Internismo: en todos lados y al mismo tiempo

Internismo: en todos lados y al mismo tiempo

8Abr23 1 Por Eduardo Lucita

El renunciamiento de CFK dejó expuesto que el peronismo carece de un candidato competitivo alternativo y de un proyecto para disputar poder. La posterior decisión de Macri también sacudió el escenario político

                                                                                  

El año electoral está dejando al descubierto las debilidades de la estructura política nacional. Debilidades que se exponen en las dificultades para seleccionar candidatos en las dos grandes coaliciones que hegemonizan nuestro escenario político y al mismo tiempo la distancia de la política con la sociedad real.

Si Cristina Fernández  y Mauricio Macri se presentaran el actual desorden que prima en las dos grandes coaliciones posiblemente se ordenaría rápidamente, pero ocurre que ambos llegaron a la conclusión de no postularse. Así la carrera electoral ya parece lanzada, aunque aún sin candidatos. ¿Con qué programas?

Impactos diferentes

Los dos renunciamientos, o como se los quiera llamar, sacudieron el escenario político nacional, pero es diferente el impacto al interior de cada coalición siendo además que los dos principales referentes han asegurado que no abandonaran la política.

 En JxC se despejó la situación y ya está lanzada una dura interna entre Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta, puede haber otros candidatos (Vidal, Pichetto) pero sin mayores posibilidades. Se dice que la seguridad del triunfo es lo que estimula esta carrera por quién encabezará y se llevará los méritos. La disputa se replica en CABA, si encabezará un miembro del PRO o un radical, mientras que los pases de bando son a veces para el asombro. En Prov. de Buenos Aires la situación es también compleja, todo se decidirá en las primarias. En paralelo los varios radicalismos quieren dejar de ser el furgón de cola de la alianza y tienen sus propias aspiraciones tanto a nivel nacional como provincial. Mientras tanto Macri, busca hacer valer su liderazgo, incluso jugando la carta de los autoproclamados libertarios para que se sumen a JxC.

Muy distinto ha sido el impacto en el FdT.  El renunciamiento de CFK dejó expuesto que el peronismo carece de un candidato competitivo alternativo y de un proyecto para disputar poder. Nadie asegura el triunfo y en varios sectores campea un ánimo de derrota. Esto ha desatado una serie de presiones. Primero sobre la vicepresidenta para que se presente aunque la consideren proscripta y luego sobre  Alberto Fernández para que desista de su reelección. La disputa entre el presidente y la vice está incorporada al cuadro general y ya  no llama la atención, sin embargo sí sorprende la ausencia de límites entre las segundas y terceras líneas.

Una situación particular, pero que forma parte del todo, es la situación en Prov. Buenos Aires. El gobernador Axel Kicillof  busca la reelección. Sin embargo como es prácticamente el único que mide competitivamente en el peronismo hay sectores que lo impulsan a la candidatura presidencial y para compensar iría CFK candidata a senadora provincial. Otros sectores que ya dan por perdida la elección proponen refugiarse en la provincia, con AK y CFK candidatos, con lo que suponen retendrían el bastión que les permitiría recomponerse para más adelante.  Kicillof sería así el heredero natural, lo que disgusta a una parte del kirchnerismo, que tienen otras intenciones para el futuro.  Al mismo tiempo si el gobernador no consigue un buen resultado el futuro de esta corriente  sería un interrogante. Tal es la situación que no faltan quienes alientan a los Libertarios para que presenten candidaturas independientes, para así restar votos a JxC, ya que en la provincia no hay doble vuelta.

Mientras tanto gran apoyo político de todos los sectores del FdT con que contaba el ministro Sergio Massa se está debilitando, buscan rescatarlo como candidato competitivo, su capital ya no sería el de haber contenido la inflación sino el de haber evitado la corrida bancaria (si es que la evita). Por las dudas Daniel Scioli se ofreció a cubrir el vacío y Wado de Pedro se mantiene expectante. Las internas aparecen en el horizonte del peronismo, pero fiel a su tradición no son pocos los que prefieren un candidato de unidad.

A tal punto el centro de la política es el internismo desenfrenado que también el FIT-U entró en esta dinámica de fuerte disputa por los cargos electorales. Dejan así pasar la oportunidad que la crisis les brinda para una fuerte intervención política. Tienen a su favor que todas las encuestas hablan de la mala imagen de los candidateables de las dos coaliciones y su divorcio con las demandas y necesidades de grandes sectores sociales.

El peso de la crisis

¿Qué es lo que está en la base de este internismo desenfrenado, que por momentos semeja a una espectáculo de imágenes? (1) No otra cosa que la crisis. El país ya está en un régimen de alta inflación, las reservas son cada vez más escasas y junto con la deuda en pesos obligan a mayores concesiones, la sequía no da tregua y la deuda externa se encamina a una nueva crisis, hay bajo desempleo pero los salarios pierden día a día poder adquisitivo.  Los índices de pobreza e indigencia son crecientes. Todo bajo el acuerdo con el FMI, que está en el centro de la crisis.

La grieta es vertical

La disociación entre las disputas políticas y una realidad social que no deja dudas sobre su gravedad es ya inocultable. No hay vinculación con los problemas de la vida cotidiana de los sectores mayoritarios.  Así se explica el hartazgo frente al espectáculo que brindan los que solo parecen preocuparse por su subsistencia y el  cansancio frente a una crisis que se extiende en el tiempo,  entre otras cosas porque nadie ve una salida que los incluya.

Hay un dato que ya es insoslayable: si las dos coaliciones van a las primarias partidas no sería improbable que las PASO las gane Milei. Sería un triunfo transitorio pero que expresaría que algo profundo se está incubando.

Lo sucedido este lunes con el Ministro de Seguridad provincial Sergio Berni, por el asesinato de un colectivero es más que una señal del estado de ánimo.

*integrante del colectivo EDI –Economistas de Izquierda- 

  • En su ensayo “La sociedad del espectáculo” Guy Debord nos dice que cuando el espectáculo suplanta a la actividad genuina es el momento en que las relaciones entre mercancías suplantan a las relaciones entre la gente…