, pero el deseo sexual está puesto en menores de edad” (el patagónico.com)  La concepción que Celia tiene de la sexualidad es tiránica. La sexualidad es un vínculo que supone como todo vínculo reciprocidad. Justamente lo que no hay entre adultos y niñas/niños.  Por lo tanto, hablar de orientación sexual es homologar sexualidad con violación y además en una trama justificadora. LO grave que tal ignorancia, complicidad, estupidez y canallada, sea transmitida en cualquier medio de comunicación.  Esta Celia es una intrusa en las infancias que necesitan todo tipo de reciprocidades y no traumatismos que las marcarán toda la vida.  La pedofilia es una orientación mental, o sea, una distorsión de los mecanismos de producción de placer.  La sexualidad es vincular, mas allá de las diversas modalidades de los vínculos. Pero darle esa categoría de orientación a la más absoluta desorientación, es tan aberrante como la misma pedofilia. La concepción de normalidad que tiene la mencionada profesional, es preocupante. Pero funcional a la cultura represora, donde lo normal es amenazar, castigar, establecer mandatos y culpabilizar. La diferencia entre pedofilia y pederastia, solamente es funcional a un discurso encubridor para argumentar futuras impunidades.    Dime con que te excitas, y te diré  que eres capaz de hacer.